Introducción

La historia del acuerdo de reconciliación entre palestinos es un “Rashomon” de versiones contradictorias e interpretaciones. Hoy día, un mes después de la ceremonia de reconciliación, los detalles del acuerdo siguen siendo inciertos. El único elemento indiscutible es el documento de entendimiento que acompaño al acuerdo, es una copia inicial que fue publicada en la prensa árabe y palestina. En cuanto al documento a los que estos entendimientos se refieren – es decir, el acuerdo en sí mismo – su contenido exacto no está claro y no parece haber un acuerdo tácito en abstenerse a darlo a conocer oficialmente. En este contexto, las distintas versiones del acuerdo y sus detalles han sido publicados y pueden haber deliberados intentos de engaño.

Aparentemente, el objetivo principal del acuerdo entre los palestinos fue hacer una demostración de unidad a cualquier precio, a pesar de los desacuerdos entre las partes, con el fin de promover la iniciativa diplomática palestina prevista para septiembre, 2011 – aunque hay personas en ambos bandos que dudan de la eficacia de esta iniciativa diplomática.

Un examen de los acuerdos entre las dos partes sugiere que, a corto plazo, Fatah ha ganado la partida. El acuerdo, formulado en el contexto de las revueltas en el mundo árabe, reunió la demanda de la población palestina de poner fin al cisma Fatah-Hamas, liberando así a la Autoridad Palestina y a la OLP de esta presión pública, que se centró principalmente en ellos. Por otra parte, a pesar de que Fatah le ha otorgado a Hamas una participación en el gobierno, el último ha hecho una serie de concesiones: Se ha decidido que, hasta que se celebren las elecciones, un gobierno de tecnócratas – en lugar de un gobierno de unidad – será establecido, que, contra la demanda anterior de Hamas, no se ocupará de los asuntos diplomáticos. Por otra parte, mientras el Presidente de la AP, Mahmoud ‘Abbas dirigirá las negociaciones con Israel el próximo año, en su caso. También se ha acordado que el marco del liderazgo interino – un órgano compuesto por representantes de todas las facciones palestinas que manejara los asuntos diplomáticos en el próximo año – no infringirá sobre la autoridad de la OLP.

Las partes también han acordado que el próximo año – hasta que se celebren las elecciones a la presidencia, el Consejo Legislativo Palestino (CLP) y el Consejo Nacional Palestino (CNP) – se mantendrá la seguridad y el status quo político. Según algunos informes, Hamas ha concedido a la OLP un año más para continuar las negociaciones con Israel, durante el cual mantendrá el tahdiya (la calma) y se abstendrá de disparar cohetes contra Israel desde la Franja de Gaza.

De acuerdo con altos funcionarios de Hamas, estas concesiones por parte de Fatah están destinadas a facilitar la iniciativa palestina de buscar el reconocimiento de la ONU para un estado palestino independiente en septiembre, eliminando el principal obstáculo a esta iniciativa, es decir, el cisma entre Fatah y Hamas. Hamas ha expresado su disposición a aceptar un estado en las fronteras de 1967, presentando esto como una etapa intermedia en el proceso de eliminación de Israel y como una estrategia aprobada por el ex líder de Hamas Sheikh Ahmed Yassin. Al mismo tiempo, funcionarios de Hamas han hecho hincapié en que el estado palestino no será establecido por la ONU, sino sólo a través del Jihad.

Aparentemente, Hamas considera que la cooperación con Fatah le servirá en el largo plazo, debido a que la aplicación del acuerdo y el resultado de las elecciones producirán un cambio profundo en la composición del liderazgo palestino y en su estrategia. Por otra parte, totalmente integrado en el gobierno palestino, el PLC y la OLP, Hamas obtendrá la legitimidad internacional que ha estado buscando desde que tomó el control en Gaza. Hamas minimizó la importancia de sus concesiones haciendo hincapié en que las negociaciones entre la OLP e Israel están destinadas de cualquier forma al fracaso, lo que obligará a los palestinos a crear una nueva estrategia en relación con Israel. El movimiento también explicó que su compromiso temporal con el tahdiya no significa que ha optado por la paz y el abandono de la resistencia.

