Por: Alberto M. Fernández

“Sesiones de arrepentimiento” del EIIS Sinaí con egipcios sufís secuestrados

Los grupos terroristas responden a una gran presión de diferentes maneras. Algunos abandonan la lucha violenta y recurren a la política; otros redoblan la violencia. Algunos intentan añadir una apariencia de matiz o diversidad a una continua lucha violenta. En el Medio Oriente, dos de los grupos engendrados por Al-Qaeda están tratando de contrastar enfoques – mientras que ambos siguen siendo brutales salafistas-yihadistas.

La filial siria de Al-Qaeda sigue intentando reinventarse a sí misma, adoptando un enfoque amplio junto a grupos similares con el objetivo de ampliar su atractivo. Este enfoque ha llegado incluso a provocar una reacción negativa de algunos de los prominentes guardianes de la ortodoxia del yihadismo.[1] Al-Qaeda en el Sahel Africano, aunque no ha podido llegar tan lejos como en Siria, recientemente intentó dar la apariencia de poseer una mayor diversidad, ya que busca dirigirse más al sur hacia África Occidental.[2]

Pero si Al-Qaeda se viene enconchando desde hace un tiempo y se le nota desdibujado, el Estado Islámico (EIIS) continúa irrumpiendo. Mientras que el EIIS dentro de su núcleo central en Irak y Siria tiene como preocupación principal el campo de batalla a medida que lucha por su supervivencia, el EIIS Sinaí utilizó recientemente un video para subrayar otra parte de la apelación del EIIS, una ligada a su pureza, autenticidad y celo en la aplicación escrupulosa de su versión de la ley islámica (de hecho, el video se le denomina “La Luz del Sharia”).

Tal como sucede con la mayoría de los videos propagandísticos de este tipo por el EIIS, este abre con la condena general a los gobernantes y líderes egipcios, escenas de corrupción, laicismo, males sociales antes de pasar a las imágenes del trabajo del EIIS en el ámbito regional y procede a una descripción específica de la realidad local. Este concluye con el clímax de las rituales matanzas brutales.

El video de 29 minutos de duración, publicado el 28 de marzo, 2017 trata mayormente de documentar el trabajo de su “policía moral”, mientras de manera agresiva y abierta hace cumplir la ley islámica en partes del Sinaí controladas por el grupo. Esto tiene como base la admonición coránica de “ordenar el bien y prohibir lo que está mal”[3]] La policía en el área de “rendición de cuentas” del EIIS (Al-Hisba) es su versión aún más severa del Comité Saudita para la Promoción de la Virtud y Prevención del Vicio que tiene la tarea de implementar los estándares morales salafistas. Este trabajo se contrasta con la supuesta realidad de los funcionarios egipcios, tanto laicos como religiosos, que presuntamente “permiten el vicio y prohíben la virtud”.

El video muestra gráficamente el alcance de la policía moral del EIIS en el Sinaí, incluyendo el arrancar de raíz las plantas de tabaco, la destrucción de narcóticos, la voladura de santuarios sufís, la destrucción de tumbas con picos y palas, la destrucción de televisores y antenas parabólicas con mazos y el secuestro de musulmanes sufí haciendo que se “arrepientan” y finalizan decapitando a “hechiceros” que practican la adivinación.

Al igual que con muchas de estas presentaciones, el EIIS nos presenta un guía joven. “Abu Miqdad Al-Masri” es el portavoz de la policía Al-Hisba que comenta sobre las imágenes que vemos. Al-Masri explica que la máxima prioridad de su buró es eliminar el shirk (politeísmo o, adscribir socios a Alá) en el Sinaí destruyendo las “prácticas paganas”. La práctica principal que queda en un Sinaí donde no permanece ningún cristiano es el sufismo. Este luego continúa hacia una manifestación aún peor de shirk, la brujería y adivinación. Además de proveer condena coránica a la brujería, el narrador observa el mandamiento del segundo de los Califas Justos Umar Ibn Al-Khattab de “asesinen a todo hechicero y adivino”.

Suleiman Abu Haraz, decapitado por el EIIS por practicar la hechicería

El video termina de manera dramática con el juicio y rápida ejecución de dos individuos de edad condenados por practicar la adivinación (Al-kahana). La sentencia de muerte del juez islámico es anunciada sobre Suleiman Nusbah Hamdan Abu Haraz e Ihtifal Braik Al-Mansur por el delito de ilm Al-ghayb (“conocimiento de lo desconocido”) y Al-kahana. Un SUV negro entra rápidamente y descarga a sus dos prisioneros vestidos de naranja, quienes son rápidamente decapitados. La cámara se aferra amorosamente a la acción espasmódica de una de las cabezas cortadas.

Ihtifal Braik Al-Mansur, decapitado por el EIIS por practicar la hechicería

El EIIS está tratando aquí de enviar varios mensajes al mismo tiempo. Primero y también importante, es crear visualmente una realidad percibida del gobierno actual. Este es un grupo que aparentemente ejerce poder sobre el territorio, imponiendo plenamente su voluntad a una población y haciéndolo tal como lo hacen los gobiernos “verdaderos”, con policías, jueces, soldados y leyes. Este es el punto más importante, de que el video trata sobre gobernabilidad y de cómo desafía a la autoridad del estado egipcio. Cuando la cámara muestra a la policía arrancando de raíz las plantas de tabaco, también se ve a chicos pequeños uniéndose alegremente al juego de arrancar de raíz esta planta nociva.

