Introducción

Las elecciones presidenciales en Egipto, programadas para el 26-28 de marzo, 2018 se espera tengan como resultado un segundo mandato para el Presidente ‘Abd Al-Fattah Al-Sisi.[i] Su victoria casi inevitable es el resultado del estancamiento en el sistema político de Egipto, que no ha logrado producir alternativas viables. Al-Sisi se está enfrentando a un solo candidato, luego que su régimen efectivamente despejara el escenario de todos los otros contendientes arrestándolos o persiguiéndolos para que se retiren de la contienda. Además, el único rival del presidente, el líder del partido Al-Ghad Moussa Mustafa Moussa, es descrito por muchos como un “títere”, ya que es un firme defensor de Al-Sisi y se unió a la contienda electoral el último día del registro.[ii]

Aunque Egipto tiene más de 100 partidos registrados, su impacto público es pequeño y no ha logrado liderar cambios políticos significativos o desafiar seriamente al régimen actual. Conscientes de esta situación, la mayoría de los partidos se abstuvieron de postular candidatos para las elecciones, entre otras cosas para evitar camuflar la victoria de Al-Sisi. Algunos incluso llamaron a boicotear las elecciones en protesta por el arresto y trastabillé de los opositores, incluyendo a posibles candidatos presidenciales.[iii]

Durante más de un año, artículos en la prensa egipcia han denunciado el estancamiento en la vida política de Egipto y la ausencia de un pluralismo efectivo partidista. Analizando las causas, notaron la ausencia de una tradición democrática, después de décadas de un gobierno de partido único que reprimió a la oposición y la libertad de expresión; la preocupación por las preocupaciones de seguridad a expensas de abordar temas políticos internos; la prevalencia de partidos motivados por intereses personales; y la desilusión de los jóvenes con los temas políticos debido a todos estos factores y también ante el fracaso de las revoluciones pasadas y las políticas opresivas del régimen.

De hecho muchos de los artículos le atribuyeron principalmente la culpa por la situación al régimen de Al-Sisi, debido a su persecución y arresto a disidentes y críticos. Algunos de ellos implicaron que los aparatos de seguridad interfieren activamente en la arena política. Por ejemplo, se sugirió que los aparatos de seguridad estuvieron tras del golpe interno en el Partido de Liberación Egipcio, fundado por el empresario Naguib Sawiris, con el objetivo de eliminar a ciertos miembros opuestos al régimen.

Los autores de los artículos, incluyendo a columnistas de los diarios gubernamentales, expresaron su preocupación de que el estancamiento político y la supresión de toda oposición harán que las fuerzas extremistas, en primer lugar la Hermandad Musulmana, sean vistas como la única alternativa al régimen existente. En consecuencia, llamaron a revitalizar a los partidos egipcios y a alentar a los jóvenes egipcios a participar en política en lugar de perseguirlos.

El propio Presidente Al-Sisi también abordó el tema de los partidos políticos. Reconoció el estancamiento en el sistema político y llamó a ponerle fin, pero se lo atribuyó a la historia política de Egipto mientras rechazaba las acusaciones de persecución y opresión de los opositores por parte de su régimen.

Lo siguiente son extractos de las declaraciones de Al-Sisi sobre el tema y de algunos de los artículos que critican el estado del sistema político egipcio bajo su mandato.

Al-Sisi en referencia al estado de los partidos egipcios: Construyendo un verdadero sistema de partidos en Egipto tomará mucho tiempo; No existe represión de parte de la disidencia

En medio de este discurso mediático, el propio Al-Sisi en varias ocasiones abordó el estado de la política partidista egipcia. En la Primera Conferencia Nacional de la Juventud que este organizó en octubre, 2016 en Sharm Al-Sheikh, el presidente dijo que Egipto estaba experimentando un proceso de democratización y presentó como evidencia el Programa de Liderazgo Presidencial (PLP), dirigido a cultivar un liderazgo joven para inyectarle sangre nueva al sistema político del país.[iv] Sin embargo, al dirigirse al segundo grupo de graduados del PLP varios meses después, se mostró menos optimista, diciendo que establecer una verdadera infraestructura de partidos en Egipto tomará mucho tiempo, dado que el país no ha experimentado dinámicas reales partidistas durante décadas. Este añadió que la difícil situación política, económica y social en Egipto en los últimos años es otro factor que ha obstaculizado el desarrollo del sistema político y de partidos.[v]

