Hablando en una conferencia de la Organización Marroquí para los Derechos Humanos, el académico egipcio-alemán Hamed Abdel-Samad pidió se detenga el intento de complacer a los islamistas y dijo que “quien desee abrazar lo heredado, junto a sus representantes y teóricos e incorporarlos en el juego de la iluminación está perpetrando un crimen”. Abdel-Samad enumeró los principios de la iluminación y dijo que las soluciones no deberían buscarse en la jurisprudencia, ya que no son “nada más que maquillaje para un cadáver”. Es como una cinta elástica, dijo: “Nos alejamos con nuestro pensamiento, pero luego nos trae de vuelta debido a nuestro miedo, a los tabúes, nuestro temor a las prohibiciones y nuestro temor a ser castigados por la ley o por la sociedad. No puede haber iluminación donde hay miedo”.

Para ver el video de Hamed Abdel-Samad en MEMRI TV, pulse aquí o debajo.

“Cuando los intelectuales me dicen: ‘La sociedad aún no ha madurado lo suficiente como para interactuar con sus ideas atrevidas’, yo siempre respondo: ‘Bueno, denme una fecha: díganme cuándo'”

Hamed Abdel-Samad: “Cuando revisamos la noción del yihad, que nos ha llevado hasta donde nos encontramos hoy día, debemos pedirles a nuestros antepasados a que rindan cuentas, por venir al norte de África y esclavizar a los seres humanos. También debemos mencionar los textos que llevaron a tal situación. ¿Quién tiene el coraje de hacer eso? Yo me enfrento a las críticas de hermanos… Para mí es natural enfrentar las críticas y las amenazas de los islamistas, pero cuando los intelectuales me dicen: ‘La sociedad aún no ha madurado lo suficiente como para interactuar con sus ideas audaces’, siempre respondo: ‘Bueno, denme una fecha. Díganme cuándo. Si es el jueves, 13 de mayo, 2035, allí estaré. Solo denme una fecha’. No debería dejársele abierto. ¿Por qué la sociedad ‘aún no ha madurado’? ¿Pudiera ser porque nadie se ha atrevido a confrontar a la sociedad con estas ideas? ¿Pudiera ser porque aquellos que se atrevieron a dar un paso adelante dieron luego dos pasos hacia atrás, porque querían iluminarse fácil y cómodamente, sin confrontaciones? Este es un gran engaño.

“No puede haber iluminación sin un choque poderoso con lo heredado. Quien quiera abrazar el patrimonio, junto a sus representantes y teóricos e incorporarlos al juego de la iluminación está perpetrando un crimen. Quienquiera que piense que algunos islamistas respaldan la iluminación está muy equivocado. No hay erizos sin púas”.

[…]

“La verdad es que todos los principios que he mencionado son inexistentes, o bien están castrados o han sido condicionados, en el Islam”

“La Iluminación posee cinco principios, el primero de los cuales es la libertad. El segundo principio son los derechos humanos, y lo digo en el sentido que figura en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y no en los derechos jerárquicos que conocemos de la herencia islámica, en el que los musulmanes poseen ciertos derechos y los no-musulmanes poseen diferentes derechos, los hombres tienen ciertos derechos y las mujeres tienen derechos diferentes. No, todos los ciudadanos poseen los mismos derechos y deberes por igual. El tercero es el principio de la tolerancia, una vez más, no en el sentido islámico, donde le permitimos ciertas cosas al Pueblo del Libro, pero no a los bahais, a los ateos o a los budistas. No. La tolerancia debe ser no jerárquica y debería aplicarse a todos. ¿Debería el hecho de que soy musulmán y pertenezco a una mayoría musulmana significar que todas las minorías deberían estar bajo mi control? No. Somos iguales ante la ley. Otro principio es el principio del pluralismo. Este principio pluralista no existe en el Islam. Lo digo claro y con fuerza. La verdad es que todos los principios que he mencionado son inexistentes, o bien están castrados o están condicionados, en el Islam”.

[…]

“También existen soluciones jurisprudenciales, que uno debe olvidar por completo: Estas no son nada más que maquillaje para un cadáver, son como pintar las paredes de un edificio que está a punto de colapsar”

“Todos están tratando de escabullirse de este lío a su manera. Hay soluciones iluminadas, tales como las ofrecidas por Said Nacheed, Rachid Aylal, Ahmen Assid o Mohammed Lamsiah. También existen soluciones jurisprudentes, que deben ser olvidadas por completo. Estas no son más que la reconstrucción estética de un cadáver. Son como pintar las paredes de un edificio que está al borde del colapso. No pierdan el tiempo con aquellos que intentan hacer esto, porque se esfuerzan por salvar su pellejo y no por alcanzar la iluminación

[…]

“Pueden estar seguros de que no importa cuánto lo intentes, nunca complacerás a los islamistas. Y los islamistas nunca estarán contentos contigo hasta que sigas al pie de la letra su credo… Cualquiera que intente engañar y esquivar la claridad con el propósito de complacer a otros – no sucederá. Te usarán para su causa y luego te arrojarán un hueso.

[…]

“Es imperativo confrontar a nuestros antepasados y sus textos [religiosos]. Debemos abrir todos los problemas complejos, de una vez por todas”.

[…]

“El trabajo del intelectual no es salvar al Islam, o encontrar una salida cómoda para el fanático creyente”

“Nuestra meta no es salvar el Islam. Los creyentes pueden salvar su fe personal, absteniéndose de mezclarla en la política y las leyes. El trabajo del intelectual no es salvar el Islam, o encontrar una salida cómoda para el fanático creyente. El fanático creyente debe encontrar su propia solución, cuando de un solo tirón se nos retira la alfombra de nuestros pies, en legislación y en la política. Pero mientras las observemos y les demos la impresión de que son fuertes y nosotros somos los débiles, ellos continuarán con esto.

[…]

“Todos y cada uno de nosotros nacimos dentro de una determinada religión, o en ninguna religión en lo absoluto, por mera coincidencia de la genética y la geografía, sin embargo, seguimos dando vueltas a esa coincidencia, como si estuviésemos atados a ello por una cinta elástica – cada vez que tratamos de alejarnos de ello, somos traídos de vuelta y nos abofetea con la tal cinta elástica. Es como una cinta elástica. Nos alejamos con nuestro pensamiento, pero luego nos arrastra de vuelta debido a nuestro miedo, a los tabúes, a nuestro temor a lo prohibido y a ser castigados por la ley o por la sociedad. No puede haber iluminación donde existe el temor”.

Compartir
Artículo anteriorPor favor apoye nuestra Campaña de Verano 2018
Artículo siguienteYihadistas de habla alemana piden a sus ‘hermanos’ unirse a ellos y emprendan el yihad en Siria
El Instituto de Investigación de Medios de Información del Medio Oriente (MEMRI) explora el Medio Oriente a través de los medios informativos de la región. MEMRI establece un puente entre el vacío idiomático existente entre Occidente y el Medio Oriente, proporcionando traducciones oportunas de los medios árabes, hebreos y farsi, así como un análisis genuino de las tendencias políticas, ideológicas, intelectuales, sociales, culturales y religiosas del Medio Oriente. Fundado en Febrero de 1998 para informar sobre el debate de la política estadounidense en el Medio Oriente, MEMRI es una organización 501 (c)3, independiente, no partidista, sin fines de lucro. MEMRI mantiene oficinas en Berlín, Londres y Jerusalén y traduce su material al inglés, alemán, italiano, francés, hebreo, español, turco y ruso.