Luego de 65 años de enemistad entre Corea del Norte y Corea del Sur y de severas tensiones entre Corea del Norte y los Estados Unidos, ambos conflictos parecen estar avanzando hacia su resolución. En la histórica cumbre del 27 de abril, 2018 entre el Presidente de Corea del Norte Kim Jong-un y el Presidente de Corea del Sur Moon Jae-in, los dos líderes acordaron trabajar para eliminar todas las armas nucleares de la Península Coreana y continuar las conversaciones con los Estados Unidos con el propósito de declarar un final oficial a la Guerra de las Coreas.[1] Otra cumbre histórica, entre Kim Jong-un y el presidente estadounidense Donald Trump, está programada para celebrarse el 12 de junio, 2018.

Ante estos acontecimientos, artículos y escritos en la prensa árabe compararon la tensión Estados Unidos-Corea del Norte a las tensiones que se han venido sucediendo entre Estados Unidos/los países árabes e Irán y se preguntaron si la evolución de la primera situación pudiera afectar a la segunda. Estos continuaron discutiendo si Irán podía aprender del caso de Corea del Norte, abandonar el terrorismo y apartarse por sí mismo de las armas nucleares.

Otros artículos en la prensa árabe expresaron esperanza de que la reconciliación entre Corea del Norte y Corea del Sur pudiera llevar a los árabes a dejar de combatir entre sí e Irán deteniendo así su carrera armamentista.

Lo siguiente son extractos traducidos de los artículos antes mencionados:

Periodistas árabes: ¿Afectarán los desarrollos de Corea del Norte a Irán?

Antiguo periodista saudita: El caso de Corea del Norte hará más fácil presionar a Irán para que suspenda su programa nuclear

El destacado periodista saudita Abd Al-Rahman Al-Rashed, quien también es ex-editor del diario saudita en Londres Al-Sharq Al-Awsat y ex-director del portal Al-Arabiya, argumentó que si Corea del Norte ya no es uno de los países que amenazan la paz mundial, Irán permanecerá como el único y podrá ser presionado más fácilmente para que cambie su comportamiento en la región. Este escribió:

“¿Qué pasará si el Presidente de Corea del Norte realmente decide poner fin a la condición de guerra? Aunque hasta el día de hoy no entiendo por qué este ha cambiado su política… Asumamos que lo que hemos escuchado de él realmente expresa una nueva manera de hacer política y que Corea del Norte realmente ha decidido convertirse en una nación libre de armas nucleares e ir en busca de la paz y reconciliarse con su hermana Corea del Sur. ¿Qué sucederá [entonces] con Irán?

“Lo que está ocurriendo es una formidable revolución política y un estupendo evento internacional, con ramificaciones de largo alcance que también impactarán a nuestra región. Esto se debe a que existen dos países en el mundo que han perturbado a la comunidad internacional y que amenazan la paz. Corea del Norte e Irán.

“El que Pyongyang se retire [de esta ecuación] dejará a Teherán aislado y por lo tanto este será más fácil de presionar y forzar a que detenga su programa nuclear y cambie sus malas costumbres en el área. Solo los informes [sobre el giro en política tomado por Corea del Norte] harán que Irán se debilite y los Estados Unidos y sus aliados se volverán aun más fuertes…

“Espero que los líderes iraníes aprendan del [líder norcoreano Kim] Jong-un, depongan sus armas nucleares, abandonen sus aventuras militares y se conviertan en una gran potencia económica civil en la región, rivalizándonos en educación, construcción, industria y entretenimiento”.[2]

Diario saudita: “Con algo de optimismo”, el milagro de Corea del Norte puede influir sobre “la pandilla de turbantes en Teherán”

En su editorial el 2 de mayo, 2018, el diario saudita Al-Yawm escribió que tanto Corea del Norte como Irán habían invertido durante décadas en armas de destrucción masiva (ADM), junto a represiones y dictaduras en su país y se negaron a cumplir con las regulaciones internacionales, pero ahora, ante el avance respecto a Corea del Norte, Irán también puede cambiar de dirección. El editorial afirmó:

“En la historia moderna, existen dos modelos de radicalismo extremista y de intransigencia: Corea del Norte y la república de los turbantes en Teherán. Lo que estos tienen en común es que ambos tienen como base una ideología de dominación… Lo que el régimen norcoreano ha hecho durante casi 70 años, es decir, alardear de su dictadura extremista, su represión interna, el gasto del 70% de los recursos de su pueblo en ensayos nucleares y en ADM, su contrabando de armas, el daño a la seguridad de sus vecinos en la región, su evasión a todas las obligaciones internacionales o morales en abstenerse de interferir en los asuntos ajenos de otros y su insistencia en mantener un foco constante de tensión – [son exactamente todo] lo que ha estado haciendo la república de los turbantes en Teherán desde que fue establecida. Esto se debe a que la percepción [por parte de Irán] de exportar su revolución islámica se basa en filiales y milicias sectarias [militares] que avivan la enemistad y hostilidad junto a desestabilizar la región, por no mencionar su programa nuclear que despierta ambos preocupación y controversia.

