Combatir el terrorismo en el 2018 es muy diferente de lo que fue hace 20 años cuando MEMRI fue dado a conocer. La utilización de tecnologías de cifrado en los ataques estilo “lobo solitario”, el terrorismo local y los terroristas han cambiado drásticamente el panorama. En varios casos, las investigaciones por parte de MEMRI han resultado en la frustración de ataques terroristas inminentes, llevando incluso a enjuiciar penalmente a terroristas acusados ​​en los Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, Bélgica y Francia.

Todos los días, durante las últimas dos décadas, MEMRI ha trabajado incansablemente en sociedad con las autoridades, funcionarios contraterrorismo y las agencias gubernamentales, incluyendo la TSA, las fuerzas del orden público, ejércitos y otros, para prevenir estos ataques. Mientras las ya establecidas organizaciones terroristas tales como el Estado Islámico (EIIS), Al-Qaeda, Hezbolá, Hamas y muchas más y los grupos terroristas emergentes han ampliado su presencia y uso en la red y las redes sociales, la necesidad de MEMRI en ampliar sus investigaciones y sus traducciones también ha crecido exponencialmente.

A 17 años después del 11-S, MEMRI posee hoy los mayores archivos de contenido yihadista disponibles en el mundo, incluyendo extensas traducciones históricas de discursos yihadistas y de amenazas y miles de otros documentos que catalogan la ideología, planificación, capacidades y la hostilidad yihadista hacia Occidente. Las donaciones que recibe MEMRI sostienen y expanden directamente estas investigaciones, confiables para los gobiernos de Estados Unidos y Occidente, ejércitos, las fuerzas del orden público y las agencias de inteligencia todos los días del año. MEMRI comparte de manera rutinaria la información que abarca sobre los yihadistas en todo los Estados Unidos con las autoridades de los 50 estados y con todas las filiales del ejército estadounidense.

EL LÍDERAZGO DE MEMRI EN LAS INVESTIGACIONES SOBRE EL TEMA DEL TERRORISMO COMENZÓ MUCHO ANTES DEL 11-S

MEMRI traducía las declaraciones y discursos de Osama bin Laden muchos años antes del 11-S destacando la creciente amenaza y, lo más importante, satisfaciendo una necesidad que el gobierno de los Estados Unidos con su escasez de traductores incluso en la actualidad no podría realizar. MEMRI rastreaba el uso terrorista de Internet y su presencia en la red mucho antes de que cualquier otra organización de investigaciones lo hiciera. Fue el primero en crear conciencia sobre las actividades generalizadas del EIIS en la aplicación de mensajería cifrada en la plataforma Telegram; el primero en centrarse en foros, portales y redes sociales y cuentas de mensajería y aplicaciones pertenecientes a Hezbolá, Hamas y a otras ya designadas organizaciones terroristas; y el primero en sonar la alarma sobre la necesidad de CVE – Contrarrestar el Extremismo Violento – en la red, mucho antes de que ese término fuese acuñado.

Aunque otros grupos e individuos, incluyendo entidades con fines de lucro, pueden imitar la labor que MEMRI realiza, la calidad de las traducciones y los análisis de MEMRI no tienen parangón. En contraste con las traducciones parciales de otros portales, las traducciones completas de MEMRI brindan el contexto vital para entenderlas. La reciente traducción y publicación por parte de MEMRI del discurso completo del escurridizo líder del EIIS Abu Bakr Al-Bagdadí, por ejemplo, en la que amenazó a Estados Unidos, Canadá y Rusia y llamó a los partidarios del EIIS a llevar a cabo ataques utilizando armamento, bombas, cuchillos y autos, contrasta con la traducción de otras organizaciones y la publicación de extractos seleccionados de sus declaraciones.

El Proyecto Supervisión a la Amenaza Terrorista y Yihad de MEMRI (PSATY) investiga la ideología yihadista y las organizaciones islamistas que amenazan a Occidente junto al monitoreo de los grupos que educan y predican el yihad y el martirio en mezquitas, escuelas y medios de comunicación. En la década desde su lanzamiento, el PSATY ha analizado el terrorismo islamista y el extremismo violento alrededor del mundo. El PSATY monitorea las amenazas estratégicas, tácticas, ideológicas, militares, convencionales y no-convencionales inminentes y potenciales planteadas por las diversas organizaciones terroristas y extremistas violentas, tales como el EIIS y Al-Qaeda, para la seguridad pública y la seguridad nacional estadounidense y de Occidente. Las traducciones y análisis del PSATY son extraídos de canales de inteligencia abiertos y de los protegidos por contraseña, los cuales son analizados las 24 horas del día. Si bien la mayoría de las investigaciones del PSATY son puestas a disposición del público en general, los informes más confidenciales son compartidos únicamente con ciertas entidades gubernamentales junto a los organismos de aplicación de las leyes y de inteligencia estadounidenses y sus contrapartes en Occidente.

El Proyecto Laboratorio Cibernético y Yihad de MEMRI (LCY), lanzado en el 2013, supervisa, monitorea, rastrea y traduce material de grupos de piratas informáticos yihadistas y sus actividades y estudia a otros yihadistas en las redes sociales y dentro la red, con un enfoque en el uso de las tecnologías de cifrado. En este último año, el LCY informó sobre una “lista de asesinatos” junto a información que identifica a cientos de ciudadanos canadienses, estadounidenses y australianos las cuales fueron enviadas a salas de chat seguras por grupos de piratas cibernéticos partidarios del EIIS. MEMRI inmediatamente les comunicó esta investigación a las autoridades. Expertos del Proyecto LCY han visitado las oficinas de Google, Twitter y otras compañías tecnológicas para informarles acerca de las investigaciones de MEMRI y explorar los pasos que se pueden tomar para interrumpir estas actividades de pirateo en el ciberespacio

SUS DONACIONES HACEN POSIBLE QUE MEMRI ASISTA A LOS GOBIERNOS DE OCCIDENTE Y DE LOS ESTADOS UNIDOS A LUCHAR CONTRA EL TERRORISMO

El trabajo de MEMRI tiene un impacto directo sobre los esfuerzos que realizan los gobiernos de Occidente y los Estados Unidos para derrotar al terrorismo. Todos los días, el altamente capacitado personal de MEMRI traduce y analiza con precisión material abierto que incluyen sermones, discursos y mucho más de los medios impresos, medios de difusión, los medios de comunicación en la red junto a los de las redes sociales. Todos los días, MEMRI recibe y cumple con las solicitudes del gobierno estadounidense, el ejército, los servicios policiales y las agencias de inteligencia, así como también los gobiernos de Occidente, para sus investigaciones. Todos los días, MEMRI pone sus investigaciones a disposición de los medios de comunicación, al mundo académico y al público en general, haciendo posible una comprensión mucho más completa y total de los desafíos planteados por el movimiento yihadista mundial, desafíos que van desde la lucha contra el terrorismo hasta el promover reformas y derechos humanos.

Sus donaciones a MEMRI tienen un gran impacto en la lucha contra el terrorismo y el extremismo.

MEMRI DEPENDE DE SU APOYO PARA CONTINUAR ESTA LABOR

MEMRI depende de sus donantes para mantener este esfuerzo. Necesitamos de su apoyo hoy. Por favor done a través de la red o enviando un cheque por correo a MEMRI, P.O. Box 27837, Washington, DC 20038-7837.

Con nuestra más profunda gratitud