Es de destacar que, junto con la participación del gobierno de Egipto, la Hermandad Musulmana de Egipto jugó un papel clave en la negociación del acuerdo. En una declaración que él emitió, el guía general del movimiento, Mohamed Badi’, relató que los representantes de las facciones palestinas se habían reunido en la nueva sede de la Hermandad Musulmana en Muqattam y habían llegado a un acuerdo en sólo cuatro días. [1] La participación de la Hermandad Musulmana puede ser considerada como una de las reflexiones de la cooperación entre este movimiento y el gobierno de Egipto post-revolución, sino que también puede ser visto como un intento por parte de la Hermandad Musulmana de restringir su rama palestina, Hamas, con el fin de mejorar su propia imagen en adelanto a las elecciones egipcias. Hamas, por su parte, puede estar preocupado por el posible colapso del régimen sirio. Estos temores pueden haberle incitado a depender más de la nueva administración egipcia y de la Hermandad Musulmana egipcia.

El acuerdo fue firmado en medio de un profundo desacuerdo entre las partes. La mayoría de los puntos de contención no se resolvieron en el propio acuerdo sino que fueron aplazados para su discusión en una fecha posterior, algunos de ellos serán discutidos sólo después de las elecciones en un año. Estas disputas y el hecho de que el acuerdo no se ha hecho público, así como también las declaraciones contradictorias e interpretaciones dadas por los portavoces de los dos movimientos después de su firma, arrojan serias dudas sobre las posibilidades de éxito del acuerdo.

Este informe tratará de determinar qué documentos han firmado las partes, cuales son los objetivos de la reconciliación y qué acuerdos se han alcanzado en el plano político y de seguridad a pesar de los desacuerdos de principio entre Fatah y Hamas en estos dominios.

¿Qué documentos se firmaron?

Incluso hoy, cerca de mes y medio después de la ceremonia de reconciliación, no está claro qué documentos fueron firmados por las partes. [2] Con el fin de profundizar en esta cuestión, debemos examinar dos documentos: El documento de entendimiento y el acuerdo de reconciliación:

1. El documento de entendimiento

El 27 de abril, representantes de Fatah y Hamas firmaron un documento de entendimiento, una copia de iniciales, que fue publicado ampliamente en los medios de comunicación palestinos y árabes. Este documento se refiere principalmente a las reservas de Hamas sobre el acuerdo de reconciliación, que este se negó a firmar en el 2009. No existe controversia alguna sobre el contenido del documento de entendimiento, aunque existe desacuerdo sobre la interpretación de ciertas cláusulas.

Los puntos principales del documento de entendimiento son los siguientes: un Comité Electoral será nombrado sobre una base acordada, un tribunal electoral será establecido, se celebrarán elecciones a la presidencia, el PLC y el PNC en un año, un consejo supremo de seguridad será nombrado sobre una base acordada, un “marco de liderazgo interno” será nombrado, cuyas decisiones no sean contrarias a las de la OLP y un gobierno será designado sobre una base acordada, que se ocupará de preparar las elecciones, tratar todas las cuestiones relativas a la reconciliación, la rehabilitación de Gaza, poner fin al asedio, unificar las instituciones palestinas en la Franja de Gaza, Cisjordania y Jerusalén, gestionar las asociaciones de caridad y las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) y activar el PLC. [3]

2. ¿A cuál documento se relacionan los entendimientos?

En cuanto al documento principal al que estos acuerdos se refieren – es decir, el acuerdo firmado en mayo, 2011 – la situación es mucho menos clara. Egipto y Hamas se abstuvieron de publicar una versión de este documento, mientras que la AP y Fatah han publicado dos versiones diferentes del mismo. A diferencia del documento de entendimiento, ninguno portaba las firmas de las partes.

Las dos versiones son:

A. Un documento egipcio titulado “El Enfoque Egipcio para Poner Fin al Cisma Palestino”, que fue presentado a las facciones palestinas en septiembre del 2009, cuando los esfuerzos de Egipto para mediar en una reconciliación estaban en su apogeo. Luego de la ceremonia de reconciliación en mayo, 2011 en el Cairo, la agencia de noticias palestina WAFA publicó este documento, junto con el documento de entendimiento, como el acuerdo que fue firmado (ver WAFA, 6 de mayo, 2011).

Este documento del “enfoque egipcio” establece los puntos de acuerdo entre las dos partes, así como los puntos conflictivos, junto con las ideas de la antigua administración egipcia para salvar las diferencias. El documento fue publicado inicialmente en los medios de comunicación palestinos en septiembre, 2009 (véase, por ejemplo, Al-Ayam, 12 de septiembre, 2009).

B. El Consentimiento de Acuerdo Nacional, que fue publicado en la prensa palestina un día antes de que Fatah firmara el acuerdo de reconciliación el 15 de octubre, 2009 (véase por ejemplo Al-Ayam y el portal afiliado a Hamas Palestine-info.info, 14 de octubre, 2009). El portal del Consejo Nacional de Fatah Comisión de Relaciones [Inter-Palestina] (Fatehwatan.ps), que fue lanzado recientemente y está asociado con el funcionario de Fatah Azzam ‘Al-Ahmad, publicó este documento como “el documento firmado en el Cairo en mayo, 2011”.