“Ambos regímenes se han afincado en una política de consignas tales como ‘Muerte a Estados Unidos’ como para suscitar emociones primitivas y han utilizado la hostilidad ideológica hacia sus vecinos y hacia el resto del mundo. [Esto es parte de] su ilusión de ser superpotencias, mientras que lo único que han hecho bien es crear rivales y enemigos, interna t externamente. Han olvidado que el mundo de hoy es completamente diferente [de lo que fue en el pasado], que ni los turbantes ni las cabezas con los cortes de pelo más extraños sobresalen en el arte de construir un estado y crear estabilidad y seguridad. Y si se produce un milagro en este dramático avance en [Corea del Norte]… se puede esperar un avance similar en otras regiones del mundo, incluso en conexión con las actividades de Irán como un estado amotinado?

“Con algo de optimismo, esto puede suceder, pero solo cuando la pandilla de los turbantes en Teherán se den cuenta de que deben elegir: o continúan con su hostilidad e intransigencia, con su financiación al terrorismo y continúan armando a las milicias y filiales militares sectarias, o acepta la lógica actual y se adapta a sus nuevas reglas tipificadas en los medios pacifistas…”[3]

El presidente de Corea del Norte Kim Jong-un resuelve el problema nuclear, mientras que Irán sigue forcejeando con este (Fuente: Al-Bayan, Emiratos Árabes Unidos, 29 de abril, 2018)

Investigador saudita: El colapso del modelo Corea del Norte es un ejemplo para Irán

El escritor saudita Abdallah bin Bjad Al-‘Otaibi, quien escribe sobre temas políticos y culturales junto a investigar también movimientos y tendencias islámicas, afirmó que Irán se inspira en el modelo norcoreano y que tanto los desarrollos globales frente a Corea del Norte y el incremento de las presiones y dificultarle la situación a Irán lo obligarán a cambiar su dirección. Este escribió:

“En nuestra región, el régimen iraní está inspirado en el modelo norcoreano, viéndolo como un ejemplo y paradigma… El colapso de este modelo requerirá que Irán construya su propio modelo privado [teniendo en cuenta] todas las grandes variables de La política de lucha del Presidente Trump en contra de Irán… Arabia Saudita y sus aliados en la región se unieron [a la lucha contra Irán] incluso antes, no solo respecto al tema nuclear y el acuerdo de los 5+1 [es decir, el PIDAC] sino también en todo lo relacionado a la destructiva política terrorista de Irán, desde sus misiles balísticos hasta su apoyo por establecer el caos a través de las milicias y organizaciones terroristas [que este apoya] y su interferencia en los asuntos de los países árabes…

“Si el vencer el modelo de Corea del Norte tiene un éxito absoluto y aún no ha terminado, nos enfrentamos a nueva era en la historia del mundo… donde el más perjudicado será el régimen iraní”.[4]

En otro artículo publicado varios días después del anuncio el 8 de mayo por el Presidente Trump de que Estados Unidos se retiraba del acuerdo PIDAC, Al-‘Otaibi escribió: “En una de las más importante e influyente acción histórica, el Presidente estadounidense Donald Trump decidió abandonar el programa del acuerdo nuclear iraní, luego de que este probara concluyentemente que los Estados Unidos es el país más poderoso del mundo y conoce la historia de la humanidad; este [también anunció] que se reunirá con el presidente de Corea del Norte…

“La expansión iraní que caracterizó la era anterior fue un error estratégico, a lo que los países de la región y del mundo se hicieron la vista gorda. Para que el mundo se deshaga de esta creciente locura terrorista, el equilibrio de poderes debe ser restaurado a su orden apropiado…

“Si [la acción] en la cual Corea del Norte abandona sus anteriores arrogancias y su maldad finaliza, constituirá un modelo que puede ser adoptado respecto a Irán. Esto hará que los países errantes retornen [al camino correcto] y les obligue a respetar las leyes internacionales, la soberanía de [otros] estados y la paz y seguridad internacional. En su discurso [anunciando la retirada estadounidense del PIDAC], Trump insinuó el ejemplo de Corea del Norte, por lo que Irán debe darse cuenta de que esta es su [única] salida futura y es mejor que siga el camino [tomado por Corea del Norte]”.[5]

