En su columna semanal del 2 de agosto, 2017 en el diario saudita Al-Madina, Muhammad ‘Arif criticó a los países árabes por mantener lazos con Israel mientras negaban el hecho y les pidió conducirse honestamente sobre tales relaciones, porque esconderlas lleva a la vergüenza y al bochorno. Este condenó las débiles reacciones de estos países a las acciones de cierre de la Mezquita Al-Aqsa a los feligreses musulmanes (luego del ataque terrorista el 14 de julio, 2017 que resultó en el asesinato de dos policías israelíes) y su incapacidad de tomar medidas tangibles contra Israel. Este se burló de ellos por prohibir el film estadounidense Wonder Woman (Mujer Maravilla) porque la actriz principal es israelí, señalando que esto difícilmente impedirá que Israel “perjudique a Al-Aqsa” y añadió que mantener relaciones abiertas con Israel al menos le permitirá a estos países criticarlo abiertamente.

La crítica de ‘Arif parece ir dirigida principalmente hacia Qatar, como parte de la continua crisis en las relaciones sauditas-qataríes y las mutuas acusaciones en los medios de comunicación de los dos países.[1]

A continuación se presentan algunos extractos seleccionados traducidos de su artículo:[2]

“Recuerdo que hace muchos años, cuando apareció el Viagra por primera vez en el mercado y los hombres quedaron cautivados por este, uno de mis amigos me contó [una anécdota]: Él y algunos amigos visitaban un país vecino y vio la píldora azul, pero todos se sentían tímidos y avergonzados comprándolo delante de los demás, hasta que [finalmente] se dijeron unos a otros: ‘Adelante, compren algunas y no te avergüences de mí’. Pero a pesar de esto ninguno de ellos se atrevió a comprarlo frente a los demás. Luego de un rato, cuando se reunieron en alguna ocasión social, surgió que algunos de ellos habían comenzado a utilizar Viagra, pero aun así no lo admitían abiertamente.

 

“Recientemente recordé esta historia cuando se me hizo evidente de que algunos países árabes mantienen relaciones con Israel, pero lo niegan, [aunque] estos vínculos apenas pueden negarse dada la existencia de embajadas y visitas mutuas a plena vista. Aquellos que niegan estas relaciones a pesar de su existencia, son como alguien que toma Viagra en secreto y no quiere que nadie lo sepa porque teme le restará virilidad y desea seguir siendo macho ante la mirada de sus vecinos y amigos.

 

“Continuamos escuchando consignas vacías y condenas sin peso de [estos países] cada vez que ocurre algo en los territorios ocupados, tal como el ya evidente ataque reciente a la Mezquita Al-Aqsa, la contaminación de su santidad, el asesinato y expulsión de los feligreses y la colocación de detectores de metales en sus puertas y antes de eso el cierre total de la mezquita durante dos días, lo que no ocurrió en más de medio siglo. Cada vez que algo así sucede escuchamos condenas débiles, o vemos ridículas o incluso risibles medidas. [Por ejemplo], escuchamos en algunos canales por satélite que un país árabe [Qatar] prohibió una nueva y famosa película estadounidense llamada Wonder Woman (Mujer Maravilla) de sus cines porque una de las actrices en esta es israelí. [Esto es] una bofetada real al rostro de Israel! Indudablemente hará que Israel deje de tomar medidas represivas y deje de dañar y perjudicar los lugares santos al Islam, primero y ante todo la Mezquita Al-Aqsa. Por Alá, cuán grave es el daño causado al estado sionista al prohibir esta película norteamericana protagonizada por una actriz israelí! ¿No devalúan estas decisiones inútiles ningún significado a la virilidad masculina…?”

“Cuando [estos países árabes] de hecho condenan a Israel, lo hacen débilmente, porque mantienen relaciones con este, [aunque] no desean que nadie se entere de ellas… Si estos países hubiesen declarado estas relaciones abiertamente, hubiesen sido infinitamente mejores, [porque para ese entonces] estos hubiesen podido al menos dirigirse al enemigo y dirigir críticas y condenas a este, aunque no de una manera [muy] seria. Sin embargo, ya que ocultan estas relaciones, ninguno de ellos se atreve a amenazar a [Israel], ni siquiera por fines domésticos, con la separación o suspensión de estas relaciones”.

[1] En referencia a la crisis entre Qatar y Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto, véase MEMRI Investigación y Análisis Nº 1315, Estupor en el Golfo tras supuestas declaraciones por parte del Emir de Qatar condenando a los estados del Golfo y alabando a Irán, Hezbolá y Hamas, 25 de mayo, 2017; Despacho Especial No. 6996, La crisis del Golfo reflejada en caricaturas editoriales, 6 de julio, 2017; Despacho Especial No. 7007, Crítica en el Golfo y en la prensa egipcia: La administración Trump es pro-Qatar, 13 de julio, 2017; Despacho Especial No. 6987, Antiguo columnista saudita expresa postura inusual: El boicot debería ir dirigido a funcionarios de Qatar y no a nuestros hermanos el pueblo de Qatar, 3 de julio, 2017.

[2] Al-Madina (Arabia Saudita) 2 de agosto, 2017.