Tras una decisión del Tribunal de Casación de Ammán el 20 de marzo, 2017 de rechazar una solicitud de extradición hecha por los Estados Unidos[1], la terrorista palestina-jordana Hamam Ahlam Al-Tamimi concedió una entrevista el 22 de marzo, 2017 al vocero de la Hermandad Musulmana jordana (HM) Al-Sabil. 

El 14 de marzo, 2017 el Departamento de Justicia de los Estados Unidos anunció que Ahlam Al-Tamimi estaba siendo acusada en los Estados Unidos de conspirar por la utilización de un arma de destrucción masiva contra ciudadanos estadounidenses fuera de los Estados Unidos, resultando en muerte y destrucción. La acusación tiene relación con su participación en el atentado suicida de agosto, 2001 en la pizzería Sbarro en Jerusalén, que puso fin a la vida de 15 personas, entre ellas dos estadounidenses. En relación con el atentado, Al-Tamimi fue condenada a 16 sentencias de cadena perpetua, pero fue liberada como parte del intercambio de prisioneros Israel-Hamas/Gilad Shalit del 2011. Desde entonces ha vivido en Jordania, cuya constitución prohíbe la extradición de ciudadanos nacionales jordanos. El mismo día, el FBI anunció que ella había sido incluida en su lista de terroristas más buscados.[2]

Unos días después de la solicitud de extradición del Departamento de Justicia estadounidense y el anuncio del FBI Al-Tamimi tuiteó: “Si Estados Unidos teme por sus ciudadanos, no debe enviarlos a Palestina”.[3]

El tuit de Al-Tamimi en respuesta a la solicitud de extradición estadounidense.

En la entrevista con Al-Sabil, Al Tamimi expresó su sorpresa ante la solicitud de extradición por parte de Estados Unidos, diciendo que no sabía que las víctimas del ataque incluían a dos estadounidenses. Ella afirmó que había lanzado una campaña legal, a la que se refirió como un “yihad” y aclaró que no estaba de acuerdo en ser arrestada nuevamente. Dijo: “Nuestra guerra con el enemigo sionista es una guerra ideológica desde los días del Profeta Mahoma hasta hoy” y pidió a los prisioneros palestinos y árabes en las cárceles israelíes que fueran fuertes, que perseveren y sigan en el camino del yihad. Ella agregó: “Mientras permanezcan en nuestra tierra, el yihad debe continuar”. Dirigiéndose a la mujer palestina y jordana, las instó a que sigan criando a la próxima generación, la cual dijo, liberara Palestina. Elogió el rechazo del tribunal jordano a la petición de extradición por parte de Estados Unidos y le agradeció a las autoridades jordanas, pero añadió que habrá intentos de asesinato contra ella y dijo que les consideraba responsables de su seguridad. 

Al-Tamimi en la entrevista con Al-Sabil

A continuación se incluyen extractos de su entrevista con Al-Sabil:

Pregunta: “¿Cómo recibió Ahlam Al-Tamimi la noticia sobre la demanda de las autoridades estadounidenses a su detención y su designación como una terrorista y peligrosa criminal?”

Al-Tamimi: “… Tras mi liberación como parte del trato de liberación de prisioneros, yo vivía normalmente con mi marido Nizar Al-Tamimi [liberado también en el intercambio de prisioneros]. Comenzamos una familia, completamos nuestros estudios y luego comenzamos a buscar trabajo… Llevamos una vida normal que nos fue negada cuando estábamos en las cárceles sionistas… Cuando los norteamericanos exigieron arrestarme, me sorprendí porque no sabía que las víctimas [del atentado en Sbarro] incluían a dos norteamericanos, sé que los sionistas venían a Israel de todas partes del mundo y no tenían otro lugar, pero no conocía las nacionalidades de las víctimas.

“Luego que la orden de arresto fue emitida por la corte estadounidense, recibimos noticias de Interpol de que yo había sido puesta en su lista de los más buscados y que me consideran una ‘terrorista’. Este anuncio fue distribuido en todos los aeropuertos del mundo, incluyendo el de Jordania, que recibió la orden de arresto como todos los demás países. Debido a mi presencia en Jordania, la oficina de Interpol jordana llevó a cabo la orden de citarme para ser interrogada. Me sometieron a un interrogatorio inicial y luego el informe del interrogatorio fue enviado a los Estados Unidos. Les dije que no sabía que entre las víctimas había dos ciudadanos estadounidenses y que yo me acababa de enterar. Todo el interrogatorio giro sobre el [tema de si] yo sabía que había estadounidenses presentes. El interrogatorio fue concluido en su totalidad, y el caso fue transferido a la corte jordana para ser presentado como parte de los procedimientos legales anteriores al juicio.

