Recientemente, el ejército sirio y las fuerzas que le respaldan, con el apoyo de los rusos, lograron tomar el control de una gran parte de la gobernación de Dar’a al sur de Siria. Esto ocurrió luego de una campaña militar contra las facciones de la oposición siria que comenzó el 19 de junio, 2018. El solo hecho de que esta ofensiva haya sucedido en esa área, así como también la participación de las fuerzas rusas en ello, constituye una violación a los acuerdos en la escalada al sudoeste de Siria que fueron firmados por Rusia, los Estados Unidos y Jordania en noviembre, 2017.[1]

Antes de iniciarse la operación, aumentaban los llamados a una retirada de las fuerzas iraníes del sur de Siria, de Hezbolá y de las demás milicias chiitas subordinadas a Irán. Israel y Jordania fueron los principales voceros en advertir contra la presencia iraní allí, debido a la preocupación por su proximidad a sus fronteras y los Estados Unidos también advirtieron en su contra. Se llevaron a cabo intensas consultas entre los Estados Unidos, Rusia, Jordania e Israel y según informes, las partes llegaron a acuerdos sobre la retirada de las fuerzas iraníes y chiitas del sur de Siria. En un momento dado, altos funcionarios rusos, encabezados por el canciller Sergei Lavrov, hablaron sobre un inminente retiro de las fuerzas armadas no-sirias de la frontera sur.[2]

Sin embargo, parece ser que una vez más Rusia violó los entendimientos alcanzados. De muchos informes publicados en los medios de comunicación sirios, especialmente en los portales opositores sirios y en las redes sociales, se concluye que las milicias chiitas pro-iraníes no solo han permanecido en el sur de Siria, sino que incluso han fortalecido su presencia allí y que Rusia está consciente de esto. Varias de las milicias chiitas incluso anunciaron su presencia en las redes sociales, publicando fotografías de sus operativos en la región. Una de las tantas fotografías tomadas mostraba al comandante de una milicia chiita en el sur de Siria de pie junto a un oficial ruso.

Además, numerosos informes indican que las fuerzas iraníes, Hezbolá y las milicias chiitas participaron en los combates al sur de Siria vestidos con uniformes del ejército sirio para disimular su presencia allí. Esto arroja dudas sobre todos los acuerdos futuros que puedan lograrse entre los actores internacionales y regionales respecto a la presencia de las fuerzas iraníes y sus partidarios en las fronteras con Israel y Jordania.

La siguiente revisión presenta varios de los informes y fotografías que revelan la participación de las fuerzas iraníes y las afiliadas a Irán en los enfrentamientos al sur de Siria.

Fotografías e informes de las fuerzas iraníes y de las milicias chiitas que participan en la campaña por el sur de Siria

A pesar de informes de que las fuerzas iraníes y chiitas se han retirado del sur de Siria, otros informes y fotografías, publicadas antes y durante la campaña para recuperar el área, indican que estas fuerzas de hecho están desplegadas allí y participan en la lucha junto al ejército del régimen. El 8 de junio, 2018 el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos informó que las fuerzas iraníes habían rechazado la propuesta rusa de retirarse de las áreas de Dar’a y de Quneitra y de todas las regiones del sur y redesplegarse al centro de Siria y que acordaron retirarse solo si las fuerzas estadounidenses se retiraban de su base en Al-Tanf en la frontera entre Siria e Irak. La organización agregó que aún no había percibido ninguna señal de que las fuerzas y milicias iraníes, afganas, asiáticas o iraquíes, o Hezbolá, evacuaran sus bases en Siria.[3]

El 6 de junio, el diario de Qatar en Londres Al-Quds Al-Arabi citó a un comandante del Frente Sur, una organización que coordina las facciones rebeldes en las zonas de Dar’a y Quneitra, diciendo que “las fuerzas iraníes y Hezbolá están todavía presentes en la gobernación de Dar’a y en el área rural al sudeste de Damasco y que tiene sedes en varias aldeas allí, mucho más prominentemente en Talul Fátima”. El comandante afirmó además que un oficial de operaciones del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) de Irán, Khalil Takhti Nejad, había sido asesinado en un intercambio de disparos entre las facciones rebeldes y las fuerzas iraníes cercanas a Deir Al-‘Adas, en la gobernación noroccidental de Dar’a.[4]