Dudas sobre la versión publicada por WAFA

El hecho de que no existe una versión oficial de las firmas de las partes acordadas (así como también los informes contradictorios en los medios de comunicación de Fatah y de la Autoridad Palestina en cuanto a qué documento se firmó), sugieren que existe un esfuerzo palestino y egipcio de ocultar los hechos y ocultar los términos exactos del acuerdo (asumiendo que cualquier acuerdo fue firmado en su totalidad). Esto, en contraste con el documento de entendimiento, que fue firmado definitivamente y fue publicado por varios medios de comunicación con las firmas de los dirigentes de Fatah y Hamas.

Un análisis y comparación de los documentos sugiere que la versión presentada por la agencia de noticias palestina WAFA como el acuerdo no es la versión correcta; su publicación posiblemente constituye un intento deliberado de engañar y de ocultar el texto que fue firmado en realidad. [4]

Es mucho más probable que el acuerdo firmado realmente (en su caso), al que el documento de entendimiento se refiere, es el documento que fue publicado en los medios de comunicación palestinos en víspera de la firma de Fatah del acuerdo de reconciliación en el 2009, bajo el título “Acuerdo Nacional”, o bien un documento muy similar a este.

Esta suposición está basada en los siguientes hechos:

1. El documento titulado “El Enfoque Egipcio Para Poner Fin al Cisma Palestino” está redactado en un papel de mediación previa y fue presentado a las facciones palestinas ya en septiembre, 2009. Este fue publicado en los medios de comunicación palestinos (por ejemplo, en Al-Ayyam) el 12 de septiembre del 2009, cuando los esfuerzos de mediación egipcios estaban en su apogeo.

2. Un mes más tarde, poco antes de que Fatah firmara el acuerdo propuesto por los egipcios, los medios de comunicación palestinos (Al-Ayyam, Palestina-info.info, 14 de octubre, 2011) publicaron una versión diferente (y probablemente más al día) del acuerdo egipcio, bajo el destacado “Acuerdo Nacional”. Este documento es más detallado y se expresa como un acuerdo en lugar de un documento de mediación. Por otra parte, es generalmente aceptado ser el documento firmado por Fatah, en octubre, 2009.

3. Después de que los intentos de mediación de Egipto fracasaran, en octubre del 2009 y después de que Fatah firmara el acuerdo propuesto por los egipcios mientras Hamas se negó a firmarlo, Hamas presentó un memorando a la Liga Árabe detallando sus reservas sobre el acuerdo que Fatah había firmado. Este memorándum citó extractos del Acuerdo Nacional. [5] Esto indica que el documento que Fatah firmó fue de hecho el Acuerdo Nacional y no el documento de mediación egipcio recientemente publicado por Wafa como “el acuerdo de reconciliación”.

4. La declaración oficial de Egipto de 27 de abril, 2011 dijo explícitamente que Hamas había firmado el Documento de Acuerdo Nacional firmado por Fatah en octubre del 2009. [6]

¿Incluye el acuerdo la carta de honor?

No está claro si una carta de honor se ha añadido al acuerdo. En octubre del 2009, en vísperas de la firma del acuerdo de reconciliación por Fatah, se informó que un documento llamado Carta de Honor había sido anexado a este. Una versión de esta carta fue publicada en el portal afiliado a Hamas Palestina-info.info y en el diario de Qatar Al-Sharq el 14 de octubre, 2009. [7] Según el portal Fatehwatan.ps, este documento también ha sido adjuntado al acuerdo de reconciliación de mayo, 2011.

¿Quién es parte en el acuerdo?

Por otra parte, no está claro hasta qué punto las otras facciones palestinas son parte del acuerdo. Según algunas fuentes, todas las facciones palestinas lo han firmado. [8] Otras fuentes, en particular, los funcionarios del Jihad Islámico, han afirmado que el acuerdo es bilateral, es decir entre Hamas y Fatah únicamente y que las otras facciones que fueron invitadas a firmarlo se han puesto de acuerdo para comprometerse a este sólo parcialmente. [9] El Secretario General del Jihad Islámico Ramadán ‘Abdallah Shalah le dijo al diario Al-Hayat que este había dejado en claro a los egipcios “que el Jihad Islámico está decidido a no ser parte del acuerdo de reconciliación, sino que participara como observador”. Este agregó que, “en consecuencia, los egipcios añadieron una cláusula completa al documento de acuerdo especificando que las facciones [palestinas] estarían vinculadas por el acuerdo en la medida en que estos lo aprobaran y aceptaran sus cláusulas”. [10]