Al abordar el tema en una entrevista realizada en mayo, 2017 a los diarios egipcios, Al-Sisi dijo que  llamó más de una vez al pueblo para que se uniera a partidos y que debería alentarse a los partidos a ser más activos. Este agregó que las diversas conferencias juveniles que tuvieron lugar en los meses previos bajo la égida de la presidencia fueron “un elemento de fortaleza egipcia”.[vi] En una reunión con periodistas varios meses después, el presidente llamó a fusionar algunas partes con otras más fuertes para resolver el problema de la proliferación de partidos, debilitando de esta manera su influencia.[vii]

En una conferencia celebrada en enero, 2018 en adelanto a las elecciones, este señaló que “durante los últimos 50 años, Egipto ha sufrido por la ausencia de partidos verdaderos, en especial desde la revolución de 1952″. Este negó que el régimen actual reprimiera las opiniones de los opositores, diciendo que aspira a fortalecer a los partidos en Egipto”.[viii]

Logotipos de algunos partidos egipcios (imagen: elbadil.com)

Escritor egipcio: esta campaña electoral presidencial expuso la profundidad de la crisis partidista en Egipto

Con las próximas elecciones presidenciales en boga, ‘Abd Al-Nasser Salama, en su columna en el diario egipcio Al-Masri Al-Yawm criticó la ausencia de una vida política y partidaria activa junto a la proliferación inútil de partidos en el país. Estos partidos dijo, son en parte el resultado de las restricciones del país a los activistas políticos y de la ausencia de una verdadera libertad de prensa. Este escribió:

“Los acontecimientos de la actual [campaña] en las elecciones presidenciales pusieron al descubierto la profundidad de la crisis política partidista en Egipto: ya no posee vida partidista ni vida política en el sentido habitual. El país ha comenzado [esfuerzos] sin precedentes para encontrar candidatos [que enfrenten al Presidente Al-Sisi], a nivel local e incluso internacional… Incluso las [políticas] propuestas por los candidatos del partido, si es que existe alguna, ya no son convincentes y el público ha comenzado a perder la confianza en ellos. Por lo tanto, [estamos] escuchando conceptos y expresiones [sobre los candidatos, tales como] ‘extra en films’, sin ningún sentido, oportunista, presionado [para que participe] etc.[ix] La realidad muestra que ya no existen posturas reales partidistas, donde las nubes tienen un impacto negativo dentro de la función parlamentaria…

“El Presidente Al-Sisi le ha pedido a estos partidos políticos, que ahora parecen ser más de 100, fusionarse para formar unos 15 partidos… Creo que la historia de la vida partidista en Egipto, que es largo en comparación al de otros países en la región y en el mundo, nos hace merecedores de una mejor situación. [Por derecho], deberíamos encabezar la lista de países democráticos, países donde [el principio de] “una opinión y una opinión contraria” [opera] y donde existe una competencia respetable para todo y todos…

“Esta regresión [en las actividades del partido] seguramente comenzó en 1952, con el surgimiento de la llamada Unión Socialista [árabe] [establecida por Gamal ‘Abd Al-Nasser] como el único partido o única fuerza política para ese momento. Después de eso, [los partidos] gradualmente comenzaron a actuar en los foros públicos y finalmente se volvieron más activos de una forma u otra. Aunque nunca hubo más de tres partidos, todavía impactaron la vida política a largo plazo [y los] diarios del partido que expresaron [las posturas de] la oposición o de la otra postura para ese momento.

“La pregunta es, ¿qué sucedió? ¿Y por qué hemos retrocedido a esta situación de tantos partidos, o de supuestos partidos? ¿Se han convertido estos en una alternativa a los trabajos públicos asumidos por los jubilados y pensionados…? ¿Están siendo estos controlados a control remoto? ¿Son [meramente] un vehículo [para lograr] honor, intereses personales y ganancias?

“Otra pregunta: las directrices del presidente en todo lo relacionado con la fusión [de los partidos] se emitieron a principios de noviembre, es decir, hace casi tres meses, pero no existen señales en el horizonte de que se estén implementando…

“En general, todo lo que necesitamos para revitalizar la vida política y de partido es el libre albedrío. Lo primero y más importante es brindar seguridad a quienes se dedican a la política, sin perseguirlos en la calle, sin hacer que la gente desaparezca y sin intermediarios. Necesitamos medios reales (prensa, televisión, portales de noticias) y figuras mediáticas reales y profesionales; necesitamos de la prensa nacional y los consejos de los medios de comunicación para implementar esto; necesitamos que los aparatos de seguridad quiten sus mano de los portales de noticias que han sido bloqueados, necesitamos permiso para celebrar conferencias políticas en hoteles, plazas, bibliotecas y salas, necesitamos un cambio en la percepción de los medios de comunicación de aquellos que están a cargo de los medios de comunicación del gobierno…