Informes indican que las fuerzas iraníes y chiitas no solo se han retirado del sur de Siria, sino que también han aumentado su presencia allí. Por ejemplo, el 22 de junio, el portal opositor sirio orient-news.net informó que unos 100 agentes de la milicia chiita Al-Quwa Al-Ja’fariyya, compuesta principalmente por combatientes del Líbano e Irak, habían llegado a las proximidades de Al-Sheikh Maskin, al sur de Dar’a, “junto a 5 tanques, vehículos blindados y armas medianas y pesadas”.[5]

Combatientes de la milicia chiita Al-Quwa Al-Ja’fariyya

El 13 de junio, el portal informó que Hezbolá y las milicias iraníes habían sido también desplegados cerca del Golán. Citando fuentes locales, este agregó que unos 300 miembros de la milicia palestina Liwaa Al-Quds, junto a unidades entrenadas de la milicia iraquí Liwa Abu Fadl Al-‘Abbas, se habían desplegado en edificios del gobierno en el área de Quneitra, incluyendo el edificio de la Autoridad Educativa en la ciudad de Ba’th.[6]

Fotografías de estas fuerzas y sus comandantes circularon en las redes sociales y en los medios de comunicación sirios. El 1 de julio, por ejemplo, la página Facebook “Guardias Republicanos – Liwa Abu Fadl” publicó imágenes del comandante de la milicia, Maher ‘Ajib Jazza, llegando a las cercanías de las ciudades de Tafas y Da’el, al norte de Dar’a.[7]

“La llegada de los héroes de la Guardia Republicana y de las fuerzas élite Liwa Abu Fadl Al-‘Abbas en [las ciudades de] Tafas y Da’el”

El 7 de julio, el portal opositor enabbaladi.net publicó otra foto que había circulado en las redes sociales, que mostraba a Jazza con un oficial ruso en una escuela Da’el que funciona como cuartel general de la milicia.[8]

El 26 de junio, la página Facebook de la milicia chiita iraquí Liwa Dhu Al-Fiqar anunció que sus miembros combatían junto a las fuerzas del régimen en el área de Dar’a, y agregó fotos de sus combatientes y soldados sirios en la ciudad de Buser Al-Harir al este de esta ciudad.[9]

“Combatientes del ejército árabe sirio y de la [milicia] resistencia islámica Liwa Dhu Al-Fiqar en el corazón de Buser Al-Harir”

Informes: Fuerzas iraníes y de Hezbolá y miembros de milicia chiita luchan ataviados en uniforme sirio para ocultar su presencia

Numerosos informes, tanto en portales opositores como leales sirios y en los medios de comunicación que apoyan a Hezbolá y al régimen de Assad, declararon que miembros de las milicias chiitas combaten en el sur de Siria como parte de las fuerzas del régimen, vistiendo uniformes del ejército sirio para ocultar su presencia allí. El comandante del Frente Sur citado por el diario de Qatar en Londres Al-Quds Al-Arabi declaró que las tropas iraníes y de Hezbolá que combaten en la gobernación de Dar’a “visten el uniforme y los emblemas de las fuerzas del gobierno sirio junto a enarbolar la bandera siria en su vehículos”. De manera similar, el jefe del buró político de la facción rebelde Jaysh Al-Yarmuk, Bashar Al-Zu’abi, le dijo a Al-Quds Al-Arabi el 18 de junio que las milicias no-iraníes ni afiliadas a Irán se habían retirado del sur de Siria. Lo que pareciera ser una retirada dijo, es simplemente una medida táctica de estas milicias, como parte de lo cual se retiran de sus bases en la frontera con Israel y luego vuelven con el uniforme del ejército sirio y reforzadas por las tropas del propio ejército sirio.[10]

