Introducción

Durante años, Jordania ha estado sumida en una crisis económica, con un déficit presupuestario y una gran deuda pública. La mayor parte de los ingresos del presupuesto proviene de la ayuda en forma de subsidios de sus aliados, principalmente de los Estados Unidos y Arabia Saudita, pero estos subsidios se han reducido en los últimos años. Como parte de las reformas que Jordania está llevando a cabo bajo presión del Fondo Monetario Internacional (FMI), en enero del 2018 el gobierno aprobó una serie de medidas de austeridad que incluyeron recortes al gasto del estado. Bajo un nuevo presupuesto, acelerado y aprobado por el parlamento el 31 de diciembre, 2017[1] el subsidio a la harina fue eliminado, lo que llevó a un aumento del 65% al ​​100% en el precio del pan.[2] Además, el impuesto a las ventas se elevó del 6% al 10% en 160 bienes y servicios y se gravó un impuesto sobre las ventas del 4% al 5% en productos que anteriormente no habían sido gravados.[3] A principios de febrero, el combustible y la electricidad también aumentaron, al igual que los impuestos al transporte público.[4]

Cabe señalar que los precios también aumentaron en el país a comienzos del 2017, por lo que en menos de un año el costo de la vida se ha incrementado en un 18%.[5] Asimismo, en los últimos días se está discutiendo la modificación de la ley del impuesto a la renta para incluir a más personas como contribuyentes, también de acuerdo con las exigencias del FMI.[6]

El gobierno jordano ha trabajado duro en preparar a la opinión pública para estas medidas. La eliminación del subsidio al pan fue enmarcada como una transferencia del presupuesto al subsidio del producto, es decir, el pan, a los consumidores que eran ciudadanos jordanos estableciéndose un mecanismo para pagar una indemnización a los ciudadanos en sus salarios o prestaciones gubernamentales, según requisitos de elegibilidad establecidos por el gobierno. Sin embargo, los refugiados sirios y los trabajadores extranjeros no reciben dicha compensación.[7] Como ministro de Industria, Comercio y Suministros Yarub Qudah explicó en una conferencia de prensa el 8 de enero, 2018 donde presentó los nuevos precios del pan, los no-ciudadanos forman ahora el 35% de la población y consumen alrededor del 40% del pan en el país y este acuerdo tiene todo esto en cuenta.[8] Al decir esto, también le estaba enviando un mensaje a la comunidad internacional sobre la carga que Jordania estaba asumiendo a la hora de recibir a los refugiados y su necesidad de ayuda en este tema.[9]

Los incrementos en los precios provocaron protestas, en forma de duras críticas por parte de la oposición, reacciones en las redes sociales y manifestaciones y disturbios en todo el país. La prensa jordana se unió, publicando artículos sobre las terribles dificultades de los ciudadanos y la desconexión entre el gobierno y la calle jordana. Al mismo tiempo, funcionarios del gobierno, encabezados por el propio Rey Abdullah II, trataron de calmar las aguas, al igual que los comentaristas en el diario del gobierno Al-Rai y otras publicaciones cercanas al régimen, que se movilizaron para evitar las críticas.

Esta no es la primera vez que disturbios irrumpen ante las medidas de austeridad y aumentos en el costo de la vida. En el 2012, estallaron protestas en todo el país luego que el gobierno eliminara el subsidio al combustible. En estas protestas, hubo críticas hacia el Rey Abdullah, e incluso amenazas de derrocar su régimen.[10] Esta vez, sin embargo, al menos hasta ahora, la principal crítica es contra el gobierno y no van dirigidas al rey.

Este informe dará un repaso a las protestas y las críticas tras las medidas de austeridad del gobierno jordano y los intentos de la institución jordana para neutralizarlas.

Oposición jordana: Abajo con el gobierno, sublévense contra este

Tal como se mencionó, las medidas de austeridad del gobierno provocaron furiosas críticas por parte de la oposición jordana. La facción parlamentaria de la Coalición Nacional para la Reforma, que incluye a miembros de la Hermandad Musulmana, condenó las decisiones del gobierno, pidió su renuncia e incluso buscó un voto de censura contra este en el parlamento.[11] Una declaración emitida por su facción parlamentaria dijo: “La eliminación de este gobierno, convertido en una carga para la patria y el ciudadano, es ahora un deber nacional y una necesidad urgente, luego de haber colocado todas las piedras posibles alrededor del cuello de los ciudadanos y haber convertido su vida en un infierno insoportable”.[12] El presidente de la facción Abdullah Al-‘Akayleh, dijo en una entrevista con el diario en la red Arabi21 que “el gobierno espera que la mayoría permanezca en silencio [respecto a sus medidas]”, pero los ciudadanos puede que llegen a un punto de quiebre, “y eso sería un desastre”.[13]