Escritor bahreiní: Irán insiste en controlar a los países de la región y no seguirá los pasos de Corea del Norte

En contraste con los escritores que expresaron un optimismo cauteloso de que el caso de Corea del Norte conduciría a desarrollos respecto a Irán, el escritor bahreiní Abd al-Mun’im Ibrahim escribió en el diario de Bahréin Akhbar Al-Khalij, bajo el titular “Irán es Más Peligroso Para El Mundo que Corea del Norte, “de que Irán no renunciara a sus armas nucleares y misiles balísticos debido a su insistencia en expandir su influencia y control en la región. Este escribió:

“Puede ser que Irán, siguiendo el modelo de Corea del Norte, firme un nuevo acuerdo con Occidente, particularmente con Estados Unidos, comprometiéndose a la no posesión de armas nucleares, especialmente ante el hecho de que el líder norcoreano Kim Jong-un ha tomado pasos técnicos para desmantelar el lugar de pruebas nucleares de [su país], como un paso positivo antes de su cumbre con el Presidente estadounidense Donald Trump el 12 de junio en Singapur…

“No creo que esto sea posible, por muchas razones, quizás la más importante es que Irán ha armado a milicias y ejércitos fuera de sus fronteras geográficas, en Irak, Siria, el Líbano y Yemen y cree que teniendo en su poder armas nucleares reforzará su postura contra la eliminación de su influencia política y militar en varios países árabes. [En contraste], Corea del Norte no posee fuerzas militares o milicias armadas fuera de sus fronteras geográficas…

“¿Por qué Irán insiste en di necesidad de poseer armas nucleares y en la necesidad de desarrollar misiles balísticos? Porque desea expandir, extender y controlar a los países árabes vecinos, para que su influencia regional se expanda más allá de las aguas del Golfo Pérsico y hasta la Cuenca Mediterránea. Este se jacta de controlar las decisiones políticas que se toman en Bagdad, Damasco, Beirut, Saná y Doha y busca expandir su influencia política [incluso] hacia el norte de África.

“En consecuencia, es inconcebible que Irán hará lo mismo que está haciendo Corea del Norte, porque ya se le dio la oportunidad [de hacerlo] en el acuerdo PIDAC que firmó con los Estados Unidos y Occidente en el 2015, pero después del acuerdo nuclear, este tomó los billones de dólares [que recibió gracias al acuerdo] y se lo gastó en sus milicias que se encuentran en los países árabes y se apoderó de Sana’a utilizando a los houthis. Si este es el caso, Irán es más peligroso para el mundo que Corea del Norte”.[6]

Escritores árabes: Los árabes deberían aprender de la reconciliación entre Corea del Norte y Corea del Sur y hacer las paces con Irán

Tal como se señaló, los artículos que reflejan una visión diferente de los acontecimientos también fueron publicados en la prensa árabe; llamaron a los árabes a trabajar para terminar el conflicto con Irán y desarrollar un diálogo similar al diálogo entre las dos Coreas.

Escritor saudita: Deberíamos dejar de desperdiciar recursos en guerras, en carreras armamentistas y en avivar las llamas del odio y reconciliarnos con Irán

En el diario saudita Al-Jazirah, el periodista saudita Abd Al-Aziz Al-Samari expresó esperanzas de que los árabes dejen de librar guerras con Irán. Este escribió:

“El Presidente de Corea del Norte Kim Jong-un ha demostrado que el camino hacia la estabilidad y el de librarse de la amenaza [extranjera] [a su país] comienza con la reconciliación con su vecino, amigo y hermana histórica Corea del Sur. Esto se debe a que la intervención extranjera aumenta cuando los hermanos pelean entre sí… El momento histórico en que los líderes [de las dos Coreas se encontraron] fue una solución mágica para detener la codicia de los elementos extranjeros por los recursos y la tierra de ambas Coreas. Luego de un cisma de 60 años, se dieron cuenta de que comparten un solo destino, independientemente de las diferencias que puedan tener en cuanto a creencias, ideología y origen…

“Este momento histórico entre los dos líderes subrayó la misma imagen horrenda de la disputa declarada entre el Oriente árabe e Irán y la carrera por la interferencia extranjera y el armamento sectario alimentado por los oscuros sentimientos de un odio y enemistad reprimida…

