Shireen M. Mazari es la ministra federal de derechos humanos en el gobierno del Primer Ministro de Pakistán Imran Khan, que asumió el cargo el 18 de agosto, 2018. Mazari ha sido analista, columnista, editora, legisladora y directora general en temas de defensa del Instituto de Estudios Estratégicos en Islamabad. Ella es una líder clave en el partido Tehreek-i-Insaf (PTI) de Imran Khan en Pakistán. Este escrito le hace un seguimiento a sus puntos de vista sobre Irán, Estados Unidos e Israel.

Ex-editora y ahora Ministra Shireen Mazari.

“Pakistán no puede permitirse alienar a Irán”

En abril, 2017 una publicación pakistaní al estilo blog titulada “¿Está tratando Shireen Mazari difundir la influencia iraní en Pakistán?” observó: “Ahora solo existe una persona [Shireen Mazari] quien se encuentra trabajando vehementemente en contra de [la política pro-saudita de Pakistán] y la persona es parte de un partido [el PTI] que tiene un caso de financiación extranjero de hindúes y judíos junto a seguir intentando esconderse detrás del meollo esencial constitucional en lugar de proveer detalles al ECP [la Comisión Electoral de Pakistán]”.[1]

El argumento del blog sobre el financiamiento extranjero siguió a acusaciones en la prensa pakistaní por uno de los miembros fundadores de PTI Akbar S. Babar, de que el partido liderado por Imran Khan había recibido fondos de los lobbies judíos e hindúes en los Estados Unidos, especialmente del estadounidense Barry C. Schneps y el hindú nacido en los Estados Unidos Indor Dosanjh.[2]

En un seminario en el 2014, Shireen Mazari, quien para ese momento era secretaria de información del PTI, criticó la postura pro-saudita de Pakistán sobre Irán, Siria y Bahréin, diciendo: “Pakistán debe buscar relaciones cordiales con todos los países vecinos, incluyendo Irán. Pakistán no puede permitirse alienar a Irán. El actual gobierno [dirigido por el entonces primer ministro Nawaz Sharif] ha desarrollado de repente una nueva política sobre Siria y Bahréin”.[3]

Ella agregó: “Estados Unidos siempre habla sobre el promover la democracia, pero apoya una política totalmente diferente en el Medio Oriente. Debemos revisar nuestra política exterior, ya que Arabia Saudita actúa desde la posición de una agenda específica [estadounidense]. Pakistán no debería ser parte en esta agenda y nosotros debemos establecer relaciones cordiales con todos los vecinos como India, Irán y Afganistán”.[4]

“Irán ha sido el equilibrio contra las acciones de Estados Unidos por sus nuevos diseños imperialistas contra el mundo musulmán”

Un mapa, tuiteado por Shireen Mazari, que muestra a Irán rodeado por las bases militares estadounidenses

En abril, 2018 Shireen Mazari, la entonces miembro del parlamento paquistaní, dijo en un seminario en Islamabad: “Irán ha sido el único poder en la región que ha podido resistir la nueva fuerza del imperialismo estadounidense”.[5] Ella criticó “la totalidad del drama de llevar la democracia a los estados árabes” y dijo: “Luego vimos la total desintegración de los fuertes nacionalistas no-monárquicos sino autocráticos estados árabes comenzando con Irak, Egipto, Libia y donde sea que miren todos aquellos estados que han sido autocráticos pero no-monárquicos fueron hechos paso a paso para que se desintegren”.[6]

“En este torbellino y caos, el único país que se opuso al poderío estadounidense fue Irán”, dijo ella y agregó: “El diseño que Estados Unidos estaba implementando fue resistido por Irán”.[7] Shireen Mazari criticó la postura pakistaní sobre la alianza militar liderada por Arabia Saudita contra Yemen, preguntando: “Si esta alianza es contra el terrorismo, entonces ¿por qué no se incluyó a uno de los países que luchó contra el terrorismo en el mundo musulmán, especialmente contra Daesh [el Estado Islámico, o EIIS], siendo este Irán, en la alianza?”[8]