El portal opositor orient-news.net también informó el 17 de junio, que combatientes de las milicias iraníes y de la milicia palestina Liwa Al-Quds habían reforzado su presencia en el sur de Siria, vistiendo uniformes del ejército sirio y montando vehículos pertenecientes a la Quinta y Séptima Divisiones del ejército sirio. Las fuentes le dijeron al portal que más de 500 combatientes de estas milicias fueron desplegados cerca de las aldeas de Al-Tayha, Shams y Himrit.[11]

El instituto de estudios Nors, en Turquía, que publica muchos informes sobre la situación militar en Siria, declaró en un informe del 14 de junio que “Irán ha comenzado a integrar sus milicias en las divisiones del ejército sirio”. El informe agrega: “Recientemente, monitoreamos la presencia de [la milicia chiita iraquí] Liwa Abu Al-Fadl Al-‘Abbas en Quneitra [y encontramos que sus miembros llevaban puestos] uniformes de las Fuerzas de Defensa Nacional] creadas por el régimen sirio para combatir contra los rebeldes]. Incluso antes de esto, sabíamos que las tropas del partido iraní libanés [es decir, Hezbolá], así como también los expertos iraníes, formaban parte de la 121ª División [siria], algunas de las cuales se ha trasladado del área rural de Damasco al área rural de Quneitra…”[12]

Tal como se mencionó, informes similares aparecieron en los medios de comunicación que apoyan o están afiliados al ejército del régimen sirio y de Hezbolá. Ibrahim Al-Amin, jefe de redacción del diario libanés pro-Hezbolá Al-Akhbar, escribió el 2 de julio que, como parte de los entendimientos entre el régimen de Assad, Hezbolá e Irán, los dos últimos habían acordado “evitar avergonzar al régimen frente a los rusos y a los rusos frente a otros mediante la integración de las fuerzas de Hezbolá que participan en los combates al sur de Siria en las fuerzas del ejército sirio”.[13]

Al contrario, el diario en la red Rai Al-Yawm, propiedad del periodista ‘Abd Al-Bari’ Atwan, negó que Hezbolá camuflara a sus combatientes como soldados sirios. El 28 de junio informó que Hezbolá participaba en las batallas al sur de Siria y que “en contraste con lo que se ha afirmado en los portales opositores [sirios], las tropas de la organización están combatiendo en uniformes del ejército sirio sin conocimiento de las sensibilidades de la región – Hezbolá está [realmente] combatiendo [allí] abiertamente, con sus unidades comunes”.[14]

*O. Peri es compañero investigador en MEMRI.


[1] Cabe señalar que Rusia confirma que la campaña al sur de Siria es debido a las constantes violaciones cometidas por “grupos de extremistas terroristas” contra las fuerzas del régimen sirio y que no ha incumplido los acuerdos de reducción en lo que respecta a las escaladas. Facebook.com/Russianmilitaryinsyaria, 27 de junio, 2018.

[2] Reuters.com, 30 de mayo, 2018.

[3] Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 9 de junio, 2018.

[4] Al-Quds Al-Arabi (Londres), 6 de junio, 2018.

[5] Orient-news.net, 22 de junio, 2018.

[6] Orient-news.net, 13 de junio, 2018.

[7] La página Facebook de la Guardia Republicana – Liwa Abu Fadl, 1 de julio, 2018.

[8] Enabbaladi.net, 4 de julio, 2018.

[9] Página Facebook de la milicia chiita iraquí Liwa Dhu Al-Fiqar, 26 de junio, 2018.

[10] Al-Quds Al-Arabi (Londres), 18 de junio, 2018.

[11] Orient-news.net, 17 de junio, 2018.

[12] Norsforstudies.org, 14 de junio, 2018.

[13] Al-Akhbar (Líbano), 2 de julio, 2018.

[14] Raialyoum.com, 28 de junio, 2018.