“Me sorprendió la decisión [estadounidense] de presentar una demanda [de extradición]. Nosotros liberamos a prisioneros que no se quejan, porque sabemos que el camino del yihad tiene muchos obstáculos y muchas recompensas, [pero también] muchas pruebas. Yo puse mi confianza en Alá, pero me conmocionó mucho y tuve mucha rabia, porque odio la injusticia y no estoy de acuerdo en ser arrestada nuevamente tras mi encarcelación en las prisiones del enemigo sionista. Yo entonces lancé mi yihad legal, lo cual es una forma diferente de yihad, tras el yihad en Palestina. Tengo derecho a mi defensa propia, porque siento que [se me hizo] una injusticia. Este es un procedimiento legal de yihad que yo debo ganar”.

Pregunta: “¿Esperaba usted ser extraditada al sistema legal estadounidense?”

Al-Tamimi: “No tuve conocimiento de la ley jordana ni de la naturaleza de los procedimientos y no se me extraditó”. En verdad, luego del asesinato de Muhammad Al-Zoari en Túnez,[4] Yo predije [la posibilidad] de que se intente un atentado [a mi persona también], en especial por el atentado a la vida de Khaled Mash’al en Jordania.[5] Yo todavía espero que haya un intento de poner fin [a mi vida] debido a los muchos mensajes de odio e incitación que yo recibo en Twitter de activistas en los Estados Unidos y de la entidad sionista. Por lo tanto debo esperar cualquier cosa”.

Pregunta: “Algunos la llaman una terrorista que asesinó a inocentes. ¿Cuál es su respuesta?”

Al-Tamimi: “Recibí mensajes de árabes y musulmanes diciendo que asesiné a inocentes y que debo cumplir mi condena en prisiones jordanas. Me sorprendió mucho el nivel que hemos alcanzado, pero la mayoría de los que respondieron] apoyó y expresó su solidaridad conmigo. No hay duda de que el pensamiento estadounidense ha influido en muchos y debemos reconocer algo importante, que la ocupación no es sólo de tierra, sino que también es una ocupación de la mente. La ocupación clandestina por la que sobresale el lado norteamericano, la entidad sionista también intenta ejercer una influencia ideológica, a través de organizaciones que creen en la normalización, los derechos del otro y la libertad de expresión y que se centran en las generaciones más jóvenes. Yo le rezo a Alá para que ayude a aquellos que me llaman terrorista a que se curen de este pensamiento enfermizo”.

Pregunta: “¿Qué tiene que decirle a los prisioneros?”

Al-Tamimi: “Existen 7500 prisioneros en las cárceles de la ocupación, incluyendo a prisioneros árabes y 277 prisioneros jordanos”. De las páginas de su diario yo les digo que aquellos que van por el camino del yihad deberían esperar ser arrestados o asesinados [por Israel]. Nuestra guerra contra los sionistas no será finalizada a través de arrestos o martirios y por lo tanto mientras [los sionistas] permanezcan en nuestro suelo, el yihad debe continuar…”

Pregunta: “¿Cuál es el mensaje de Ahlam Al-Tamimi a la madre palestina, al prisionero palestino y a la mujer jordana?”

Al-Tamimi: “Nuestra guerra con el enemigo sionista es una guerra ideológica, desde los días del Profeta Mahoma hasta nuestros días, por eso debemos establecer una generación con principios e ideas y como resultado de esto, tendremos éxito en liberar a Palestina y ganaremos. Les advertí que no se rindieran a ideas que están muy alejadas de nuestra religión y prácticas. Sabemos que lo que está sucediendo en Palestina lo hace difícil a todos (allí), sus hombres, sus combatientes yihadistas y sus prisioneros. Ellos deben saber que esto requiere aún más fuerza y ​​resistencia, debemos prestarle atención a la guerra ideológica a la que la juventud está expuesta a través de varias redes sociales…

