Artículos recientes en la prensa egipcia y saudí responsabilizan a Hamás de la ofensiva terrestre de Israel en Rafah. Los autores de los artículos señalan que el ataque con cohetes de Hamás el 5 de mayo de 2024 contra el cruce fronterizo de Kerem Shalom – en el que cuatro soldados israelíes murieron y varios otros resultaron heridos, y que se llevó a cabo mientras Egipto hacía esfuerzos intensivos para promover un acuerdo de tregua entre ambas partes – torpedeó cualquier posibilidad de llegar a un acuerdo y también dio a Israel una excusa para lanzar su operación en Rafah. Los periodistas critican a Hamás por haber tenido la audacia de llevar a cabo ese ataque mientras participaba en las conversaciones de El Cairo, y afirman que su ignorancia diplomática, su arrogancia y su locura pusieron en peligro las vidas de los habitantes de Gaza y agravaron la situación en la Franja.

Los siguientes fragmentos están traducidos de estos artículos:

Periodista egipcio: “Hamás destruyó los esfuerzos de Egipto para concertar una tregua y le dio a Netanyahu una excusa para entrar en Rafah”

Hussein Yousuf, columnista de Al-Yawm Al-Sabi’ , escribió el 6 de mayo de 2024 bajo el título «La estabilidad regional está siendo puesta a prueba; Hamás le entregó a Netanyahu las llaves de Rafah», escribió:

“Todos los países del mundo monitorean la situación en la Rafah palestina después de que el ejército de ocupación israelí sorprendió a todos y pidió a los residentes de la Rafah palestina oriental que evacuaran inmediatamente al centro de la Franja mientras amenazaban con un ataque terrestre a la ciudad [de Rafah]…”

«Lo que es sorprendente es que, mientras Egipto estaba liderando las negociaciones entre Hamás e Israel con sabiduría y talento, invirtiendo todos los esfuerzos en acercar a las partes y encontrar soluciones creativas para los desacuerdos que encontraron en las negociaciones. Egipto estaba cerca de anunciar oficialmente que las negociaciones habían tenido éxito y que las partes habían acordado una tregua y la liberación de los rehenes antes de una tregua más larga y un acuerdo de cese de fuego para revertir la decisión [israelí] de entrar en Rafah y [por lo tanto] salvar a miles de palestinos allí. Precisamente [en ese momento] Hamás llevó a cabo su operación en Kerem Shalom, que reavivó la [tensión] y le dio a la parte israelí una excusa para detener las negociaciones y volver a plantear la cuestión de la invasión de Rafah. Era como si Netanyahu estuviera esperando esa oportunidad para activar a los medios de comunicación occidentales que están sesgados a su favor y ordenarles que le digan al mundo que Hamás no está interesado en la paz, las negociaciones o incluso una tregua, como se desprende del hecho de que operó contra las tropas israelíes mientras Las negociaciones estaban en marcha en El Cairo.”

“Debido a la operación llevada a cabo por [el ala militar de Hamás] las Brigadas Izz Al-Din Al-Qassam contra los soldados israelíes, en la que cuatro de ellos murieron, los esfuerzos intensivos y enérgicos de Egipto para promover las negociaciones de tregua fueron en vano. El Cairo estaba presionando fuertemente para que se alcanzara un acuerdo en virtud del cual se declararía una tregua a cambio de la liberación de los rehenes israelíes retenidos por Hamás, tras lo cual se definirían las condiciones de un alto el fuego permanente para preservar las vidas y la dignidad de los habitantes de Gaza. Muchos analistas se sorprendieron y se preguntaron cómo Hamás pudo enviar una delegación a las conversaciones en El Cairo y al mismo tiempo llevar a cabo una operación que destruiría y acabaría con las negociaciones y socavaría los esfuerzos egipcios…” [1]

Columnista egipcio: “Ya no es posible permanecer en silencio sobre la conducta de Hamás

El mismo día Khaled Harib, columnista del diario egipcio Al-Dustour, hizo declaraciones similares. Harib escribió: «Durante la última ronda de negociaciones de tregua en El Cairo fuimos testigos del comportamiento más extraño que una facción política podría tener. Justo cuando el acuerdo sobre la mesa estaba listo para ser firmado, fuimos testigos de un bombardeo del cruce de Kerem Shalom, y Hamás se atribuyó arrogantemente la responsabilidad por ello y luego abandonó El Cairo, [por lo que] nadie firmó [el acuerdo]. Los habitantes de Gaza, que miraban hacia El Cairo y soñaban con el fin de su sufrimiento, están destrozados y tristes, y los desplazados en Rafah habían puesto su fe en Alá mientras esperaban [un acuerdo] que [ya] estuviera completo”.