El acuerdo: Una muestra de acuerdo en medio de desacuerdos, un desafío a Israel y a la política estadounidense

El acuerdo de reconciliación fue firmado en medio de una intensa polémica entre Fatah y Hamas. Informes mencionan que la ceremonia de reconciliación fue precedida por una reunión hostil entre el Presidente Mahmoud ‘Abbas y el líder de Hamas Khaled Mash’al y que ‘Abbas se negó a sentarse al lado de Mash’al en la ceremonia y se opuso a que este diese un discurso allí. [11]

Sin embargo, las partes estaban interesadas en la firma del acuerdo como una muestra de unidad nacional, tanto hacia el pueblo palestino y hacia la comunidad internacional. El acuerdo congregó la demanda de la población palestina de poner fin al cisma interno y al mismo tiempo, abrió el camino para la declaración de un estado palestino en septiembre del 2011 mediante la eliminación de un obstáculo político principal a esta iniciativa, es decir, la brecha entre los palestinos.

En sus discursos en la ceremonia de reconciliación en el Cairo, los líderes de los dos movimientos hicieron hincapié en su compromiso con la unidad palestina. Khaled Mash’al dijo: “Los miembros de Hamas y Fatah deben siempre estar unidos, para que la sangre no fluya como el agua. La era de la división ha quedado atrás. Por la presente declaro, en nombre de Hamas de que estamos dispuestos a pagar cualquier precio y hemos decidido pagar cualquier precio necesario, con el fin de lograr la reconciliación y que el acuerdo sea una realidad. Queremos superar rápidamente esta difícil etapa y reunir los fragmentos en el marco de la Autoridad Nacional [Palestina] y la OLP, [para] convertirnos en una sola autoridad, una sola organización y una sola fuente [de autoridad]”. [12] Mahmud ‘Abbas, dijo en la ceremonia: “Todo el pueblo de Hamas son nuestros hermanos, residentes de nuestra [patria] y parte de nuestro pueblo”. [13] Este rechazó la pretensión del Primer Ministro israelí Benjamin Netanyahu, de que debe elegir entre la reconciliación con Hamas y las negociaciones con Israel, diciendo: “Nunca le hemos pedido permiso a nadie para manejar nuestros asuntos internos palestinos y nunca lo haremos”. Este agregó que el pueblo palestino era “víctima del terrorismo de estado perpetrado por la ocupación israelí y del terrorismo de los colonos”. [14]

Algunos funcionarios de Fatah presentaron la reconciliación como un acto de elegir a Hamas sobre Israel y los Estados Unidos. El miembro del Comité Central de Fatah ‘Azzam Al-Ahmad, quien encabezó la delegación de Fatah en las recientes conversaciones de reconciliación, dijo en una conferencia de prensa en el Cairo que Israel le había advertido a ‘Abbas en contra de firmar un acuerdo de reconciliación con Hamas, pero ‘Abbas respondió: “Sí, queremos a Hamas. Es parte de la estructura de la nación palestina, [al igual que] Fatah, el [Frente] Popular, el [Frente] Democrático… y el resto de las facciones… La unidad nacional es el arma más poderosa que poseemos para hacer frente a la ocupación”. [15] Otro miembro del Comité Central, ‘Abbas Zaki, dijo:” Mejor el infierno de Hamas que los calabozos de Israel, porque Hamas… es parte del tejido palestino. Nuestro conflicto con Hamas es temporal y momentáneo, mientras que nuestro conflicto con Israel es estratégico… Hemos buscado la paz con el fin de aliviar los problemas de la región, pero fue probado más allá de cualquier duda que nosotros y Hamas estamos en la misma trinchera en el conflicto con Israel”. [16]

La reconciliación con Hamas causó un deterioro en las relaciones de la Autoridad Palestina con los Estados Unidos, el cual no había tenido acceso a los planes de la firma del acuerdo. Funcionarios de la AP y Fatah condenaron la respuesta poco entusiasta de los Estados Unidos al acuerdo, haciendo hincapié en su compromiso con la unidad palestina. ‘Abbas Zaki dijo: “Durante un tiempo, Israel y los Estados Unidos sembraron la división y el conflicto [entre nosotros]. Son enemigos del pueblo palestino, que nunca han hecho nada por nosotros o dado cualquier cosa que lamentaríamos perder. Estados Unidos emplea un doble discurso, permitiendo a Israel [cometer sus] crímenes y nos priva de nuestros derechos, así que no tenemos nada que perder. Es la unidad palestina que obligará a los Estados Unidos y a Israel a que den marcha atrás… Después de que nosotros [los palestinos] resolvamos nuestros asuntos, ellos vendrán hacia nosotros, humillándose”. [17]