“Mi consejo a todas las madres es: Crean en sus ideas y crean que sus hijos son parte de la generación que proveerá la próxima liberación [de Palestina]. Por lo tanto, [ustedes] deben poseer una visión educativa clara y creer en lo más profundo de que su trabajo en [criar a sus hijos] no es menos importante que cualquier operación yihadista en Palestina. Esto se debe a que una palabra o idea que ustedes planten en su hijo pudiera ser la causa de un cambio real en el futuro. Mientras más fuerte y más estable es su idea, más capaz serán en realizar logros y progresos. Jordania es una vena de Palestina, y una vez que sepan que desean ser mártires en la tierra de Al-Ribat [la zona fronteriza de la guerra entre musulmanes y no musulmanes], tendrán que luchar [para ganar] este martirio. Tienen que ver todas sus acciones, ya sea dentro o fuera del hogar, [como un acto] por Alá… Además, la mujer jordana debe tener una gran conciencia sobre el tema palestino y sobre la guerra contra el Islam”.

Pregunta: “¿Qué le diría a las autoridades jordanas?”

Al-Tamimi: “Más allá de la gratitud que expresé en la declaración publicada en los medios de comunicación en mi nombre y en el nombre de mi honorable familia, reitero mi confianza en el justo sistema legal jordano, que ha dicho la verdad. Sin embargo, mi mensaje es que la entidad sionista intenta lastimarme y las reacciones [en Israel reflejan] el descontento con la decisión jordana [de extraditarme a los Estados Unidos]… Yo responsabilizo por mi protección al gobierno [jordano], para que nada pueda ser hecho en esta tierra buena [es decir, Jordania] por la entidad sionista, porque el estado jordano posee soberanía y fronteras y cualquier daño hecho a mí persona es un daño hecho a la propia Jordania…”

[1] Al-Ghad (Jordania), 20 de marzo, 2017.

[2] Véase MEMRI Anuncio Especial No. 527, El Departamento de Justicia de Estados Unidos anuncia cargos contra terroristas de Hamas en relación al atentado del 2001 en Jerusalén – De los archivos de MEMRI TV: Entrevistas con Ahlam Tamimi – “Todos se felicitaban unos a otros… Todos estaban contentos y felices’; “Lo volvería a hacer hoy mismo, 15 de marzo, 2017. Para más información sobre el papel de Tamimi en otros atentados en Jerusalén, véase Despacho Especial de MEMRI No. 6837, De los archivos de MEMRI TV: Ahlam Tamimi, la terrorista recientemente designada más buscada por el FBI por su papel en los ataques terroristas de Hamas en Jerusalén a comienzos de los años 2000, 21 de marzo, 2017.

[3] Twitter.com/dreamsnnn, 19 de marzo, 2017. Para más información sobre Al-Tamimi en Twitter, véase MEMRI Despacho Especial No. 6831, Tuitea en la actualidad: La terrorista Ahlam Al-Tamimi acaba de ser agregada por el FBI a la lista de terroristas más buscados por su participación en el mortal atentado del 2001 en Jerusalén. Esta comparte fotos del atentado que ella facilitó se realizara y elogia a líderes y mártires de Hamas además de promover su programa de televisión, 16 de marzo, 2017.

[4] Muhammad Al-Zoari, ingeniero aeronáutico tunecino y experto en aviones no tripulados, murió el 15 de diciembre, 2016 cerca de su hogar en Sfax, Túnez. Hamas le atribuyó su asesinato a Israel. En el anuncio de su muerte en su portal, las Brigadas Izz Al-Din Al-Qassam de Hamas lo identificaron como el “supervisor del proyecto de los aviones no tripulados Qassam (Ababil) el cual había sido desvelado durante la guerra israelí contra Gaza en el 2014”. Al-Zoari también ha ayudado a Hezbolá según informes libaneses y a otros a desarrollar tecnología de aviones no tripulados (drones). Véase MEMRI Investigación y Análisis No. 1300, Una década en la utilización de aviones no tripulados (drones) por las organizaciones yihadistas – De los primeros experimentos por parte de Hezbolá, Hamas y Al-Qaeda a la crisis emergente en seguridad nacional por Occidente mientras el EIIS lanza los primeros drones de ataque, 21 de febrero, 2017.

[5] En septiembre de 1997, el Mossad intentó asesinar al presidente del buró político de Hamas Khaled Mash’al en Jordania. Mash’al fue envenenado, pero los agentes israelíes fueron detenidos, obligando a Israel a darle a Mash’al el antídoto.