Las facciones de oposición no parlamentarias se unieron a las protestas; algunos pidieron desobediencia civil y un boicot a los productos cuyos precios hayan subido. La activista opositora y ex-diputada Hind Al-Fayez instó al pueblo a sublevarse en contra de las medidas del gobierno y bloquear la plaza frente a la oficina del primer ministro en Ammán. Ella instó también al rey a estar solo del lado del pueblo.[14]

El opositor Mudar Zahran, quien reside en Londres, aprovechó la oportunidad para avivar las llamas de la protesta y manifestar en contra del rey al circular en los medios sociales videos de manifestaciones masivas y llamadas en contra de la corona. Los videos fueron presentados como muestra de las actuales protestas, pero al menos algunos de ellos eran de hace ya varios años.[15]

Los ciudadanos toman las calles: Manifestaciones y disturbios

Luego que los nuevos precios entraron en vigencia a principios de febrero, estallaron protestas en varios lugares del reino. El 1 de febrero, 2018 cientos de manifestantes protestaron frente a la oficina del primer ministro y la sede del parlamento en Ammán, pidiendo la destitución del gobierno y el parlamento junto al sostener pancartas que leían “No a la Política de Inanición” y “Somos el Punto de no Retorno”.[16]

Manifestación frente a la sede del parlamento en Amman. El cartel lee: “El Pan y el Té son Nuestro Desayuno, Almuerzo y Cena”. (Jfanews.com.jo, 1 de febrero, 2018)

El 2 de febrero, el primer viernes luego del alza en los precios, se realizaron marchas de protesta después de los rezos de los viernes en varios distritos,[17] y el 4 de febrero hubo disturbios y quema de neumáticos en la ciudad de Al-Salt.[18] Las protestas también se volvieron violentas en Al-Karak: el 8 de febrero, los manifestantes arrojaron piedras a la sede del gobernador del distrito, quemaron neumáticos y le prendieron fuego a una oficina del gobierno encargada de supervisar los precios. Las fuerzas de seguridad dispersaron a los manifestantes y arrestaron a varios de ellos.[19] El 11 de febrero, se informó que un almacén del ejército había sido incendiado.[20]

Disturbios en Al-Salt (Al-Sabil, Jordania, 4 de febrero, 2018)

En la noche del 10 de febrero, los manifestantes marcharon hacia el Buró Real en Amman, exigiendo la remoción del gobierno y el parlamento. También exigieron el despido de funcionarios que han estado circulando entre los cargos gubernamentales durante décadas, diciendo que los que tomaron parte en crear los actuales problemas del reino no pueden ser parte de la solución y pidiéndole al país que tome una dirección económica diferente.[21]

También hubo informes de ciudadanos jordanos que intentaron suicidarse por la situación económica.[22] Algunos incluso establecieron una conexión entre las medidas económicas del gobierno y varios robos que sucedieron en el país.[23] Otra expresión de protesta fue un sermón dado por un predicador en ‘Ajloun al norte de Jordania, que se apartó del sermón común proporcionado por el Ministerio de Dotaciones Religiosas y dedicó sus comentarios a la difícil situación económica de los jordanos ante el alza de los precios. Este pidió al estado que intervenga y aplique impuestos a los ricos “en lugar de golpear el bolsillo de los pobres”. El incidente condujo a la destitución del predicador.[24]

Protestas en las redes sociales

Las protestas también fueron expresadas en las redes sociales, con usuarios que publicaron airados y a menudo sarcásticos mensajes en Facebook y Twitter y lanzando hashtags tales como “¿Hacia dónde los llevan a ustedes y a nuestro país?”, “Alza de precios” y del “Pan”.

