Los primeros meses del segundo mandato del Presidente egipcio Abdel Fattah El-Sisi han sido notables por la forma en que suprime a posibles oponentes y por prevenir cualquier tipo de crítica hacia él, incluso por parte de elementos que una vez le apoyaron, o de activistas sociales que hasta ahora se les permitió operar en relativa libertad.

Estas medidas represivas fueron a través de una creciente ola de arrestos, en los meses de abril y mayo, 2018 contra periodistas y activistas políticos por supuestos delitos como el publicar noticias falsas, ser miembros de una organización prohibida y tratar de minar la paz y la estabilidad pública. Junto a los arrestos surgió una nueva ley que restringe la libertad de expresión en la prensa, en los portales de noticias, en los blogs y en las redes sociales, supuestamente para luchar contra el rumorismo y la difusión de noticias falsas en el país. Además, varios medios de comunicación árabes publicaron informes sobre el arresto domiciliario de agentes de seguridad que habían sido despedidos el año anterior, un ex jefe de inteligencia, un ex-ministro de defensa y un ex-ministro del interior, en un aparente intento por parte de El-Sisi de depurar la institución más poderosa del país y evitar las posibles quejas de rivales en los círculos más cercanos a este.

Estas acciones fueron criticadas en las redes sociales y en artículos publicados en los medios de comunicación árabes, principalmente fuera de Egipto. Las críticas se centraron en decepción por las duras acciones represivas del régimen y advirtieron sobre las ramificaciones que pudieran tener para el gobierno de El-Sisi en el futuro.

Este informe dará un repaso a las recientes acciones represivas del régimen de El-Sisi y las reacciones a estas.

Los primeros meses del segundo periodo de El-Sisi: Suprimir cualquier señal de crítica

Desde su reelección, a fines de marzo, 2018 el régimen del Presidente egipcio El-Sisi ha seguido obstaculizando severamente a los oponentes y suprimiendo cualquier posible oposición a su gobierno y a sus políticas.[1] Estas medidas han incluido acoso y arrestos de periodistas y activistas de los derechos humanos y nuevas leyes que restringen la libertad de prensa y de expresión. De esta manera, a comienzos de abril, 2018 el diario egipcio Al-Masri Al-Yawm, considerado como el más cercano al régimen, fue multado y su editor en jefe Muhammad Al-Sid Salah, fue despedido y también investigado por publicar una noticia sobre el día de las elecciones que declaraba que el régimen había “movilizado” a los votantes ofreciéndoles incentivos financieros a las regiones con alta participación electoral.[2] Además, el régimen arrestó a varios periodistas, que se unieron a los cientos de otros en prisión, siendo el más prominente de ellos Adel Sabri, editor de portales de Masr Al-Arabiyya y el bloguero y periodista Muhammad Ibrahim, también conocido como Muhammad Oxigeno. El diario Al-Misriyyoun citó al experto en medios de comunicación Hashem Qassem diciendo: “El actual período es el peor para la prensa egipcia, nunca había experimentado un ataque en su contra como el que está sucediendo hoy día”.[3]

Durante el mes de mayo, 2018 varios activistas políticos y de derechos humanos fueron arrestados, uno tras otro. Algunos tales como Amal Fathy ‘Abd Al-Tawab,[4] eran miembros del Movimiento 6 de Abril, quien fue uno de los líderes de la Primavera Árabe en Egipto y cuyos líderes han sido perseguidos por el régimen desde el 2013 y algunos eran de otros marcos. Entre los arrestados se encontraba Shadi Al-Ghazali Harb, ex-alto funcionario del partido Al-Dustour, el 16 de mayo;[5] Haitham Mohamedeen, activista político quien se encuentra activo dentro del movimiento Socialista Revolucionario, el 19 de mayo;[6] Wael ‘Abbas, bloguero y activista político, el 23 de mayo;[7] y Hazem ‘Abd Al-‘Azim, un líder de la primera campaña presidencial de El-Sisi que más tarde se opuso a este, el 27 de mayo, 2018.[8]

Los pretextos que describe el régimen para estos arrestos fueron en su mayoría vagos; en gran parte publicaron noticias falsas con la intención de socavar la confianza pública en las instituciones del estado para fomentar de esta manera crisis e inestabilidad, o que eran miembros en alguna organización que opera al margen de la ley. Los medios de comunicación árabes anti-régimen egipcio afirmaron que estas acusaciones simplemente proporcionaban justificación legal para que el régimen “amordazara” a la oposición.[9] Informes en estos medios declararon que El-Sisi actuaba para eliminar a los opositores seculares liberales, ya que había eliminado previamente a la oposición islámica[10] y por ende establecer su estatus como gobernante indiscutible y evitar que cualquier levantamiento futuro le saque del poder.[11]