En segundo lugar, el EIIS está enseñando. Le enseña a una audiencia más amplia de habla árabe, basándose exclusivamente en capítulos y versos del Corán, Hadiths y la historia islámica. Lejos de “difamar al Islam”, el EIIS (y muchos de sus rivales yihadistas) están promoviendo agresivamente una lectura islámica salafista de la religión y de acción justa. El video está impregnado en una justificación exclusivamente religiosa para todas las acciones mostradas. Mientras los sufíes son secuestrados y adoctrinados, uno también ve escenas de su arrepentimiento y su recibimiento al redil.

 

En tercer lugar, no sólo el EIIS le enseña a otros, sino que modela sinceridad envolviéndose a sí mismo en este manto religioso salafista y en la celosa puesta en práctica de esta cosmovisión. Estos no son los únicos que asesinaron brujas para demostrar su devoción. Cientos de años atrás, esto ocurrió en el Occidente cristiano. Todavía ocurre a veces con turbas en partes del mundo en desarrollo[4] y hoy ambos Arabia Saudita y Al-Qaeda también han ejecutado regularmente a personas por practicar la magia y lo han hecho porque hace brillar sus credenciales islámicas.[5] Para el EIIS y Al-Qaeda, estos son eventos públicos muy concurridos que ocurrieron en Egipto, Siria, Yemen y Libia.[6]

Todas las acciones representadas en este video, desde la destrucción de televisores a las decapitaciones, buscan subrayar la personalidad pública de una organización que es pura, auténtica y celosa y que responde a un imperativo religioso.[7] Es una representación total de la virtud, el EIIS modelando lo que cree es el Islam en su mejor y más auténtica forma. Si el Corán y el Califa Umar llaman a asesinar hechiceros, bien, aquí estamos haciendo precisamente eso a fin de lograr un estado donde el monoteísmo sea realmente exaltado y el error exterminado.

Es fácil descartar las acciones del EIIS como las que se representan en este video (después de todo, incluso Arabia Saudita permite el uso de televisores y el fumar tabaco) como marginales y extremos. Existe en Occidente toda una industria casera que busca representar al EIIS como “no islámico”. Pero el Estado Islámico se ha dado la molestia de presentar sus acciones con agudísimos detalles porque cree que existe una audiencia real de musulmanes que lo verá atractivo y que junto a esta propaganda puede hacer que la audiencia crezca. Videos como este, después de todo, no significan en principio que son aptos para el público occidental, sino para los del Medio Oriente.

Este video en particular también ilustra gráficamente tres frentes de la continua batalla contra el yihadismo-salafista. El EIIS se muestra en control y por lo tanto debe ser desarraigado militarmente. Este busca adoctrinar a otros y por lo tanto debe ser desafiado ideológicamente precisamente bajo las mismas premisas sobre las cuales este se basa. Si se autoriza a sí mismo hablando de “prescribir el bien y prohibir lo incorrecto”, luchando contra el shirk y diciendo que el sufismo es shirk, entonces esos son conceptos que deben ser combatidos por alguien. Y dado que utiliza los medios de comunicación para presentarse a sí mismo como un gobierno sumamente justo, la acción es una lucha dinámica que ocurre en la red y en los medios de comunicación.

Gran parte del actual debate tiene como centro la dimensión militar; una cantidad considerable es dedicada a la lucha en la red y al tema del adoctrinamiento, o el de la ideología, a menudo se les da muy poca absolución. Y la lucha ideológica es bastante más compleja que el cliché de que los “musulmanes ignorantes necesitan incorporarse a la modernidad”. Nos olvidamos, bajo nuestro propio riesgo, que los gobiernos de los musulmanes sunitas árabes en la región no son sólo nuestros aliados. Sus poblaciones son los campos de batalla donde se combate la lucha ideológica y se ha combatido incluso antes de que apareciera en escena.

*Alberto M. Fernández es Vicepresidente de MEMRI.

[1] “Yihad diluido: Tahrir Al-Sham y las preocupaciones de Abu Muhammad Al-Maqdisi, jihadica.com, 29 de marzo, 2017.

[2] “Análisis: la fusión de grupos pertenecientes a Al Qaeda amenaza la seguridad en África Occidental”, longwarjournal.org, 18 de marzo, 2017.

[3] “Fatuas de Ibn Baz”, Reino de Arabia Saudita, alifta.net, sin fecha.

[4] “Chicos abusados, asesinados como brujos en Nigeria”, CNN.com, 28 de agosto, 2010.

[5] “La guerra de Arabia Saudita contra la brujería”, theatlantic.com, 19 de agosto, 2013.

[6] Informe del PSATY en MEMRI, AQPA ejecuta a tres individuos acusados de brujería en Gail Bawazir, 17 de marzo, 2016.

[7] “La Política de la Magia Musulmana”, meforum.org, Primavera 2013.