El portavoz de Fatah Ahmad ‘Assaf también condenó la postura estadounidense sobre la reconciliación, diciendo: “La postura oficial estadounidense fue siempre a favor de poner fin al cisma, pero ahora que esto ha sucedido, los norteamericanos han adoptado una postura de favorecer ciegamente a Israel”. [18] En una entrevista con Al-Ayam, ‘Azzam Al-Ahmad atacó al Congreso estadounidense por haber amenazado detener la ayuda a los palestinos: “Aquellos que nos amenazan con detener la ayuda, es hora de que comiencen a tratarnos como seres humanos. En mi opinión, el pueblo palestino debe elegir entre el dinero y su honor nacional”. [19]

Hamas, por su parte, vio la reconciliación, como prueba de que la AP se distanciara de los Estados Unidos. En una entrevista con una agencia de noticias afiliada a Hamas en vísperas al acuerdo, el Primer Ministro de Hamas Ismail Haniya, dijo, “La reconciliación se convertirá en una realidad sólo cuando las decisiones de la Autoridad Palestina estén libres de las presiones estadounidenses e internacionales y cuando [Fatah] se de cuenta de que la vía de las negociaciones ha fracasado y que el pueblo palestino tiene que acordar sobre una nueva estrategia que garantice sus derechos y preserve su firmes principios”. [20] Después de la rúbrica del documento de entendimiento, el funcionario de Hamas Mahmoud Al-Zahhar declaró: “Hemos podido conseguir un logro no en términos de los Estados Unidos, sino en términos puramente palestinos”. [21] El portavoz diputado del PLC Ahmad Bahr, de Hamas, dijo que la firma del acuerdo de reconciliación fue un gran triunfo para la causa palestina y una derrota para la empresa estadounidense en la región. [22]

La reconciliación entre palestinos elimina un obstáculo importante – el cisma palestino – de la ruta a la Iniciativa de septiembre

Las dos partes mencionaron varias motivaciones para la firma del acuerdo de reconciliación esta vez. Además a la presión de la opinión pública palestina de sanar la brecha interna, mencionaron los cambios políticos en el mundo árabe y en particular en Egipto, el estancamiento de las negociaciones con Israel y el empuje por obtener el reconocimiento de un estado palestino en septiembre del 2011. [23]

Portavoces de la AP hicieron hincapié en que la reconciliación facilitará la iniciativa de septiembre, debido a que la falta de unidad le sirve a Israel y es un obstáculo para lograr el apoyo internacional a esta acción. El Primer Ministro palestino Salam Fayyad le dio la bienvenida a la reconciliación, calificándola de “paso crucial” que permitirá al pueblo palestino “ejercer la libre determinación y a establecer su estado independiente con la noble Jerusalén como su capital, en todas nuestras tierras que han sido ocupadas desde 1967”. [24] ‘Azzam Al-Ahmad, dijo que ‘Abbas y Fatah insistieron firmemente en la necesidad de unirse en torno al principio de resistencia a la ocupación, en preparación a la demanda de que Palestina sea reconocida como un estado independiente con plena membresía en la ONU. [25] En una conferencia de prensa, este dijo: “La ocupación se aprovecho del cisma [palestino] con el fin de judaizar a Jerusalén, completar la construcción de la cerca de [separación] y engullir grandes partes de Cisjordania… Israel utilizó [el cisma] con el fin de evadir sus obligaciones de acuerdo con las legitimas resoluciones internacionales. Estados Unidos y [otros] elementos de la comunidad internacional también han eludido su deber hacia el pueblo palestino y hacia la nación árabe, [el cual es trabajar para] poner fin a la última ocupación que aún existe en los anales de la historia. Es por eso que nos sentimos orgullosos de haber unido la voluntad y decisión palestina y de haber conocido la necesidad de terminar con el cisma a objeto de poner fin a la ocupación”. [26]