“Si este deseo no existe, o no existe en grado suficiente, debemos reconocer esto, sin evadirlo, vivir dentro de las limitaciones de lo permitido y reconocer la realidad, porque la contradicción entre lo que se declara [como permitido] por las autoridades] y lo que está permitido es muy grande…”[i]

Para ver el despacho en su totalidad en inglés junto a las imágenes copie por favor el siguiente enlace en su ordenador: https://www.memri.org/reports/elections-egypt-iv-egyptian-press-criticizes-feebleness-egyptian-parties-regimes-suppression

*C. Meital es compañero investigador en MEMRI.

[i] Al-Masri Al-Yawm (Egipto), 5 de febrero, 2018.


[i] Véase también la serie Investigación y Análisis No. 1382 de MEMRI, Elecciones presidenciales en Egipto – Parte III: En adelanto a las elecciones, el régimen de Al-Sisi toma el control de los medios de comunicación, 21 de marzo, 2018; Elecciones presidenciales en Egipto – Parte III: En adelanto a las elecciones, el régimen Al-Sisi toma el control de los medios de comunicación – Investigación y Análisis No. 1380 de MEMRI, Elecciones presidenciales en Egipto – Parte I: La brutal represión del régimen de Al-Sisi sobre los posibles candidatos presidenciales, 19 de marzo, 2018; Investigación y Análisis No. 1381, Elecciones Presidenciales de Egipto Parte II: Llamadas de la oposición a boicotear las elecciones junto a críticas a la persecución de candidatos, 20 de marzo, 2018.

[ii] Al-Ahram (Egipto), 30 de enero de 2018; Al-Wafd (Egipto), 4 de febrero, 2018.

[iii] Al-Quds Al-Arabi (Londres), 29 y 31 de enero, 2018.

[iv] Al-Watan (Egipto), 27 de octubre, 2016. El programa fue dado a conocer por la Presidencia egipcia. Para su visión y misión, véase http://plp.eg/en/about-plp. Además, como parte de la implementación a las conclusiones de la conferencia, que enfatizaron la necesidad de promover la participación de los jóvenes en las elecciones municipales, formar comités juveniles para asesorar y asistir a los ministros de Egipto y promover iniciativas culturales y educativas, la Oficina del Presidente recibió a jóvenes activistas de 25 partidos para discusiones sobre las actividades políticas, voluntariado y la sociedad civil. Al-Ahram (Egipto), 14 de noviembre, 2016; Al-Masri Al-Yawm (Egipto), 17 de octubre, 2016.

[v] Al-Masri Al-Yawm (Egipto), 27 de febrero, 2017.

[vi] Al-Ahram (Egipto), 18 de mayo, 2017.

[vii] Al-Yawm Al-Sabi’ (Egipto), 9 de noviembre, 2017.

[viii] Al-Ahram (Egipto), 20 de enero, 2018.

[ix] Una referencia a las críticas dirigidas al candidato presidencial egipcio Moussa Mustafa Moussa, quien se registró para participar en las elecciones un día antes del cierre oficial de las inscripciones; se afirmó que el régimen egipcio le presionó para que se presentara y que se viera como una campaña electoral democrática. Ver Al-Arabi Al-Jadid (Londres), 29 de enero, 2018.

Compartir
Artículo anteriorLa lucha del Estado Islámico para prevenir desertar y recuperar a los que se marcharon
Artículo siguienteArtículo en diario del gobierno saudita: Es nuestro derecho defendernos de Irán y los houthis; Al infierno con los inútiles esfuerzos de la ONU
El Instituto de Investigación de Medios de Información del Medio Oriente (MEMRI) explora el Medio Oriente a través de los medios informativos de la región. MEMRI establece un puente entre el vacío idiomático existente entre Occidente y el Medio Oriente, proporcionando traducciones oportunas de los medios árabes, hebreos y farsi, así como un análisis genuino de las tendencias políticas, ideológicas, intelectuales, sociales, culturales y religiosas del Medio Oriente. Fundado en Febrero de 1998 para informar sobre el debate de la política estadounidense en el Medio Oriente, MEMRI es una organización 501 (c)3, independiente, no partidista, sin fines de lucro. MEMRI mantiene oficinas en Berlín, Londres y Jerusalén y traduce su material al inglés, alemán, italiano, francés, hebreo, español, turco y ruso.