Un usuario en Twitter señaló que en el 2018 el gobierno elevó el precio del pan, en el 2019 empezará a cobrar impuestos por respirar y en el 2020 habrá un “exterminio masivo” y así es como Jordania resolverá el problema de su deuda.[25]

Luego de un robo a mano armada el 22 de enero, 2018 en Amman, el caricaturista jordano Osama Hajjaj tuiteó una caricatura que presentaba el crimen como una reacción entendible a las decisiones del gobierno. La caricatura fue re-tuiteada ampliamente por otros usuarios:

Caricatura de Osama Hajjaj: “El gobierno dejó desnudo al ciudadano, [para que] cometa naturalmente, un robo a mano armada”[26]

Muchos usuarios publicaron fotos de las protestas y disturbios. El usuario en Facebook Abu Iskander Al-Majali de Al-Karak publicó una imagen de las protestas en la ciudad y escribió: “Este es un mensaje de Al-Karak a Raghadan [el palacio real]. ¿Lo entenderán antes de que sea demasiado tarde?”[27]

Tal como se mencionó, los usuarios también circularon antiguos videos, aparentemente del 2011-2012, de protestas masivas en Jordania en las que se escucharon llamadas para derrocar al régimen.[28] En respuesta, la Sección de Delitos Informáticos de la Dirección de Seguridad Pública dio a conocer un anuncio advirtiendo a los ciudadanos que elementos desconocidos estaban circulando antiguos videos bajo la apariencia de los actuales con el objetivo de engañar e incitar al público. El anuncio hizo un llamado a los jordanos para que eviten circular estos videos y denunciarlos si los ven.[29]

Uno de los antiguos videos, que circularon con el texto “la revolución de la liberación jordana ha comenzado” (Fuente: Facebook.com/398528963812276, 10 de febrero, 2018)

La prensa jordana critica las decisiones económicas del gobierno; y firma que está fuera de contacto con el pueblo

Las críticas a los aumentos de precios también aparecieron en la prensa jordana, especialmente en la prensa no establecida, que publicó artículos que presentaban la difícil situación del ciudadano jordano y que alegaba una desconexión entre el gobierno y la calle.

Editor de Al-Ghad: El gobierno no comprende la difícil situación de los ciudadanos; La brecha entre el pueblo y el estado es muy extensa y peligrosa 

En un artículo publicado el 4 de febrero, 2018 titulado “Gobiernos Que no Son Competentes en el Lenguaje de su Pueblo”, Jumana Ghunaimat, editora en jefe del diario jordano Al-Ghad, afirmó que la institución jordana no está al tanto de los sentimientos de sus ciudadanos y pidió un diálogo entre el gobierno y los diferentes sectores de la sociedad para que el gobierno comprenda las dificultades de los ciudadanos. Ella escribió: “El gobierno todavía no se da cuenta de la magnitud de la ira en los corazones de los jordanos como resultado de la negligencia a largo plazo por parte de los gobiernos [de Jordania]… [El hecho de que] la gente se ha abalanzado a las calles en más de un lugar, en protesta contra las decisiones del gobierno, indica su difícil situación… El sufrimiento abarca a ciudadanos de todos los sectores… Incluso los empleados del sector público, tanto militares como civiles, están sufriendo, ya que sus escasos ingresos son claramente insuficientes para satisfacer sus necesidades cotidianas con dignidad. Ellos, siendo pilar de la clase media, han sido descuidados durante años como resultado de la dura política del gobierno y la falta de planes de desarrollo reales…

“Ante la difícil situación económica, el déficit [en el presupuesto estatal], la deuda [pública] y las sensibilidades sobre el tema de la estabilidad de la moneda, los altos funcionarios siguen buscando nuevas formas de aprovechar los bolsillos de los jordanos y ahora están legislando una nueva ley tributaria para ampliar la base de contribuyentes con el fin de incrementar los ingresos…

“Hoy, la brecha entre el pueblo y el estado es amplia y peligrosa. [No] me refiero a una crisis de confianza, lo cual es otra historia. [Estoy] hablando del sentimiento del ciudadano – que ha sido derrotado por los impuestos y cuyos gastos por la educación [privada] y los servicios de salud, como resultado del deterioro en los servicios gubernamentales, han agotado sus ingresos, ha sido perjudicado y se le ha impuesto una pesada carga económica… Los funcionarios, como los únicos con derecho a decidir sobre un aumento sobre los precios, se están alejando cada vez más del público y lo están provocando… [Estos lo están haciendo] sin comprender totalmente los grandes cambios que están teniendo lugar en la sociedad y sin intentar internalizar los cambios que han tenido lugar dentro del carácter del ciudadano jordano, que está furioso con los gobiernos que no han logrado nada y nunca han logrado presentar soluciones verdaderas para los problemas de la deuda [pública] y el déficit [presupuestario].