Las partes han acordado un objetivo común, al menos por el momento: El establecimiento de un estado en las fronteras de 1967, junto con la realización del derecho a retorno de los refugiados palestinos [27] Khaled Mash’al dijo en la ceremonia de reconciliación que “el objetivo nacional palestino” es “establecer un estado palestino soberano en la [Ribera] Occidental y la Franja [de Gaza], con Jerusalén como su capital y sin renunciar a un solo grano de tierra o al derecho a retorno”. [28] En una entrevista con el diario Al-Sharq Al-Awsat este dijo: “No debemos reducir los derechos del pueblo palestino para [obtener el reconocimiento] de un estado y nada más. Lo importante es que las fuerzas de ocupación se retiren a las líneas del 4 de junio y para que un estado palestino sea [establecido] en este territorio – un estado con soberanía sobre su territorio, espacio aéreo, recursos y agua y vacío de colonos y asentamientos [israelíes]” [29]

Mientras que Fatah presenta la creación del estado palestino en las fronteras de 1967 y el ejercicio del derecho a retorno como la meta final, para Hamas es sólo un objetivo intermedio. El columnista ‘Issam Shawar, cercano a Hamas, escribió en el diario de Gaza Falastin: “Las facciones palestinas han acordado un plan político común… El mínimo de [su objetivo es lograr] el establecimiento de un estado palestino por parte de Palestina. Fatah y la OLP pueden considerar esto como la meta final, [mientras que] Hamas lo considera como un mero paso hacia la plena liberación [de Palestina]. [Los dos movimientos] deben trabajar juntos para alcanzar su objetivo [conjunto]”. [30]

Los miembros de Hamas aclararon que la búsqueda del reconocimiento de un estado palestino en las fronteras de 1967 no significa renunciar a la meta de liberar a toda Palestina. El miembro del Buró Político de Hamas Salah Al-Din Abu Sharakh, comandante de los aparatos de seguridad de Gaza, describió esto como “un movimiento anteriormente iniciado por el Jeque Ahmad Yassin con el fin de dividir a la liberación [en varias etapas]. Esto está permitido y no constituye abandonar el resto de nuestra querida tierra”. [31]

Moussa Abu Marzouq también describe la creación de un estado palestino en Cisjordania como una etapa en la estrategia de Hamas: “La estrategia de Hamas no ha cambiado, pero desde que ganamos las elecciones del PLC hemos tenido un objetivo inmediato, un importante objetivo nacional que nos esforzamos por [realizar] y tomar parte en [perseguir] – es decir, [establecer] un estado palestino en Cisjordania, Gaza y la Jerusalén ocupada, sin reconocer a Israel y reconstruir la OLP en términos de sus programas, estructuras e instituciones. Esto es el objetivo que aspiramos realizar en la siguiente etapa”. [32]

Escribiendo en el diario de Hamas Al-Risala, Ibrahim Dahbour, miembro del PLC de Hamas, también señaló que la idea de aceptar un estado en las fronteras de 1967 no era nada nuevo, porque Hamas ya lo había propuesto en 1988. Este agregó: “El establecimiento de un estado… es el resultado de una operación en escalada y gradual y continua del Jihad en el camino hacia la consecución del objetivo: la liberación de Palestina en su conjunto y el verdadero retorno de todos los refugiados”. [33] En respuesta a la declaración del Presidente de los Estados Unidos Barack Obama a favor de un estado palestino en las fronteras de 1967, el alto funcionario de Hamas Mahmoud Al-Zahhar dijo: “[Obama] habla de las fronteras de 1967 como si fueran sacrosantas, pero quien dijo que estamos de acuerdo con las fronteras de 1967 y no estamos hablando de las fronteras de 1948? ¿Por qué no habla de la Resolución de Partición de [Palestina] [es decir, la Resolución 181 de la ONU], la cual es una resolución internacional?” [34]

Hamas se atiene a su posición: El no reconocimiento de Israel, el Cuarteto y sus términos están obsoletos

El acuerdo de reconciliación firmado sin Hamas habiendo cumplido con los términos del Cuarteto, es decir, reconocer a Israel y los acuerdos pasados con esta y renunciar a la violencia. Fatah señaló que no necesitaba que Hamas reconociera a Israel. Abordando este tema, Mahmoud ‘Abbas dijo: “Hamas no está obligado a reconocer a Israel. Estableceremos un gobierno de tecnócratas y no vamos a exigir a Hamas que reconozca a Israel”. [35] El establecimiento de un gobierno de unidad integrado por tecnócratas independientes (en lugar de representantes de los distintos movimientos), cuya autoridad se limita casi exclusivamente a la reconstrucción de Gaza y a la preparación de las elecciones, en efecto libera a la Autoridad Palestina de la presión internacional y de las sanciones económicas, que pueden haber resultado si Hamas se hubiese unido al gobierno de la AP, sin cumplir las condiciones del Cuarteto. [36]

