Al conmemorar el 22 aniversario de los atentados a dos autobuses en la carretera Jaffa, perpetrados en 1996 por Hamas,[1] el ala militar del movimiento, las Brigadas ‘Izz Al-Din Al-Qassam, publicaron un suplemento especial dedicado a estos ataques en su portal. Los atentados, apodados “La Santa Venganza” por Hamas, fueron llevados a cabo en represalia por el asesinato, el 5 de enero, 1996 del antiguo agente de Hamas Yahya ‘Ayyash, responsable de varios otros ataques suicidas. El suplemento especial en la red incluyó dos largos artículos sobre su planificación y ejecución, una revisión de cada uno, fotografías de sus secuelas y un video que documenta uno de los ataques.

Tras la publicación del suplemento, Mustafa Al-Sawwaf, columnista del diario vocero de Hamas, publicó un artículo en el que pedía renovar los ataques suicidas contra Israel.

Suplemento especial en el portal de ‘Izz Al-Din Al-Qassam: “El Comandante Hassan Salameh discute los ataques de ‘la Santa Venganza'”. (alqassam.net, 25 de febrero, 2018)

Suplemento especial en el portal de Al-Qassam: artículos en alabanza a los atentados perpetrados a autobuses en 1996

El suplemento especial en el portal de las Brigadas Al-Qassam incluye dos extensos artículos en los que Hassan Salameh, comandante de Al-Qassam que ideó los ataques y se encuentra en prisión en Israel, describe en detalle el cómo fueron estos planeados y ejecutados, incluyendo el reclutamiento del atacante suicida. Salameh elogia a los mártires y los ataques que estos perpetraron y especialmente su amor por el yihad y su disposición a sacrificar sus vidas. En el primer artículo, Salameh es citado diciendo: “Esta es una historia sobre el amor al sacrificio de los miembros de Al-Qassam que conocían el camino y se quedaron en este y que legaron a quienes vinieron después de ellos un yihad que aún continúa… Hoy día recordamos a los héroes de estas operaciones, los mártires que Alá eligió luego de obtener el honor de perpetrar estos ataques de gran envergadura”.[2]

En el segundo artículo, Salameh es citado diciendo: “La misión del buscador del martirio, miembro de las Brigadas Al-Qassam Majdi Abu Warda, era abordar el autobús número 18 [en Jerusalén] con un bolso periodista colgado a su espalda, cargado de explosivos… Luego acordamos que el objetivo del próximo [ataque] sería nuevamente el autobús número 18, en un desafío a las fuerzas de seguridad israelíes y con el objeto de ridiculizarlos, ya que no esperaban que nosotros eligiéramos atacar de nuevo el mismo objetivo… “Salameh agregó: “Hubo otro buscador de martirio que siempre hablaba del auto-sacrificio… El día antes de llevar a cabo su propio martirio ya había ayunado durante varios días… Lloró de alegría [cuando lo elegimos], esperando que su objetivo fuese uno grande… Estos fueron los héroes de esa operación a gran escala… Majdi Abu Warda, un joven que aún no ha cumplido los 18 años del campamento de [refugiados] Al-Fawwar en Hebrón, con una sonrisa inocente, amaba el yihad y las Brigadas Al-Qassam y se sentaba solo en el campamento [de refugiados] a la espera de encontrarse con uno de [sus miembros] que le pediría que actuara. Esa era su vida, ese era su sueño. Pensé que tomaría varios días y varias reuniones para reclutarlo [para la operación], pero su moral era muy alta y expresó total disposición. Le encantaba la operación y sus ojos brillaban como los ojos de alguien que ha encontrado lo que buscaba”.[3]

Uno de los autobuses luego del ataque (imagen: alqassam.net, 25 de febrero, 2018)

Columnista del diario vocero de Hamas: la ocupación sionista es criminal y a los criminales se les debe enfrentar con ataques suicidas

Tras la publicación del suplemento, Mustafa Al-Sawwaf, columnista del diario portavoz de Hamas Al-Risala, pidió renovar los ataques suicidas y se preguntó si la publicación del suplemento en el portal de las Brigadas ‘Izz Al-Din Al-Qassam es indicativo de que están a punto de ser renovados. Este escribió: “¿Estamos a punto de ver acciones similares a las llevadas a cabo por el comandante en prisión Hassan Salameh? Va dirigido el [suplemento] sobre los ataques de ‘La Santa Venganza’, publicado por las ‘Brigadas Izz Al-Din Al-Qassam, [a] otorgarle permiso a los héroes de Cisjordania para que comiencen a renovar tales ataques? ¿Es esta… la palabra código, tras la cual seremos testigos del primer ataque suicida, uno como aquellos que sacudieron a Israel y lo obligaron a reconsiderar seriamente su trato hacia los prisioneros y los miembros de la resistencia…?

“¿Significa la ejecución del mártir [Yassin] Al-Saradih [asesinado el 22 de febrero mientras atacaba a soldados de las FDI en Jericó] que los ataques suicidas destacarán los titulares del próximo período? Seremos testigos de ataques suicidas que redimirán la reputación a la calidad de los ataques que sacudieron a la entidad sionista y pueden hacer que los líderes de la ocupación, quienes piden la ejecución de palestinos en el terreno, lo piensen de nuevo?

“La ocupación sionista es criminal y los criminales deberían ser enfrentados con acciones firmes, es decir, con ataques suicidas contra cualquier cosa que sea sionista. Si alguien objeta que esta [es decir Israel] es una sociedad civil y las leyes internacionales prohíben los ataques suicidas contra civiles, nosotros deberíamos decir: ‘¿Dónde estaban las leyes internacionales cuando Mohammed Abu Khdeir fue secuestrado, torturado y asesinado? ¿O cuando la familia Dawabsha fue quemada viva? ¿Dónde estuvo la ley internacional cuando ‘Abd Al-Fattah Al-Sharif [el palestino fusilado por el soldado de las FDI Elor Azaria luego que este acuchillo a un soldado israelí] fue ejecutado en Hebrón? ¿Y dónde estaban las leyes cuando el mártir Al-Saradih fue ejecutado? ¿Es esta una sociedad civil, o una sociedad en la que todos están armados?…

“Aquellos que derraman lagrimas de cocodrilo sobre el tema de las leyes internacionales y el humanismo deberían castigar a la ocupación y obligarla a obedecer [las leyes internacionales] antes de advertirle a los palestinos de que solo les quedan sus almas que sacrificar por el bien de la patria ocupada… Los palestinos no deberían ser condenados por sus acciones, incluso si violan las leyes internacionales, lo cual es discriminatorio y equipara a la víctima con el asesino. Cuando las leyes internacionales son justas y cuando aquellos que las siguen son imparciales, solo entonces los palestinos estarán obligados a ello…”[4]


[1] Los dos atentados, el del 25 de febrero, 1996 y el del 3 de marzo, 1996, ocurrieron en la carretera Jaffa en Jerusalén y tuvo como objetivo el autobús número 18. Estos atentados le costaron la vida de 45 personas, la mayoría de ellos civiles.

[2] Alqassam.net, 25 de febrero, 2018.

[3] Alqassam.net, 26 de febrero, 2018.

[4] Alresalah.ps, 26 de febrero, 2018.