“Esta sombría situación ya no puede aceptarse en silencio, y se ha convertido en un deber exponerla para romper con la cultura en la que ninguna voz se atreve a hablar más fuerte que la [misma] guerra… Ahora se alzarán voces para chantajear a quien no esté de acuerdo con la política de Hamás y acusarlo de todo, desde ignorancia hasta espionaje. Tal es la situación de los árabes y tal es nuestra cultura política…”

«Creo que no ganaremos la guerra en Gaza a menos que hablemos durante la guerra, tomemos nota de nuestras preocupaciones y cuestionemos los detalles: ¿Qué quiere exactamente Hamás? ¿Está negociando para defender su futuro político o las vidas de sus líderes? ¿Está realmente interesado en la democracia y los derechos de los ciudadanos de Gaza, o es [sólo] un brazo de una fuerza [extranjera] sin sentido?”

«Soy muy consciente de que sueno amargado. Pero, como señalé al principio del artículo, ya no es posible permanecer en silencio. Ya sea que Hamás firme o no un acuerdo de tregua, puede estar sujeto a juicio siempre que los inocentes habitantes de Gaza pagan el precio.»[2]

Columnista saudí: “Hamás dio a Israel una excusa para entrar en Rafah”

En su columna en el diario estatal saudí Okaz, el periodista Hamoud Abu Taleb escribió que Hamás proporcionó a Israel un pretexto para entrar en Rafah:

“La actual escalada en Gaza alcanzó su punto máximo el martes [7 de mayo de 2024] cuando Israel se redesplegó en el lado palestino del cruce fronterizo de Rafah, dos días después de que el ala militar de Hamás, las Brigadas Izz Al-Din Al-Qassam, llevara a cabo un ataque con cohetes que mató e hirió a varios soldados [israelíes]. Como resultado, Rafah, donde se hacinan más de un millón y medio de personas desplazadas, así como el resto de la Franja de Gaza, quedaron aisladas de las entregas de ayuda de alimentos, medicamentos y todas las necesidades vitales hasta ayer [8 de mayo], cuando Israel abrió el cruce de Kerem Shalom a instancias de [elementos] internacionales y tras la presión de Estados Unidos.”

“Esta vez, las cosas fueron más allá de una confrontación entre Israel y Hamás, causando tensión de seguridad en el lado egipcio [del cruce de Rafah], y algunos están tratando de exacerbar [esta tensión] y usarla de manera populista en un intento de involucrar a Egipto en una confrontación directa con Israel, con el argumento de que Israel ha violado los términos y protocolos del acuerdo de paz con Egipto.”

“No se puede descartar que el lanzamiento de cohetes por parte de las [Brigadas] Al-Qassam en esas áreas y en ese momento fue un intento calculado y deliberado para lograr este objetivo, aunque Egipto está haciendo todo lo que puede y usando todas sus cartas para salvar la situación en Gaza en general y en Rafah en particular. Estos esfuerzos egipcios dieron como resultado una propuesta de acuerdo para un alto el fuego en Gaza, pero Hamás tardó en responder, [proporcionando así] a Israel otra excusa, además del ataque con cohetes del domingo, para volver a ocupar el cruce de Rafah y cortar la única línea de salvación de Gaza…”

“La ignorancia diplomática, la locura y la arrogancia mostradas por Hamás contribuyeron al deterioro y condujeron a esta grave fase que amenaza con empeorar aún más… El 7 de octubre, Hamás puso en peligro al pueblo de Gaza al ignorar el equilibrio de poder sobre el terreno y dándole a Israel una excelente oportunidad para enloquecer en Gaza y a Estados Unidos una excusa para apoyarlo. Ahora [Hamás] está brindando otra excusa más…” [3]