El legislador dijo: “Existen muchas preguntas pendientes sobre el papel de Pakistán cuando la amenaza se acerca al país” y agregó: “Irán ha sido el equilibrio contra el movimiento estadounidense por sus nuevos diseños imperialistas contra el mundo musulmán y con la llegada de John Bolton, tanto Irán como Pakistán se verán amenazados”.[9]

“¿Qué deberíamos haber hecho? Al menos garantizamos que la embajada estadounidense [en Islamabad] se redujo recíprocamente de tamaño”

Mazari observó en una columna del 28 de julio, 2016: “[Cuando se le compara con Pakistán] los estados económicamente más débiles y físicamente más pequeños tales como Cuba han afirmado su respeto propio y dignidad en todos los continentes mientras se ven amenazados por un agresivo e imperial Estados Unidos de América: apenas a 100 kilómetros de sus costas y ocupando un trozo de territorio cubano en la forma de la Bahía de Guantánamo”.[10]

“Hoy, aquí estamos en Pakistán siendo abusados a voluntad por los Estados Unidos, debido a nuestro gran vecino India, por nuestro débil y más pequeño vecino Afganistán…” dijo ella, señalando que en el pasado: “Nosotros también desafiamos a los Estados Unidos y adquirimos nuestras capacidades nucleares a pesar de ser el estado más sancionado en contra de ello”.[11] Ella agregó: “¿Qué deberíamos haber hecho? Al menos aseguramos que la Embajada estadounidense [en Islamabad] se reduzca a un tamaño recíproco en lugar de convertirse en la mayor base de contratistas militares y la CIA en el mundo, tal vez dejarle de dar acceso a todo congresista que aterriza en Islamabad”.[12]

El 9 de mayo, 2018 unos 4 meses antes de convertirse en ministra federal de Pakistán, Shireen Mazari tuiteó un mapa en el que señalaba la ubicación de las bases militares estadounidenses en el Medio Oriente para aclarar que las bases rodeaban a Irán. Junto a la imagen, escribió: “Las bases estadounidenses en Irán: si este mapa (véase arriba) es correcto, los gobiernos de Pakistán han estado mintiéndole a la nación al negar que Estados Unidos tiene alguna base en suelo pakistaní y nuestros medios han estado silentes señalando tal vez una pasiva complicidad?”[13]

A comienzos de marzo, 2018 Shireen Mazari, hablando como legisladora y directora general del Instituto de Estudios Estratégicos con sede en Islamabad, acusó al gobierno pakistaní de haber calculado mal su relación con los Estados Unidos. Ella dijo: “Pakistán ha estado actuando en contra de sus propios intereses en el región solo para servirle a los Estados Unidos y esto debería llegar a su fin ya… El surgimiento de India como potencia regional, el aislamiento de Irán y la contención de China son los principales intereses estadounidenses en el Sudeste Asiático… Nuestros intereses nacionales no convergieron con los intereses estadounidenses… Estados Unidos nunca puede ser un aliado estratégico natural de Pakistán”.[14]

“¿Cómo garantiza Pakistán que los agentes encubiertos estadounidenses que entren sin respetar ninguna formalidad migratoria no son también ciudadanos israelíes? Después de todo, muchos viajan con pasaportes no-israelí”

En el 2009, Shireen Mazari se convirtió en editora del diario La Nación. En una columna, escribió un análisis de las relaciones emergentes entre Israel e India, señalando: “Luego del 11-S el factor israelí siempre ha estado encubiertamente presente en Afganistán debido a que Israel fue uno de los primeros países en moverse hacia el sector energético de los estados de Asia Central luego de la desaparición de la Unión Soviética… Israel ha sido un importante contribuyente al perfil de defensa de India, incluyendo cooperación en la producción de equipos de defensa”.[15]

