El 14 de marzo, 2017 el diario en Londres Al-Sharq Al-Awsat publicó un informe en el que indicaba la ubicación de bases militares de varias fuerzas extranjeras en Siria, entre ellas las fuerzas estadounidenses, rusas y turcas. Según el informe, las ubicaciones de las bases reflejan la zona de influencia de cada país y de que Siria se está convirtiendo poco a poco en una federación de estados étnicos que puede desmoronarse en cualquier momento[1].

Lo siguiente son extractos del informe:

Fuente: infopls.com

“En el tiempo perdido entre las conferencias de Ginebra y Astana, las superpotencias decidieron ampliar sus zonas de influencia en Siria estableciendo numerosas bases militares que según los expertos, efectivamente allanan el camino hacia una solución política basada en una federación y la división [de Siria]. Hasta ahora Moscú y Washington fueron los principales actores de este teatro junto a Irán, pero recientemente Ankara decidió establecer muchas bases militares propias en la región conocida como el Escudo del Éufrates[2], a fin de asegurarse a sí misma un lugar en primera fila en la mesa internacional de negociaciones…

“Rusia es el único país que ha anunciado más de una vez que posee dos bases en Siria: una base aérea en Khmeimim en Latakia y una base naval en Tartus, siendo esta su única base en el Mediterráneo y tiene previsto que sea su base naval mayor… Según diversas fuentes, Moscú amplió recientemente su presencia en Damasco, en la zona rural al este de Homs y en el área rural [cerca] de Alepo y [también] existen cuarteles generales rusos en las áreas kurdas del norte de Siria que forman parte de la zona de influencia estadounidense.

 

“Washington se mantiene silente a la ubicación de [sus fuerzas] en Siria [que numeran] más de 900 tropas. La semana pasada anunció que enviaba 400 marines a Siria con el fin de apoyar a las fuerzas locales en la batalla por Al-Raqqa, la fortaleza de la organización del EIIS, según informes, las tropas estadounidenses que llegaron comenzaron a establecer una base militar desde la cual se harían ataques de artillería a 32 km de las posiciones del EIIS. Los Estados Unidos han establecido sus bases militares en el norte de Siria, mayormente en el área controlada por sus aliados, las Unidades Protectoras del Pueblo Kurdo.[3] Las más destacadas de estas bases son la Base Rmeilan en la punta nororiental, cerca de la frontera iraquí y una base establecida en la ciudad de ‘Ain Al-Arab (Kobane). Según fuentes kurdas, los estadounidenses poseen otras bases en Siria, una de ellas en Hassakah.

“La única base británica en Siria se encuentra cerca de Al-Tanf en la frontera de Siria con Jordania e Irak. En la región desértica de Al-Hamad, al sureste del distrito Homs, a 240 km de Palmira.

“Irán posee dos bases militares [en Siria], una en el Aeropuerto Internacional de Damasco, siendo esta la sede del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRII) [en Siria] y otra en la región de Azzan cercana a Alepo.

“Las nuevas bases militares en Siria son aparentemente las turcas, que todavía están en construcción. Estas están ubicadas en la región controlada por Turquía, lo cual se encuentran en un [cinturón] de 30 kilómetros de longitud que se extiende desde Jarabulus hasta ‘Azaz, y cuyos límites sureños] se extienden desde Al-Bab hasta las fronteras municipales de Manbij. Existe un fuerte velo secreto sobre estas bases y por lo tanto existen informes contradictorios sobre estos. Fuentes kurdas subrayaron a Al-Sharq Al-Awsat de que hay más de una base [turca] en los alrededores de las ciudades de Al-Ra’i y Akhtarin. El director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos Rami ‘Abd Al-Rahman, dice que existe una base en Al-Ra’i, otra en Jarabulus y una tercera en la montaña Jeque ‘Aqil al oeste de Al-Bab. Este dice que Siria se ha convertido en un país bajo patrocinio internacional, considerando especialmente de que todos los condados mencionados anteriormente aspiran a expandir sus bases militares allí, ‘haciendo la partición de Siria una realidad tangible’. En febrero, el régimen sirio apeló a la ONU en dos oportunidades [para protestar] el establecimiento de una base militar en Siria… al norte de la ciudad de Tel Rifat. [La base] incluye depósitos de armas, cuarteles para oficiales y posiciones de las fuerzas Escudo Éufrates. Según fuentes anónimas de la oposición siria, Ankara ha construido una base militar en Al-Bab, [así que] pareciera ser que Turquía tiene más de una base para consolidar su influencia en la región norte.

 

“De acuerdo con el Dr. ‘Abd Al-Rahman Al-Hajj, un experto en grupos extremistas, Siria puede decirse que está dividida en tres zonas de influencia: la estadounidenses, rusa y la turca. La región estadounidense se encuentra al este del Éufrates y se extiende hasta Deir Al-Zor y la frontera iraquí. Por medio de esta [zona de influencia] los Estados Unidos busca socavar la influencia de Irán [en Siria] e interrumpir las líneas de suministro de Hezbolá desde Beirut… esto allana el camino a un estado federalizado basado en consideraciones étnicas de división y en una guerra civil, un estado federalizado que puede desmoronarse en cualquier momento.

“Respecto a los iraníes, Al-Hajj dice: ‘Los iraníes quieren quedarse con todo el estado. A través del régimen [sirio] ellos controlan la vida cotidiana [en el país], centrándose en las zonas estratégicas de conexión a Siria, Líbano e Irak. Por lo tanto [en el caso de los iraníes] podemos hablar de centros de influencia, en lugar de zonas de influencia”.

[1] En relación a la posibilidad de una partición de Siria, véase MEMRI Investigación y Análisis No. 887, Bandos pro y anti-Assad comparten inquietudes sobre posible desintegración de Siria en entidades separadas sectarias y étnicas, 29 de septiembre, 2016.

[2] Una región al norte de Siria donde Turquía, junto a las facciones de oposición sirias aliadas a esta, están llevando a cabo la Operación Escudo Éufrates contra el EIIS y las milicias kurdas. La región se extiende desde la ciudad de Jarabulus en la frontera entre Siria y Turquía hasta Manbij, Al-Bab y el norte de Alepo. Como parte de la operación Turquía tiene como objetivo ampliar su intervención al noreste de Siria y en el bastión del EIIS en Al-Raqqa.

[3] Las Unidades Protectoras del Pueblo es la filial militar de la Unión Democrática Kurda (PYD), un partido establecido por activistas kurdos al norte de Siria y encabezado por Saleh Muslim. Según Turquía, el partido es una filial siria del PKK turco.

Compartir
Artículo anteriorSelecciones de videos del editor de los archivos de MEMRI TV: Islamistas británicos que apoyan el yihad
Artículo siguiente‘Un León no Come Carroña’: Mensaje del EIIS al asesino del club nocturno en Año Nuevo en Estambul

El Instituto de Investigación de Medios de Información del Medio Oriente (MEMRI) explora el Medio Oriente a través de los medios informativos de la región. MEMRI establece un puente entre el vacío idiomático existente entre Occidente y el Medio Oriente, proporcionando traducciones oportunas de los medios árabes, hebreos y farsi, así como un análisis genuino de las tendencias políticas, ideológicas, intelectuales, sociales, culturales y religiosas del Medio Oriente.

Fundado en Febrero de 1998 para informar sobre el debate de la política estadounidense en el Medio Oriente, MEMRI es una organización 501 (c)3, independiente, no partidista, sin fines de lucro. MEMRI mantiene oficinas en Berlín, Londres y Jerusalén y traduce su material al inglés, alemán, italiano, francés, hebreo, español, turco y ruso.