“La solución es que alguien emita una advertencia y susurre a los oídos de los funcionarios lo que siente el ciudadano jordano e informarles a estos de que cada decisión tomada o las que serán tomadas harán crispar los nervios del pueblo e incrementará su ira. No necesitamos decisiones unilaterales, que emanen de un elemento aislado del gobierno [es decir, del Ministro de Finanzas Omar Al-Malhas], para que la situación del pueblo empeore. Además, esperamos que el gobierno abra un diálogo con la sociedad y su diferentes sectores, que quizás puedan [ayudarlo] a entender la situación del pueblo y evitarle al público sus malas decisiones…”[30]

Caricatura del 17 de enero, 2018 en Al-Ghad: medidor de oxígeno instalado en la nariz de un ciudadano; pronto ni siquiera el aire será gratis

Para ver el despacho en si totalidad en inglés junto a las imágenes copie por favor el siguiente enlace en su ordenador: https://www.memri.org/reports/protests-jordan-following-austerity-measures-%E2%80%93-including-elimination-bread-subsidy

*Z. Harel es Compañero investigador en MEMRI.


[1] Al-Ghad (Jordania), 1 de enero, 2018.

[2] Al-Ghad (Jordania), 9 de enero, 2018.

[3] Al-Ghad, (Jordania), 17 de enero; Al-Dustour (Jordania), 16 de enero; Al-Quds Al-Arabi (Londres), 17 de enero, 2018.

[4] Al-Sabeel, Al-Dustour (Jordania), 3 de febrero; Al-Ghad (Jordania), 4 de febrero, 2018.

[5] Al-Quds Al-Arabi (Londres), 17 de enero, 2018.

[6] Al-Ghad (Jordania), 13 de febrero, 2018.

[7] Al-Ghad (Jordania), 4 de octubre, 2017; Al-Rai (Jordania), 16 de octubre, 2017.

[8] Al-Ghad (Jordania), 9 de enero, 2018.

[9] Al-Rai Al-Youm (Jordania), 8 de enero, 2018; Véase también la serie Investigación y Análisis No. 1244 de MEMRI, Debate en Jordania sobre el futuro de los refugiados sirios en el país: Por miedo estos serán naturalizados a las llamadas a integrarlos en la sociedad jordana, 27 de abril, 2016.

[10] Serie Investigación y Análisis No. 900 de MEMRI, En Jordania protestas, disturbios y llamadas a la destitución del régimen tras cancelación del subsidio al combustible, 14 de noviembre, 2012.

[11] Raialyoum.com, 1 de febrero, 2018; Al-Ghad, 1 de febrero, 2018; Al-Sabil (Jordania), 12 de febrero, 2018.

[12] Albosala.com, 18 de enero, 2018.

[13] Arabi21.com, 4 de febrero, 2018.

[14] Raialyoum.com, 18 de enero, 2018.

[15] Facebook.com/jo.opposition, 12 y 13 de febrero, 2018.

[16] Al-Quds Al-Arabi (Londres), 2 de febrero, 2018.

[17] Albosala.com, 2 de febrero, 2018; Al-Quds Al-Arabi (Londres), 3 de febrero, 2018.

[18] Al-Sabil (Jordania), 4 de febrero, 2018.

[19] Allofjo.net, 8 de febrero, 2018; rayalyoum.com, 9 de febrero, 2018.

[20] Alarabi21.com, 11 de febrero, 2018.

[21] Jo24.net, 11 de febrero, 2018.

[22] Raialyoum.com, 1 de febrero, 2018; Khaberni.com, 12 de febrero, 2018.

[23] Albawaba.com, 23 de enero, 2018; Raialyoum.com, 24 de enero, 2018.

[24] Al-Ghad (Jordania), 13 de febrero, 2018; Khaberni.com, 13 de febrero, 2018.

[25] Twitter.com/ollaatweet, 8 de enero, 2018.

[26] Twitter.com/osamacartoons, 22 de enero, 2018.

[27] Facebook.com/derar_majali, 9 de febrero, 2018.

[28] En referencia a estas protestas, véase los siguientes informes de MEMRI: Investigación y Análisis No. 771, La Primavera Árabe en Jordania: El Rey obligado a hacer concesiones al movimiento de protesta, 12 de diciembre, 2011; Investigación y Análisis No. 806, La Primavera Árabe en Jordania – Parte II: Opositores desafían legitimidad del Rey y la Familia Real hachemita, 4 de marzo, 2012; Investigación y Análisis No. 900, En Jordania, protestas, disturbios y llamadas a destituir el régimen luego de cancelación del subsidio al combustible, 14 de noviembre, 2012.

[29] Al-Dustour (Jordania), 11 de febrero, 2018.

[30] Al-Ghad (Jordania), 4 de febrero, 2018.