El 6 de agosto, 2018 la cuenta Twitter saudita Infographic_ksa tuiteó la imagen de un avión de Air Canada que parecía dirigirse hacia la Torre CN en Toronto, en una aparente indirecta a los ataques del 11-S del 2001, acompañado por el texto en inglés: “Metiendo sus narices donde no le corresponden” Tal como dice el refrán árabe: “El que interfiere con lo que no le concierne encuentra lo que no le agrada”. El tuit fue duramente criticado y la cuenta tuiteó disculpas; sin embargo, las autoridades sauditas ordenaron el cierre de la cuenta.

El tuit se produjo ante el incremento sin precedentes de la tensión entre Arabia Saudita y Canadá la semana pasada. A esto le siguen las críticas de los diplomáticos canadienses sobre los continuos arrestos de activistas sociales y de derechos humanos en Arabia Saudita, entre ellos Samar Badawi, ganadora del Premio Internacional Mujeres de Coraje otorgado por el Secretario de Estado estadounidense[1] y hermana del activista social y bloguero Rai’f Badawi, quien fue arrestado en el 2012 y ha estado detenido desde ese entonces. Cabe señalar que la esposa de Rai’f Badawi Ensaf Haidar y sus tres hijos recibieron la ciudadanía canadiense en julio, 2018.[2] Las detenciones fueron criticadas por la Canciller canadiense Chrystia Freeland y por el embajador de Canadá en Arabia Saudita Dennis Horak, quien pidió la liberación inmediata de todos los detenidos.[3]

En respuesta, la cancillería saudita declaró al Embajador Horak persona no grata y le ordenó que abandonara el país en 24 horas. También anunció la “congelación de todas las nuevas transacciones comerciales y de inversión entre el Reino de Arabia Saudita y Canadá” y que “el Reino de Arabia Saudita se reserva el derecho de tomar medidas adicionales”.[4] Un anuncio de la cancillería saudita declaró: “Arabia Saudita nunca permitirá que ningún país interfiera en sus asuntos internos y no cumplirá con los dictados de ningún país”. Agregó que “ve la posición canadiense como un ataque que requiere de una respuesta firme que disuada a otros a dañar y perjudicar su soberanía”.[5]

El siguiente informe examina el controvertido tuit, los antecedentes y el desarrollo de los eventos que le siguieron.

@ Infographic_KSA Amenaza terrorista contra Canadá

Tal como se dijo, el 6 de agosto, 2018 @Infographic_ksa publicó un tuit amenazando con un ataque terrorista al estilo 11-S contra Canadá. Al otro lado de la imagen de un avión de Air Canada que aparentemente se dirigía hacia la Torre CN de Toronto, decía en inglés: “¡Metiendo las narices donde no les corresponde!”, Tal como dice el refrán árabe: “El que interfiere con lo que no le concierne encuentra lo que no le agrada”.[6]

El tuit @Infographic_ksa. (Fuente: Twitter.com/@infographic_ksa, 6 de agosto, 2018)

El tuit fue duramente criticado y el mismo día, la cuenta publicó un tuit de disculpa. Este declaró que la imagen que habían tuiteado era “inapropiada” y que la había eliminado. Se suponía que el avión representara el regreso del embajador canadiense a su país. También hizo hincapié en que lamentaba cualquier daño que pudiera haber causado.[7] A pesar de las disculpas, el Ministerio de Medios de Comunicación saudita ordenó “al propietario de la cuenta” que la cerrara hasta que “se completen las investigaciones”.[8] La cuenta ya no se encuentra activa.

Existen una serie de hipótesis sobre quién está detrás de @Infographic_ksa. Elementos anti-sauditas apuntaban a una conexión entre este y Saud Al-Qahtani, un asesor principal de la Corte Real Saudita.