“Por alguna extraña razón, la fuente de autoridad del odio sectario en Irán [es decir, el Líder Supremo iraní Ali Jamenei] piensa que la mayoría de los musulmanes son responsables de la muerte del fundador [chiita] Al-Hussein [bin Ali] en [la batalla 680 CE de] Karbala,[7] y deben pagar esto con sangre y guerras interminables para que se haga justicia. Lo que está sucediendo es más que una tragedia de guerras oscuras aterradora libradas por los Satanás de la maldad. Irak, Siria y Yemen han sido asesinados en venganza por la muerte de Al-Hussein bin Ali hace 14 siglos y las guerras continúan incinerando la región en una peligrosa carrera armamentista y un gran [derrame] de sangre masivo, en nombre de [esta] llamada disputa de sangre…

“Ni la religión ni las hostilidades sectarias son la fuente del conflicto crónico en la [península] coreana; más bien, [la fuente es] la maldita política y [el conflicto de] tiranía versus libertad… Pero la crisis de los musulmanes es que [su] historia, con todos sus detalles y sus guerras se ha convertido en una religión de odio extremista hacia el otro y está saturada de resentimiento y odio hacia el hermano que es diferente.

“Tal vez haya un día en que llegue la sabiduría… y finalmente dejaremos de transmitir el engaño, el acusar a otros de ignorancia y el odio de generación en generación y descubriremos, ya demasiado tarde, después de tanta destrucción, cuán estúpidos y patéticos fuimos en malgastar los recursos de nuestra patria en la adquisición de armas, avivar las llamas del odio, emprender guerras sin importancia y conspirar contra nuestros hermanos [musulmanes]…

“En conclusión, una nación no puede despertar o estabilizarse si tiene como base sentimientos de odio y resentimiento”.[8]

La histórica reconciliación coreana y la histórica lucha árabe (Fuente: Al-Arabi Al-Jadid, Londres, 29 de abril, 2018).

Columnista jordano: Los árabes deben aprender de la experiencia coreana y reconciliarse con Irán

Tayil Al-Dammam, columnista del diario del gobierno jordano Al-Rai, expresó su esperanza de que la cumbre de los líderes coreanos conduzca a la reconciliación entre los diversos países árabes y también lleve al final del conflicto entre ellos e Irán, a través del diálogo. Este escribió:

“La cumbre coreana que tuvo lugar el viernes [27 de abril] entre los líderes de los dos países opuestos, Norte y Sur, es una gran chispa de esperanza para que se ponga punto final al conflicto… El conflicto de las coreas y la intervención estadounidense [en este] son algo similares a la tensa situación entre los estados árabes del Golfo, particularmente Arabia Saudita e Irán, siendo este una fuente de amenaza y que justifica [el gasto saudita de] billones de dólares anuales en transacciones de armas con los Estados Unidos… Por lo tanto, las tensiones continúan beneficiando en gran medida al mercado estadounidense y a la reactivación de su economía, de acuerdo al enfoque del Presidente [Trump] que calcula las relaciones internacionales en términos del dólar…

“Espero que esta experiencia que surgió frente ante el profundo abismo político [que separa] a los dos líderes hostiles coreanos tenga ramificaciones para nuestra región árabe y que seremos testigo de reconciliaciones en la región entre los estados árabes del Golfo, un final a la enemistad entre Arabia Saudita e Irán y el alto al derroche del dinero árabe en el negocios de las armas a expensas del desarrollo. [Pero] el final del conflicto entre Irán [y sus vecinos árabes] solo será posible si se hace a través de una reconciliación recíproca y desarrollo del diálogo entre ellos y esto se debe a que su proximidad geográfica nunca cambiará y porque ante el surgimiento de alianzas regionales y globales y bloques económicos, nuestra región árabe debe aprender sus lecciones. Aquí, el dialogo debe incluir la solución de todos los problemas en la región, desde [el tema de] poner fin a la presencia iraní en Siria, Yemen e Irak y respetar la soberanía de los países árabes a elaborar un acuerdo global que protegerá los derechos de todos…”[9]


[1] Nytimes.com, 27 de abril, 2018.

[2] Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 30 de abril, 2018.

[3] Al-Yawm (Arabia Saudita), 2 de mayo, 2018.

[4] Al-Ittihad (EAU), 30 de abril, 2018.

[5] Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 13 de mayo, 2018.

[6] Akhbar Al-Khalij (EAU), 15 de mayo, 2018.

[7] Hussein bin Ali, el hijo de Ali bin Abi Taleb y la hija del Profeta Mahoma Fátima, considerada la fundadora del chiismo, fue asesinada en la batalla de Karbala en el año 680 EC. Hoy, el aniversario de su muerte es celebrado por las ceremonias de Ashura, en las cuales los creyentes se golpean hasta sangrar.

[8] Al-Jazirah (Arabia Saudita), 30 de abril, 2018.

[9] Al-Rai (Jordania), 29 de abril, 2018.