También se planteó la hipótesis de que algunos de los arrestos tenían como objetivo detener las ya anticipadas críticas a la política económica del régimen de El-Sisi, ante las medidas de austeridad impuestas a los ciudadanos, tales como recortes a los subsidios, aumento de los precios de los bienes y nuevos impuestos, según lo requiera el FMI con el objetivo de recibir préstamos del mismo.[12] Algunos de los detenidos mencionados anteriormente se encontraban en protestas públicas contra la decisión del gobierno del 10 de mayo de aumentar las tarifas del metro.[13]

El régimen reacciona a las críticas por sus medidas represivas: No tenemos presos políticos

La ola de arrestos provocó una intensa condena internacional. En una conversación telefónica con El-Sisi el 24 de mayo, un día después del arresto de Wael ‘Abbas, el Vicepresidente estadounidense Mike Pence expresó su preocupación por el arresto de activistas no violentos,[14] y el 30 de mayo la UE también condenó estos arrestos.[15] La cancillería de Egipto rechazó las críticas, afirmando que “ni un solo ciudadano egipcio ha sido arrestado o procesado por ser activista de los derechos humanos o por criticar al gobierno, [solo] por delitos que están penalizados por la ley”.[16] El diario pro-régimen Al-Yawm Al-Sabi‘ citó a los diputados egipcios que condenaron rotundamente la declaración de la UE, afirmando que respondía a mentiras difundidas por la Hermandad Musulmana (HM).[17]

La imagen publicada en Twitter presenta a prominentes opositores egipcios quienes actualmente han sido arrestados: Shadi Al-Ghazali Harb, Hazem ‘Abd Al-‘Azim, Muhammad Al-Qassas, Amal Fathy ‘Abd Al-Tawab, Wael ‘Abbas, Ahmad Al-Douma, ‘Abd Al-Mun’im Abu Al-Futouh, Sami ‘Anan, Hisham Genina, ‘Amru ‘Ali, Haitham Mohamedeen, ‘Alaa ‘Abd Al-Fattah and Shadi Abu Zeid (Twitter.com/Doaa33133, 6 de junio, 2018)

Tras una ola de arrestos, el régimen aprueba la legislación que restringe la libertad de expresión

En junio y julio, la ola de arrestos disminuyó, solo para ser reemplazada por una ola de leyes que restringían severamente la libertad de expresión, aparentemente dirigida a evitar futuras expresiones de disidencia. El régimen presentó las leyes con la intención de evitar la difusión de rumores dañinos en las redes sociales respecto a la situación interna en Egipto.[18] El 24 de julio el diario del gobierno Al-Ahram publicó un artículo investigativo afirmando que Egipto enfrentaba una campaña de guerra psicológica en la que “una quinta columna” diseminaba mentiras y rumores para “poner en duda el liderazgo político”. El articulo agregó que “esta campaña se ha intensificado desde el comienzo del segundo mandato de El-Sisi [y] su primer y último objetivo es detener la reforma del estado egipcio”. El artículo citaba a El-Sisi diciendo que el país se había visto obligado a lidiar con 21.000 rumores en menos de 3 meses.[19]

Caricatura en diario pro-régimen: la HM utiliza “rumores” en Facebook como munición contra el régimen (Al-Yawm Al-Sabi’, Egipto, 26 de julio, 2018)

El 5 de junio, 2018 el parlamento egipcio aprobó la “Ley de Delitos contra la Tecnología de la información e Informática”, que autoriza al estado a bloquear portales por publicar contenido considerado perjudicial para la economía o seguridad del país.[20] Tres semanas después, se informó que el portal Katib, siendo este parte de la Red Árabe para la Información sobre Derechos Humanos había sido bloqueado 9 horas después de su lanzamiento.[21]

El 17 de julio, el parlamento aprobó leyes que otorgaban tres organismos: el Consejo Supremo para la Administración de los Medios de Comunicación, la Autoridad Nacional de Prensa y la Autoridad Nacional de Medios de Comunicación (y especialmente el primero de los tres), amplios poderes para controlar y restringir a la prensa y las actividades de los medios de comunicación en Egipto, incluyendo cualquier cuenta personal de las redes sociales, blog o portal con más de 5000 seguidores. Según la ley, el Consejo Supremo para la Administración de Medios de Comunicación posee autorización para multar, cerrar o bloquear portales por violar las leyes de medios de comunicación, utilizar lenguaje violento o racista o difundir noticias falsas.[22]

A pesar que la mayoría de los periodistas activos en Egipto hoy siguen la línea oficial, las nuevas leyes de medios de comunicación fueron aprobadas solo después de someterse a varias enmiendas exigidas por los periodistas.[23] Además, incluso después de dictadas con la aprobación del jefe del Sindicato de Prensa ‘Abd Al-Muhsen Salama, la mitad de los miembros del Consejo Sindical de Prensa emitieron una declaración contra la ley. Su declaración enumeró los artículos problemáticos de la ley, incluyendo el artículo 12, según el cual las autoridades pueden exigir a los periodistas que soliciten permiso para participar en actividades profesionales tales como filmar en lugares públicos, entrevistar a ciudadanos, cubrir conferencias etc. El Artículo 29, según el cual las autoridades pueden arrestar a periodistas por incitar a la violencia o perjudicar el honor de ciertas personas en particular; y los artículos 4, 5 y 19, que autorizan el cierre de portales personales y de medios de comunicación.[24]

Para ver el despacho en su totalidad en inglés junto a las imágenes copie por favor el siguiente enlace en su ordenador: https://www.memri.org/reports/he-begins-his-second-term-egyptian-president-el-sisi-escalates-repression-critics

*Y. Graff es compañero investigador en MEMRI.