Anuncio del Ministerio de Medios de Comunicación de Arabia Saudita a la orden de cerrar @Infographic_ksa (Fuente: Twitter.com/media_ksa, 6 de agosto, 2018)

Cancillería de Arabia Saudita en referencia a las críticas de diplomáticos canadienses: “Un ataque… que requiere de una respuesta firme”

Tal como se señaló la semana pasada, la tensión entre Arabia Saudita y Canadá alcanzó un nivel sin precedentes debido a la continua represión por parte de Arabia Saudita contra activistas sociales y de derechos humanos. Todo esto tras la crítica de los diplomáticos canadienses a las continuas detenciones de activistas sociales y de derechos humanos en Arabia Saudita, incluyendo a Samar Badawi, hermana del activista social y bloguero Ra’if Badawi, quien fue arrestado en el 2012 y ha estado detenido desde ese entonces.

La Canciller canadiense Chrystia Freeland y la Embajada de Canadá en Arabia Saudita tuitearon su condena al arresto de la Sra. Badawi y al arresto de otros activistas. Del mismo modo, el embajador de Canadá en Arabia Saudita Dennis Horak, hizo un llamado a las autoridades sauditas para que “liberen de inmediato” a todos los activistas de derechos humanos, desatando de esta manera la ira en el reino.[9] En respuesta a las críticas de los diplomáticos canadienses, la cancillería saudita declaró al Embajador Horak persona no grata y le ordenó que abandonara el país en 24 horas, y anunció la “congelación de todas las nuevas transacciones comerciales e inversiones entre el Reino de Arabia Saudita y Canadá” y que “el Reino de Arabia Saudita se reserva el derecho de tomar medidas adicionales al respecto”.[10] Del mismo modo, la aerolínea nacional saudita Saudi Arabian Airlines anunció que cancelaba todos los vuelos hacia y desde Canadá.[11]

En un anuncio, la cancillería saudita dijo que las declaraciones canadienses no estaban basadas en hechos y que constituían “una gran interferencia en los asuntos internos de Arabia Saudita” y “una violación de las prácticas internacionales y de los pactos internacionales que regulan las relaciones entre países”. Este agregó que “Arabia Saudita nunca permitirá que ningún país interfiera en sus asuntos internos y no cumplirá con los dictados de ningún país” y que “ve la posición canadiense como un ataque que requiere de una respuesta firme que disuada a otros entes de dañar y perjudicar su soberanía”.[12]

Muchos elementos árabes anunciaron que estaban del lado de Arabia Saudita en contra de la injerencia de Canadá en sus asuntos internos. Entre ellos se encontraban la Liga Árabe, los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, la Autoridad Palestina, el Presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud ‘Abbas y el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) con la excepción de Qatar, que dijo que no apoyaba el anuncio.[13]

Portada del diario saudita Al-Jazirah, 7 de agosto, 2018: “Línea Roja”. El mismo mensaje apareció en muchos artículos en la prensa saudita ese mismo día.


[1] CNN.com, 6 de agosto, 2018.

[2] Thestar.com, 1 de julio, 2018.

[3] Twitter.com/CanadaFP, 3 de agosto, 2018; Twitter.com/CanEmbSA, 5 de agosto, 2018.

[4] Twitter.com/KSAmofaEN, 5 de agosto, 2018.

[5] Al-Jazirah (Arabia Saudita), 6 de agosto, 2018.

[6] Este dicho está basado en un hadith por Al-Tirmidhi de Abu Hurayrah (Hadith 2318), según el cual el Profeta Mahoma dijo que parte del comportamiento de un buen musulmán es no interferir en asuntos que no le conciernen. Al-Albani determinó que este es un hadith confiable. Islamqa.info, 12 de enero, 2007.

[7] Twitter.com/@infographic_ksa, 6 de agosto, 2018.

[8] Twitter.com/media_ksa, 6 de agosto, 2018.

[9] Twitter.com/CanadaFP, 3 de agosto, 2018; Twitter.com/CanEmbSA, 5 de agosto, 2018.

[10] Twitter.com/KSAmofaEN, 5 de agosto, 2018.

[11] Twitter.com/SaudiNews50, 6 de agosto, 2018.

[12] Al-Jazirah (Arabia Saudita), 6 de agosto, 2018.

[13] Alarabiya.net, Alaraby.co.uk, 6 de agosto, 2018; Twitter.com/media_ksa, 7 de agosto, 2018.