El siguiente informe es ahora complemento gratuito del Proyecto Supervisión a la Amenaza Terrorista y Yihad de MEMRI (PSATY). Para información sobre como suscribirse al PSATY, pulse aquí.

Introducción

A 7 años y medio después del inicio del alzamiento contra el régimen del Presidente sirio Bashar Al-Assad, las facciones rebeldes en la región septentrional siria de Idlib se preparan para la batalla final que decidirá el resultado de la revolución siria. Esta batalla es particularmente fatídica para Hay’at Tahrir Al-Sham (HTS), liderado por Abu Muhammad Al-Joulani, quien controla la mayor parte de la región. En muchos sentidos, Al-Joulani se encuentra arrinconado: el régimen sirio ha declarado que el único resultado aceptable es retomar el territorio, ya sea mediante lo que se conoce como acuerdos de reconciliación, es decir, la rendición por parte de los rebeldes, o por medio de una guerra total hasta que este triunfe. Luego de estas declaraciones, es improbable que el régimen permita que Al-Joulani y HTS permanezcan en áreas bajo control del régimen.

Recientemente, Turquía, que ha sido inconsistente en su postura respecto al HTS, anunció que considera a HTS como una organización terrorista; esta acción fue interpretada por muchos como el camino abierto para el régimen sirio y para que Rusia ataque en la región. Es muy probable que esto deje a HTS sin un apoyo significativo. Sus opciones de retirada son muy limitadas, ante la posibilidad de que Turquía les cierre las puertas y teniendo en cuenta que el régimen sirio y sus aliados controlan la mayor parte del territorio sirio.

En el frente interno también, HTS enfrenta desafíos complejos. Turquía protege a sus facciones rivales, y recientemente fusionó a algunas de ellas en una nueva organización paraguas en Idlib: el Frente Nacional para la Liberación que, desde la perspectiva de HTS, es algo así como un comodín. Aunque hasta la fecha el Frente ha coordinado con HTS, este último no puede confiar en su lealtad y sentirse seguro de que, al momento de la verdad, el Frente no buscará un acuerdo de reconciliación con el régimen sirio, por órdenes de Turquía. Además, Al-Joulani debe tratar con los muchos activistas que apoyan a Al-Qaeda quienes continúan intentando socavar su liderazgo, luego de que anunció, en julio, 2016 de que se separaba de esa organización. Cabe señalar que a pesar de sus esfuerzos para demostrar que ya no es parte del movimiento global yihadista y ha adoptado una agenda siria, Al-Joulani permanece en las listas terroristas de los Estados Unidos y de la ONU.

Es difícil estimar cuánto tiempo logrará resistir Al-Joulani frente a las presiones del régimen sirio y especialmente los ataques aéreos rusos y la presión por parte de la población local.

A partir de hoy, al menos en el nivel de declaraciones, Al-Joulani y muchas facciones han rechazado los acuerdos de reconciliación del régimen sirio y están declarando su voluntad de luchar contra este y sus aliados. En un discurso en Ramadán, el 21 de agosto, 2018 Al-Joulani declaró que no tenía intención de rendirse y deponer las armas, al igual que muchas otras facciones al sur de Siria.[1]

Ante esta postura, las facciones al norte del país, encabezadas por HTS, se están preparando intensamente para el anticipado ataque. HTS y otras facciones han establecido una sala de operaciones conjunta, entre ellas el Frente Nacional para la Liberación. Las facciones están llevando a cabo diversos entrenamientos y también han llevado a cabo entrenamientos militares, así como también cursos religiosos y de mejoramiento moral para los combatientes junto a fortificar las posiciones en el frente. También se llevan a cabo conferencias informativas por parte de HTS para alentar a los residentes locales a que apoyen a los combatientes, moral y monetariamente. Las facciones también publican imágenes e informes en los medios de comunicación y en las redes sociales, sobre las fuerzas, mostrándolos en preparación para la batalla.

Este informe dará un repaso a los preparativos que están realizando HTS y otras facciones antes de la ya anticipada batalla por Idlib.

Preparativos en el campo

El 29 de julio, 2018 HTS, el Frente de Liberación de Siria y el Frente Nacional de Liberación anunciaron la creación de la sala de operaciones Jaysh Al-Fath, diciendo que fue con el propósito de “repeler la agresión del régimen criminal contra las regiones liberadas bajo un organismo militar unido”.[2]

En un discurso celebrando las festividades de ‘Eid Al-Adha, Al-Joulani dijo que la sala de operaciones “asigna tareas y ha formulado un plan para fortalecer y defender la región”.[3]

Al-Joulani visitando la sala de operaciones. (Fuente: T.me/GLEATHKJ, 21 de agosto, 2018)

Desde el comienzo, la sala de operaciones ha mantenido informados a los más de 3000 seguidores de su canal en la plataforma Telegram sobre las actividades militares en la que está involucrado, tales como bombardear a las fuerzas del régimen, la voladura de puentes que conectan a regiones liberadas con regiones controladas por el régimen,[4] etc.

