Ali Akbar Salehi, jefe de la Agencia de Energía Atómica de Irán fue entrevistado en el Canal 2 de la televisión iraní el 30 de enero, 2019. Este dijo que Irán no es un país ni rico ni pobre en lo que respecta al uranio y que está trabajando para producir Una reserva estratégica de este elemento. Dijo que las pruebas en las centrífugas IR4 e IR2M han sido completadas y hoy día pueden ser producidas industrialmente. También dijo que las centrífugas IR5, IR6, IR7 e IR8 están siendo actualmente probadas y que esto se está haciendo de conformidad al acuerdo PIDAC. Este explicó que el período de 10 años en el que el acuerdo PIDAC limita a Irán a utilizar solo centrífugas IR1 para el enriquecimiento de uranio es aproximadamente la misma cantidad de tiempo que Irán de cualquier manera hubiese necesitado para probar nuevas centrifugas y que los Estados Unidos pensó que Irán no lo haría. Disponemos de suficientes centrifugas IR1 para que nos duren por esos 10 años. Sin embargo, dijo que menos del 1% de las centrífugas IR1 se desintegran, en comparación con la tasa de fallas anterior del 40% y que hoy Irán posee 14.000 centrifugas IR1, muchas de las cuales están almacenadas, de manera que Irán tiene más que suficientes centrífugas IR1 para que duren a lo largo del período que es de 10 años.

Para ver el video de Ali Akbar Salehi en el portal MEMRI TV, pulse aquí o debajo.

“Nuestros expertos solían pensar que Irán no posee mucho uranio… incluso si no somos ricos en este aspecto, tampoco somos pobres”,

Ali Akbar Salehi: “Nuestros expertos solían pensar que Irán no posee mucho uranio, pero ante nuestros descubrimientos y la búsqueda llevada a cabo desde el aire y en tierra, puedo decirle, tal como he dicho muchas veces antes, que incluso si no somos ricos en este aspecto, tampoco somos pobres. Dado que el uranio es un material estratégico, utilizamos todos los medios a nuestra disposición y actuamos rápidamente para producir el uranio que necesitamos a una escala que se adapte a las reservas estratégicas.

[…]

“Si usted me pregunta cuál es nuestro mayor logro en materia nuclear, debo decir que es nuestro éxito en el uso de la industria nuclear y el conocimiento de forma que nos permita ser los diseñadores, diseñar reactores de investigación, somos aquellos que diseñan el reactor de Arak – para diseñar centrífugas… en la fábrica del [pastel amarillo] que ustedes vieron hoy, el diseño y la producción están a cargo de iraníes.

[…]

“La única condición establecida por el acuerdo nuclear [PIDAC] respecto a la fabricación [de la torta amarilla] era que debemos colocarle un sello al camión que transfiere el uranio desde Ardakan hacia Isfahan para que el uranio no se dirija a una ubicación diferente.

[…]

“Gracias a Alá, las pruebas en las [centrífugas] IR4 e IR2M han sido completadas. Estas fueron probadas durante más de 12 años. Hoy tenemos todos los datos y podemos fabricarlas muy fácilmente a escala industrial”.

[…]

“Nos encontramos ahora realizando pruebas en las [centrifugas] IR5, IR6 e IR7”.

“Esta es una advertencia: si ustedes no se presentan, avanzaremos en el tema por nuestra propia cuenta”

Entrevistador: “¿Se nos permite continuar con esto de acuerdo al acuerdo nuclear?”

Ali Akbar Salehi: “Sí. Se realiza dentro del marco del acuerdo PIDAC. El acuerdo PIDAC estableció limitaciones. Por ejemplo, solo podemos realizar pruebas mecánicas en una unidad IR7. Sin embargo, respecto a las unidades IR6, nosotros anunciamos – y lo reitero aquí: de que se nos permite crear una cascada [de enriquecimiento] de 20 centrífugas IR6 dentro del marco del acuerdo PIDAC.

[…]

“Nuestra única limitación es que en el período al que se hace referencia en el acuerdo PIDAC, en los primeros 10 años del acuerdo – solo podemos utilizar las centrifugadoras IR1 para enriquecer uranio. Cuando el período termine, podremos utilizar nuestras nuevas centrifugas. ¿Ven? Esta sería la limitación. Nos encontramos enriqueciendo [uranio] en este momento”.

Entrevistador: “Con las mismas 5.060 [centrifugas]?”

Ali Akbar Salahi: “Estamos enriqueciendo uranio con las mismas 5.060… Si se tuviese que detener el proceso de enriquecimiento, tendríamos que cerrar la planta de Natanz”.