[1] En referencia al tema de la represión del régimen a los candidatos presidenciales potenciales antes de las elecciones, véase la serie de MEMRI Investigación y Análisis No. 1380 – Elecciones presidenciales en Egipto – Parte I: La brutal represión del régimen de El-Sisi a los potenciales candidatos presidenciales, 19 de marzo, 2018.

[2] Al-Masri Al-Yawm (Egipto), 29 de marzo, 2018.

[3] Al-Misriyyoun (Egipto), 11 de abril, 2018.

[4] Amal fue arrestada el 12 de mayo, 2018 por publicar un video en las redes sociales en el que criticaba duramente a las instituciones estatales. Fue liberada bajo fianza el 19 de junio. Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 12 de mayo, 2018; Al-Masri Al-Yawm (Egipto), 19 de junio, 2018.

[5] Al-Ahram (Egipto), 16 de mayo, 2018.

[6] Al-Tahrir (Egipto), 19 de mayo, 2018.

[7] Al-Ahram (Egipto), 24 de mayo, 2018; Al-Yawm Al-Sabi’ (Egipto), 28 de mayo, 2018.

[8] Rassd.com, 27 de mayo, 2018; Al-Shurouq (Egipto), 3 de junio, 2018.

[9] Al-Arabi Al-Jadid (Londres), 24 y 28 de mayo, 2018; Rassd.com, 27 de mayo, 2018.

[10] Véase, por ejemplo, Hassan Nafa’a, profesor de ciencias políticas en la Universidad del Cairo, Raialyoum.com, 30 de mayo, 2018.

[11] Véase, por ejemplo, abogado y opositor ‘Amro ‘Abd Al-Hadi, Arabi21.com, 27 de mayo, 2018.

[12] Al-Arabi Al-Jadid (Londres), 24 de mayo, 2018; Al-Quds Al-Arabi, 28 de mayo, 2018; Arabi21.com, 27 de mayo, 2018. Véase la serie de MEMRI Investigación y Análisis No. 1411 – El régimen del Presidente egipcio El-Sisi es criticado duramente ante la actual crisis económica de Egipto, los precios se incrementan, 9 de agosto, 2018.

[13] Al-Quds Al-Arabi (Londres), 12 de mayo, 2018. El independiente Al-Tahrir, fundado tras el derrocamiento del régimen de Mubarak en el 2011, informó, por ejemplo, que Haitham Mohamedeen fue arrestado por convocar protestas contra este aumento. Al-Tahrir (Egipto), 19 de mayo, 2018. Según informes, Hazem ‘Abd Al-‘Azim llamó a boicotear el sistema de transporte metro del Cairo. El abogado Samir Sabri, conocido por presentar denuncias contra los opositores, incluyendo a ‘Abd Al-Azim, afirmó que el llamado explícito de protesta y manifestación de este último crea inquietud y amenaza la estabilidad del país’. Al-Quds Al-Arabi (Londres), 28 de mayo, 2018.

[14] Reuters.com, 24 de mayo, 2018.

[15] Al-Quds Al-Arabi (Londres), 31 de mayo, 2018.

[16] Al-Ahram (Egipto), 31 de mayo, 2018.

[17] Al-Yawm Al-Sabi’ (Egipto), 31 de mayo, 2018.

[18] Véase, por ejemplo, un artículo del 17 de julio, 2018 de ‘Ali Hashem en el diario del gobierno Al-Gumhouriyya.

[19] Al-Ahram (Egipto), 24 de julio, 2018.

[20] Al-Yawm Al-Sabi’ (Egipto), 5 de junio, 2018.

[21] -Quds Al-Arabi (Londres), 26 de junio, 2018. El informe indica que en el último año fueron bloqueados 500 portales en Egipto.

[22] Al-Ahram (Egipto), 10 de junio, 2018, 17 de julio, 2018; rassd.com, 10 de junio, 2018; ara.reuters.com, 17 de julio, 2018.

[23] Al-Ahram (Egipto), 16 de julio, 2018.

[24] Al-Watan (Egipto), 15 de julio, 2018. Los miembros del consejo unificaron su objeción junto a los representantes de 8 organizaciones de derechos humanos que les apoyaron e igualmente pidieron reconsiderar las nuevas leyes mediáticas. Al-Watan (Egipto), 24 de julio, 2018.