Funcionarios de Hamas reiteraron su negativa de reconocer a Israel en muchas de las entrevistas en los medios de comunicación y apariciones públicas. Después de la rúbrica del documento de entendimiento, Moussa Abu Marzouq dijo en la conferencia de prensa del Cairo: “Nosotros no hemos mencionado la palabra ‘Cuarteto’ o los términos del [Cuarteto] ni una sola vez en estos acuerdos”. [37] En una entrevista con Al-Hayat dijo: “Hamas tiene una postura de principios, es decir, que no reconoceremos a la entidad sionista. Nuestros derechos nos los siguen negando y no tiene sentido reconocer a la entidad sionista, porque esto será a expensas de nuestras tierras robadas y de nuestro pueblo [que vive] en los campos de refugiados”. Este explicó que no había ninguna conexión entre el establecimiento de un estado palestino y el reconocimiento de Israel, tal como se desprende del hecho de que muchos estados árabes se niegan a reconocer a Israel aún así manteniendo lazos con la comunidad internacional. [38] Abu Marzouq relató que, en conversaciones anteriores entre Fatah y Hamas, “hubo discusiones sobre el programa diplomático del gobierno de unidad nacional y el punto de discusión fueron las condiciones del Cuarteto. [Pero] ahora el Cuarteto y sus términos están obsoletos, [así que] nosotros no lo mencionamos o sus términos de nuestra carta de entendimiento”. [39] El Primer Ministro de Hamas Ismail Haniya incluso pidió a la OLP retirar su reconocimiento a Israel, porque “la existencia de [Israel] en nuestra tierra es ilegal, así que no puede ser reconocido”. [40]

El funcionario de Hamas Mahmoud Al-Zahhar evaluó que, a pesar de la negativa de Hamas a aceptar las condiciones del Cuarteto y en particular la exigencia de reconocer a Israel, la situación internacional del movimiento pudiera mejorar ante la reconciliación con Fatah. En una entrevista con Al-Jazeera, este dijo: “Después del establecimiento del gobierno palestino, las relaciones de Hamas con gran parte de Europa están obligadas a mejorar”. Este explicó: “La Unión Europea es miembro del Cuarteto [Sin embargo], la voz del Cuarteto se ha vuelto poco a poco más débil en este periodo reciente, especialmente por el resultado del Informe Goldstone, la firmeza del pueblo palestino” y el derramamiento de sangre pura cerca de la costa de Gaza [por los activistas de] la Flotilla de la Libertad… Estamos obligados a confrontar problemas con Israel, los Estados Unidos y la ocupación, pero al mismo tiempo, [otras] puertas poco a poco se abrirán en la comunidad internacional, incluyendo las de los [países] del Cuarteto. Así que el panorama no es tan sombrío…” [41]

Para ver el despacho en su totalidad en inglés por favor haga clic en el siguiente enlace:
http://www.memri.org/report/en/0/0/0/0/0/0/5402.htm

* Y. Yehoshua es Director de Investigación en MEMRI


[1] Ikhwanonline.com, 26 de mayo, 2011.

[2] El líder del Jihad Islámico en el Líbano Abu Samer Moussa expresó su perplejidad sobre este tema, exigiendo que los acuerdos sean develados y que todos los “documentos ocultos” fuesen expuestos. Paltoday.ps, 14 de mayo, 2011.

[3] Al-Ayyam (AP), 30 de abril del 2011, Al-Akhbar (Egipto), Palestina-info.info, 29 de abril, 2011. Los puntos principales del documento de entendimiento fueron elaborados durante los debates celebrados en Damasco a finales de septiembre, 2009 y en Gaza en abril del 2010 y también sobre la base a la iniciativa de ‘Abbas de marzo 16, 2011 para el establecimiento de un gobierno de expertos independientes que trabajarán hacia la celebración de elecciones a la presidencia, el PLC y el PNC.

[4] El documento de mediación omite algunos puntos que la AP puede tener como interés en ocultar. Por ejemplo, no menciona el derecho del pueblo palestino a la resistencia, mientras que el Acuerdo Nacional si menciona esto.

[5] Fajer.ps, 27 de marzo del 2010; Al-Hayat (Londres), 26 de octubre 2010.

[6] Al-Hayat (Londres), 28 de abril, 2011. Sobre el Acuerdo Nacional, véase Investigación y Análisis No. 566, “Documento de Egipto sobre la reconciliación palestina”, 23 de noviembre del 2009,
http://www2.memri.org/bin/espanol/articulos.cgi?Page=archives&Area=ia&ID=IA56609.

[7] El diario Al-Ayyam mencionó la existencia de este documento, pero no lo publicó.

[8] Véase las declaraciones de ‘Azzam Al-Ahmad Al-Quds (Jerusalén), 4 de mayo, 2011.