Periodista saudí de alto rango: “Hamás utilizó Rafah como su última moneda de cambio y una vez más malinterpretó los acontecimientos”

El 8 de mayo de 2024 el periodista saudita Tariq Al-Homayed también atacó a Hamás escribió en su columna en el diario londinense Al-Sharq Al-Awsat, que Rafah era la última moneda de cambio de Hamás y que Hamás interpretó mal la realidad, como de costumbre. Al-Homayed escribió: «El hecho de que Hamás haya acordado una tregua en la tarde del 6 de mayo, y de esa manera particular – después de que Israel declarara una evacuación del pueblo de Rafah esa misma mañana – revela que la última carta a la que apuesta Hamás no es ni siquiera a los rehenes israelíes, sino a la propia Rafah”.

“Lo que pasó, según informes de prensa y declaraciones a lo largo de ese día, es que Hamás aceptó una versión de la tregua que no había sido acordada, como es evidente por el hecho de que su consentimiento sorprendió no sólo a los israelíes sino también a la Casa Blanca, la comunidad internacional e incluso los mediadores. El consentimiento de Hamás a una tregua se produjo después de que Israel anunciara una evacuación parcial del pueblo de Rafah en la mañana del 6 de mayo, lo que significaba que la invasión israelí estaba a punto de comenzar. Obviamente quería complicar las cosas para Israel en el ámbito interno y avergonzarlo en el ámbito internacional”.

“Pero lo que Hamás no entendió en ese momento es que el lado que ha seguido matando y masacrando durante casi seis meses – es decir, Israel – no está en lo más mínimo preocupado por la comunidad internacional o incluso por la presión dentro de Israel [para liberar] los rehenes…”

“Otro punto que Hamás no entendió es que, al anunciar [su consentimiento a] una tregua de esta manera, había expuesto que su última moneda de cambio ni siquiera eran los rehenes sino Rafah…”

“El resultado de todo esto es que la posición de Hamás se ha vuelto débil en el ámbito internacional, por no hablar en el terreno. El desastre que Hamás causó con su operación del 7 de octubre ha llevado ahora a Israel a invadir Rafah, lo que significa que Gaza está ahora bajo ocupación nuevamente, como era antes de 2005”.

“La verdad es que Hamás malinterpretó los acontecimientos, como de costumbre, y malinterpretó la conducta de Israel y el enfoque de la comunidad internacional. Es por eso que se atrapó en esta situación dura y vergonzosa y debilitó todas sus bazas de negociación frente a Israel al tiempo que debilitaba a los mediadores…”

“Hamás utilizó todas sus cartas mientras olvidaba o ignoraba los equilibrios de poder y olvidaba que la situación después del 7 de octubre es diferente a lo que era antes de esta fecha. Hamás no entendió que Irán lo había abandonado, del mismo modo que malinterpretó la mentalidad [de la comunidad] internacional…”[4]

 

[1] Al-Yawm Al-Sabi’ (Egipto), 6 de mayo de 2024.

[2] Al-Dustour (Egipto), 6 de mayo de 2024.

[3] Okaz (Arabia Saudita), 9 de mayo de 2024.

[4] Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 8 de mayo de 2024.

 

Artículo anteriorEl terrorista designado por Estados Unidos, líder de Asa’ib Ahl Al-Haqq, Qais Al-Khazali se reunió con el embajador de China en Irak
El Instituto de Investigación de Medios de Información del Medio Oriente (MEMRI) explora el Medio Oriente a través de los medios informativos de la región. MEMRI establece un puente entre el vacío idiomático existente entre Occidente y el Medio Oriente, proporcionando traducciones oportunas de los medios árabes, hebreos y farsi, así como un análisis genuino de las tendencias políticas, ideológicas, intelectuales, sociales, culturales y religiosas del Medio Oriente. Fundado en Febrero de 1998 para informar sobre el debate de la política estadounidense en el Medio Oriente, MEMRI es una organización 501 (c)3, independiente, no partidista, sin fines de lucro. MEMRI mantiene oficinas en Berlín, Londres y Jerusalén y traduce su material al inglés, alemán, italiano, francés, hebreo, español, turco y ruso.