Con motivo de la Navidad, y ante los fatuas que circulan alrededor de todo el mundo musulmán que prohíben a los musulmanes desearles una Feliz Navidad a los cristianos en sus festividades religiosas,[1] la periodista y educadora jordana Zuleikha Abu Risha condenó duramente a los clérigos musulmanes que predican el odio al otro. En un artículo titulado «Celebremos Juntos» en el diario jordano Al-Ghad, ella escribió que lo que estos clérigos predican va en total contradicción con las directrices del Corán y de la historia de las relaciones entre los musulmanes y cristianos.

Lo siguiente son extractos de su artículo.[2]


Zuleikha Abu Risha (Imagen: Ain.jo)

«Mañana [23 de diciembre, 2015] es el cumpleaños del Profeta Mahoma y dos días luego es el cumpleaños de Jesús, es decir, lo suficientemente cercano como para pensar en celebrar estos dos eventos juntos. Este pensamiento surge no sólo por coincidencia [de los eventos que ocurren muy juntos], pero también debido a los profundos lazos históricos [entre los musulmanes y cristianos] y una afinidad común por una patria y una sola humanidad. Cuando el Islam entró en el Levante,[3] todos sus habitantes eran cristianos. Por lo tanto, existen los residentes de origen de la tierra y los fundadores de la cultura de este lugar, que se ha convertido, después de mucho parir, una patria para todos…

«Al menos tres cuartas partes de los jordanos, [ambos] este y oeste del río [Jordán] eran cristianos y no es de extrañar que las buenas relaciones se formaron entre los que se adhirieron a su religión [es decir, el cristianismo] y los que eligieron la nueva religión [el Islam] – relaciones de compasión mutua, de armonía y buena vecindad.

«La historia de la región incluye historias de esta compasión mutua [entre musulmanes y cristianos] y estos mantuvieron una expresión del significado del amor en el que el cristianismo se basa y en el significado del versículo coránico [5:82]: ‘Encontrará que los peores enemigos de los creyentes son los judíos y los adoradores de ídolos. Y encontrará que las personas más cercanas en amistad a los creyentes son aquellos que dicen: «Somos cristianos». Esto es porque tienen sacerdotes y monjes entre ellos y no son arrogantes».

«[Esta situación prevaleció] hasta que – como una plaga de las profundidades de la ignorancia, el atraso y el ‘Islam’ creado en los talleres del odio y lo horripilante – llegaron aquellos que acusan a [otros musulmanes] de apostasía porque saludan a los cristianos en sus festividades, aquellos que predican la discriminación y el racismo y que dirigen sentimientos religiosos hacia el resentimiento y el rechazo al otro, la erradicación de su existencia y la eliminación de sus derechos humanos.

«Han aparecido predicadores que se apartan [del camino correcto] y que guían hacia las ideas que no se derivan [incluso] en la mente del mismo diablo – hasta que el extremismo, la desviación y el radicalismo se conviertan en terrorismo. Y he aquí [este terrorismo] está sembrando la ruina y la destrucción en Siria, Irak, Yemen y Libia, en nombre del Islam y bajo la estandarte del yihad.

«Queridos lectores, el odio a los cristianos y las [muestras de] odio hacia ellos en una patria es el primer paso hacia el terrorismo que la mayoría de nosotros afirmamos oponernos. Celebremos con nuestros hermanos en la patria y con [toda] la humanidad, nuestras festividades compartidas – la festividad del amor y de la paz – [si sólo hubiera] paz y amor para todos nosotros. Es por esto que estamos esperanzados».


[1] Por ejemplo, véase un reciente tuit del estudioso religioso saudita Dr. Muhammad Al-‘Arifi, en el que prohibió a los musulmanes en los países no musulmanes extender sus felicitaciones a los cristianos o participar en sus celebraciones (Twitter.com/MohamadAlarefe 20 de diciembre, 2015).

[2] Al-Ghad (Jordania), 22 de diciembre, 2015.

[3] La región que incluye a la actual Siria, el Líbano, Jordania e Israel y los territorios palestinos.

Compartir
Artículo anteriorProminente periodista saudita: El extremismo y el takfir está por todas partes en Arabia Saudita y las autoridades hacen poco para detenerlo
Artículo siguienteArticulo del académico de MEMRI Tufail Ahmad: ‘Kabul Llama’
El Instituto de Investigación de Medios de Información del Medio Oriente (MEMRI) explora el Medio Oriente a través de los medios informativos de la región. MEMRI establece un puente entre el vacío idiomático existente entre Occidente y el Medio Oriente, proporcionando traducciones oportunas de los medios árabes, hebreos y farsi, así como un análisis genuino de las tendencias políticas, ideológicas, intelectuales, sociales, culturales y religiosas del Medio Oriente. Fundado en Febrero de 1998 para informar sobre el debate de la política estadounidense en el Medio Oriente, MEMRI es una organización 501 (c)3, independiente, no partidista, sin fines de lucro. MEMRI mantiene oficinas en Berlín, Londres y Jerusalén y traduce su material al inglés, alemán, italiano, francés, hebreo, español, turco y ruso.