[…]

“Incluso si no tuviésemos un acuerdo nuclear… olvídense del acuerdo PIDAC… llevamos 5 años realizando pruebas en una unidad IR8. Nuestro pueblo lo está probando día y noche. Si usted ve nuestra centrífuga IR8, verá que le inyectamos gas y uranio en ello produciendo el enriquecimiento de uranio. Pero no estamos comprometidos en la producción masiva de la misma. Podemos construirlos en grandes cantidades, pero luego experimentaremos el mismo problema que tuvimos con las centrífugas IR1. Cuando construimos las centrífugas IR1, el 40% de ellas se desintegraran. A medida que pasa el tiempo hemos aprendido y ahora menos del 1% [falla de esta manera]. Uno puede ver la diferencia. Por lo tanto, el tiempo de investigación y desarrollo que le asignamos a la centrifuga – después de todo, estamos operando libremente en otras áreas – es el mismo tiempo que normalmente hubiésemos necesitado para trabajar en nuestras centrifugas avanzadas para poder así producir masivamente.

[…]

“Tenemos una gran empresa, con alrededor de 700 [empleados]… Si uno incluye al personal de soporte, son más de 900 expertos que trabajan para rediseñar el reactor de Arak.

[…]

“Durante dos meses, debido a la presión que Trump está ejerciendo, el trabajo ha disminuido un poco. Mantenemos discusiones para que el grupo de trabajo [conjunto] supere este retraso. Desafortunadamente, debido a la presión que Estados Unidos ejerce, uno de los países del grupo no actúa tan rápido y son menos cooperativos de lo que solían ser. Pero le digo a nuestro gran pueblo que hemos aprendido a predecir el peor escenario y a prepararnos para ello.

“Si no desean continuar… lo anuncio a través de usted… esta es una advertencia: Si usted no se presenta, avanzaremos el tema nosotros mismos. Tenemos varias opciones al respecto. No puedo entrar en detalles más allá de ello”.

“Existen cosas que no puedo decir… durante las negociaciones, el otro lado pensó que nos estaba conduciendo hacia un callejón sin salida en muchas áreas. No entremos en este tema… una de estas áreas fue el tema de las centrífugas”

Entrevistador: “¿Declara usted un ultimátum en el tiempo que tonará, o todavía no?”

Ali Akbar Salehi: “No. Afortunadamente, el trabajo continúa, pero el ritmo se ha desacelerado. El trabajo no se ha detenido, pero esperamos que sea igual que en el pasado”.

Entrevistador: “Vi en la AIEA que a partir de noviembre anunciaron que Irán ya no produce nuevas centrífugas IR1 y que se supone no debe fabricar ni reemplazar centrífugas en mal funcionamiento. ¿Cuál es la razón de ello?”

Ali Akbar Salehi: “Tal vez digo esto por primera vez… Hay cosas que no puedo decir. Si es que llego a vivir lo suficiente, o si otros llegaran a perseguirme, quizá estas cosas serán contadas.

“Durante las negociaciones, la otra parte pensó que nos estaba llevando a un callejón sin salida en muchas áreas. No toquemos ese punto… Una de estas áreas fue el tema de las centrífugas. Antes de la implementación del acuerdo nuclear, tenía alrededor de 20.000 centrifugadoras – unos pocos cientos más o menos. Mil de esas centrífugas eran del modelo IR2M. Teníamos 19.000 centrífugas IR1, y 9.000 de ellas eran dedicadas a enriquecer uranio. Se instalaron 10.000 mil centrifugas pero no se encontraban en funcionamiento. Las 1.000 centrifugas IR2M también fueron instaladas pero no se encontraban operativas. La pregunta es por qué no estaban operativas. ¿Por qué las instalamos pero no las activamos? Estas fueron instaladas por un año o dos pero no estuvieron operativas. Pero este no es el tema de nuestra discusión ahora.

“Juntamos estas centrifugadoras de la manera más cuidadosa. Quiero que sus cámaras muestren el cuidado con lo que hicimos esto. Nuestros chicos mostraron gran dedicación a ello. Desafortunadamente, escuchamos a la gente decir que patearíamos fuera a las centrifugadoras… Esto es una falta de respeto hacia nuestro querido pueblo que trabaja en Natanz. Existen 15.000 ingenieros que trabajan en Natanz. [¿Por qué se les acusa] de apilar las centrífugas una encima de la otra? Nosotros cuidadosamente recolectamos las centrífugas. ¿Qué pensó Estados Unidos? Dijeron que en estos 7 u 8 años, deberíamos utilizar solo centrífugas IR1. Pensaron y digo esto por primera vez, que nuestras centrífugas IR1 no durarían 10 años y que tendríamos una escasez de centrifugadoras debido a la gran cantidad de fallas que tuvieron las centrifugadoras IR1. Yo dije anteriormente que el 40% de las centrifugadoras IR1 se desintegraran. Lentamente, el número se redujo a 20% y luego a 10% y nuestros equipos lo han reducido a menos de 1%. Disponemos de centrífugas IR1 para el futuro previsible, no solo durante 10 años. No necesitamos fabricar más, porque las tenemos almacenadas. Hoy poseemos 14.000 centrifugadoras IR1”.