Envío de refuerzos a los frentes

En las últimas semanas, los medios de comunicación de las facciones rebeldes al norte han informado que se están enviando refuerzos a los frentes. Por ejemplo, el canal de noticias opositor Medaad Press informó el 29 de agosto, 2018 que HTS había enviado “un gran convoy militar que incluía coches bomba, artillería, tanques y cientos de activistas” a los frentes de Hama y de las costas.[5]

Tanques de la brigada blindada pertenecientes a las operaciones conjuntas en el frente (Fuente: T.me/GLEATHKJ, 2 de septiembre, 2018)

También se informó que misiles de largo alcance estaban siendo posicionados y “listos para atacar las bases del régimen de Nusairi [es decir, Alauita, es decir, Assad] en la base aérea de Hmeimim”.[6]

Reclutando nuevos combatientes, intensificando el entrenamiento

Como parte de los preparativos, las diversas facciones han estado publicando anuncios de reclutamiento en las últimas semanas, en un intento por atraer a nuevos reclutas.[7] HTS también ha pedido a los profesionales médicos que se unan a sus equipos médicos y “cumplan con el deber del yihad”.[8] Además, las facciones han intensificado el entrenamiento para sus activistas y han circulado fotos del entrenamiento, como parte de la campaña de información dirigida a los residentes locales y a sus enemigos. Estos han incluido, por ejemplo, fotos de entrenamiento por parte del movimiento Ansar Al-Islam y combatientes uzbekos de las Brigadas Al-Tawhid Wal-Jihad.[9]

Entrenamiento Ansar Al-Islam

Entrenamiento de combatientes uzbecos

HTS publicó recientemente fotografías del entrenamiento de la fuerza Red Headband, una brigada élite encargada de operar a través de las líneas enemigas, incluyendo el llevar a cabo ataques suicidas.[10]

Refuerzos y atrincheramientos

Además del entrenamiento, las facciones están reforzando las posiciones en el frente de batalla, particularmente en las regiones occidentales de Idlib, Jisr Al-Shughour y Latakiya.[11]

Fortalecimiento del frente interno

Entendiendo que la unidad interna y la constancia no son menos importantes, HTS y las facciones que cooperaron con esta han trabajado para disipar elementos hostiles y rivales del área. Por lo tanto, en las últimas semanas, estos han estado librando una guerra total contra los agentes del EIIS en la región[12] y contra los residentes y sospechosos de apoyar los acuerdos de reconciliación con el régimen sirio. Decenas de supuestos partidarios de la reconciliación han sido arrestados y los líderes de HTS y las facciones que cooperan con esta han hablado duramente contra los acuerdos de reconciliación. En su discurso de Ramadán, Al-Joulani incluso les llamó “traidores”.[13] Los canales Telegram de los partidarios de HTS y otras facciones publicaron una foto de un patíbulo creado en Idlib para los partidarios de los acuerdos de reconciliación.[14]

El patíbulo en Iblib

Para ver el despacho en su totalidad en inglés junto a las imágenes y videos copie por favor el siguiente enlace en su ordenador: https://www.memri.org/reports/hayat-tahrir-al-sham-hts-prepares-fateful-battle-idlib

*N. Mozes es compañero investigador en MEMRI.


[1] Ver informe de MEMRI JTTM. Líder de Hay’at Tahrir Al-Sham (HTS) Al-Joulani en alocución de Eid Al-Adha: No nos rendiremos ni firmaremos acuerdos de reconciliación con el régimen, 22 de agosto, 2018.

[2] T.me/GLEATHKJ, 29 de julio de 2018.

[3] Véase el informe del PSATY en MEMRI – Líder de Hay’at Tahrir Al-Sham (HTS) Al-Joulani en alocución de Eid Al-Adha: No nos rendiremos ni firmaremos acuerdos de reconciliación con el régimen, 22 de agosto, 2018.

[4] T.me/GLEATHKJ, 31 de agosto, 2018.

[5] T.me / medaad_press, 29 de agosto, 2018.

[6] T.me/GLEATHKJ, 2 de septiembre, 2018.

[7] Véase el informe del PSATY en MEMRI – Hay’at Tahrir Al-Sham (HTS) abre registro para nuevos reclutas y provee información de contacto a través de WhatsApp, 16 de agosto, 2018.

[8] Véase el informe del PSATY en MEMRI – Hay’at Tahrir Al-Sham (HTS) recluta a profesionales médicos para apoyar el yihad junto a proveer número de WhatsApp, 30 de agosto, 2018.

[9] Telegram.me//: Shabakat Al-Fidaa Al-Islamiya, 3 de septiembre, 2018.

[10] Véase el informe del PSATY en MEMRI – Hay’at Tahrir Al-Sham (HTS) forma fuerza “Red Headband” para llevar a cabo misiones suicidas y ataques detrás de las líneas enemigas, 29 de agosto, 2018.

[11] T.me/jeehadTahrer, 2 de septiembre, 2018.

[12] Véase el informe del PSATY en MEMRI – El EIIS y Hay’at Tahrir Al-Sham (HTS) batallan por obtener influencia en Idlib y el norte de Siria, 6 de septiembre, 2018.

[13] Véase el informe del PSATY en MEMRI – Líder de Hay’at Tahrir Al-Sham (HTS) Al-Joulani en alocución de Eid Al-Adha: No nos rendiremos ni firmaremos acuerdos de reconciliación con el régimen, 22 de agosto, 2018.

[14] T.me/AEHOAS, 2 de septiembre, 2018.