Ella señaló: “[Luego llego] el contrato de $1.1 billones entre India e Israel… para dotar un sistema de defensa aérea mejorado en India. El sistema, producido por Israel, está diseñado para uso naval, a bordo de naves y puede derribar misiles disparados hacia este, naves aéreas y aviones no tripulados tipo dron. Esto aumentará la capacidad de defensa antimisiles de India, desestabilizando aún más el equilibrio nuclear en el Sudeste Asiático. Por lo tanto, es evidente que Pakistán tendrá que aumentar sus sistemas de lanzamiento de armas nucleares y ojivas…”[16] Ella agregó: A través de este acuerdo, Israel obtendrá más acceso naval a través de India en las inmediaciones de Pakistán e Irán. En cualquier fecha futura, será mucho más factible para Israel atacar a Irán desde el mar”.[17]

Shireen Mazari pidió “simplemente mejorar nuestra dinámica estratégica con Irán” con el fin de verificar lo que llamó el “factor israelí” y señaló: “¿Cómo asegura Pakistán que agentes encubiertos estadounidenses que entren sin cumplir ninguna formalidad de inmigración tampoco sean ciudadanos israelíes? Después de todo, muchos viajan con pasaportes no-israelíes. ¿Cómo sabemos que nuestro intercambio de información con los Estados Unidos no se realiza en Nueva Delhi y Tel Aviv?”[18]


[1] CriticwithLogic.wordpress.com, 4 de abril, 2017. El texto original en inglés de las citas utilizadas en este informe ha sido ligeramente editado para mayor claridad y estandarización.

[2] The Express Tribune (Pakistán), 4 de octubre, 2015.

[3] Shiitenews.com, 31 de marzo, 2014.

[4] Shiitenews.com, 31 de marzo, 2014.

[5] Iran-daily.com (Irán), 4 de abril, 2018.

[6] Iran-daily.com (Irán), 4 de abril, 2018.

[7] Iran-daily.com (Irán), 4 de abril, 2018.

[8] Iran-daily.com (Irán), 4 de abril, 2018.

[9] Iran-daily.com (Irán), 4 de abril, 2018.

[10] The News (Pakistán), 26 de julio, 2016.

[11] The News (Pakistán), 26 de julio, 2016.

[12] The News (Pakistán), 26 de julio, 2016.

[13] Twitter.com/ShireenMazari1, 9 de mayo, 2018.

[14] Arabnews.com (Arabia Saudita), 19 de marzo, 2018.

[15] Nation.com.pk (Pakistán), 11 de noviembre, 2009.

[16] Nation.com.pk (Pakistán), 11 de noviembre, 2009.

[17] Nation.com.pk (Pakistán), 11 de noviembre, 2009.

[18] Nation.com.pk (Pakistán), 11 de noviembre, 2009.

Compartir
Artículo anteriorResumen del fin de semana del Proyecto Supervisión a la Amenaza Terrorista y Yihad (PSATY)
Artículo siguienteAyude a MEMRI a expandir sus investigaciones para combatir el terrorismo
El Instituto de Investigación de Medios de Información del Medio Oriente (MEMRI) explora el Medio Oriente a través de los medios informativos de la región. MEMRI establece un puente entre el vacío idiomático existente entre Occidente y el Medio Oriente, proporcionando traducciones oportunas de los medios árabes, hebreos y farsi, así como un análisis genuino de las tendencias políticas, ideológicas, intelectuales, sociales, culturales y religiosas del Medio Oriente. Fundado en Febrero de 1998 para informar sobre el debate de la política estadounidense en el Medio Oriente, MEMRI es una organización 501 (c)3, independiente, no partidista, sin fines de lucro. MEMRI mantiene oficinas en Berlín, Londres y Jerusalén y traduce su material al inglés, alemán, italiano, francés, hebreo, español, turco y ruso.