[9] El líder del Jihad Islámico en el Líbano Abu Samer Moussa, dijo que “la reconciliación es entre dos [movimientos] solamente y no es una reconciliación nacional”. Paltoday.ps, 14 de mayo, 2011. El diario Al-Quds Al-Arabi también señaló el carácter bilateral del acuerdo, destacando que las otras facciones no han firmado un acuerdo que menciona un tahdiya con Israel en Cisjordania y Gaza. El Al-Quds Al-Arabi (Londres), 3 de mayo, 2011.

[10] Al-Hayat (Londres), 4 de mayo, 2011.

[11] Kul Al-Arab (Israel), 6 de mayo, 2011. En una entrevista en Al-Jazeera TV, Mash’al dijo: “Yo estaba [dispuesto a] renunciar sentarme al lado de ‘Abbas [en la ceremonia] con el fin de evitar poner en peligro la reconciliación [palestina], aunque ‘Abbas no fue razonable al negarse que me sentara a su lado. Estamos dispuestos a pagar un precio por el bien del pueblo. Felesteen.ps, 8 de mayo, 2011

[12] Al-Hayat Al-Jadida (AP), 5 de mayo, 2011.

[13] Al-Ayyam (Autoridad Palestina), 5 de mayo, 2011.

[14] Al-Ayyam (AP), 5 de mayo, 2011. El jefe negociador de la AP Saeb ‘Ereqat denominó la demanda de elegir entre Hamas e Israel “insolencia política” y agregó: “Hamas es un movimiento palestino y no puede equipararse con la ocupación”. Al-Hayat Al-Jadida (AP), 2 de mayo, 2011. El Columnista ‘Adli Sadeq escribió en Al-Hayat Al-Jadida: “Hamas no es una [organización] terrorista, la ocupación es terrorista. Hamas a pesar de todo está haciendo cosas en el ámbito interno, la respuesta [apropiada] a la posición racista [del gobierno israelí] respecto a la Autoridad Palestina, que está socavando las bases mismas del proceso de paz, es retirarle el reconocimiento a Israel, con firmeza y de inmediato”. Al-Hayat Al-Jadida (AP), 1 de mayo, 2011.

[15] Al-Ayyam (AP), 28 de abril, 2011.

[16] Kul Al-Arab (Israel), 29 de abril, 2011.

[17] Kul Al-Arab (Israel), 29 de abril, 2011.

[18] Wafa.ps, 28 de abril, 2011.

[19] Al-Ayyam (AP), 29 de abril, 2011.

[20] Palestina-info.info, 26 de abril, 2011.

[21] Kul Al-Arab (Israel), 29 de abril, 2011.

[22] Palestina-info.info, 2 de mayo, 2011.

[23] Véase las declaraciones de Moussa Abu Marzouq al diario de Londres Al-Hayat (1 de mayo, 2011).

[24] Wafa.ps, 27 de abril, 2011.

[25] Wafa.ps, 28 de abril, 2011.

[26] Al-Ayyam (AP), 28 de abril, 2011.

[27] Abordando el derecho a retorno en la ceremonia de reconciliación ‘Abbas llamo a “resolver el problema de los refugiados de acuerdo con las resoluciones de la ONU, en particular la Resolución 194 y en base a la iniciativa de paz árabe… “En respuesta a una llamada de la audiencia para abordar el problema de los refugiados, este contestó que acababa de abordar el tema, y agregó: “Yo mismo soy refugiado”. Al-Ayyam (AP), 5 de mayo, 2011.

[28] Felesteen.ps, 5 de mayo, 2011.

[29] Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 9 de mayo, 2011.

[30] Felesteen.ps, 4 de mayo, 2011.

[31] Paltoday.ps, 11 de mayo, 2011.

[32] Al-Rai (Kuwait), 20 de junio, 2011.

[33] Al-Risala (Gaza), 9 de mayo, 2011.

[34] Al-Imarat Al-Yawm (EAU), 23 de mayo, 2011.

[35] Al-Hayat Al-Jadida (AP), 4 de mayo, 2011.

[36] Véase las declaraciones de ‘Azzam Al-Ahmad Al-Bayan (EAU), 15 de mayo, 2011.

[37] Al-Ayyam (AP), 28 de abril, 2011.

[38] Al-Hayat (Londres), 1 de mayo, 2011.

[39] Al-Hayat Al-Jadida (AP), 28 de abril, 2011.

[40] Palestina-info.info, 29 de abril, 2011.

[41] Al-Jazeera TV (Qatar), 28 de abril, 2011.