Introducción

El ataque con gas sarín el 4 de abril a Khan Sheikhoun, un día después de que la administración estadounidense cambiara su postura respecto al Presidente sirio Al-Assad, declarando que su remoción del poder ya no era alta prioridad, planteó preguntas sobre el motivo fundamental del ataque. De hecho, la afirmación inicial rusa de que el ataque había sido prefabricado por los opositores al régimen sirio se basó en que iba claramente dirigido contra intereses sirios.

Si bien ahora es ampliamente aceptado que el régimen sirio llevó a cabo el ataque, la causa fundamental sigue siendo un enigma, dando lugar a teorías de conspiración.

Portal iraní especializado en informes de guerra sirios provee la explicación: Prevenir la descomposición de la línea frontal sirio/iraní

El 7 de abril, 2017 WarReports, un grupo de investigación iraní dedicado a monitorear y cubrir el papel de Irán en la guerra en Siria e Irak[1], publicó un informe en su página Facebook, explicando el por qué el régimen sirio había llevado a cabo el ataque con gas sarín.[2] Este afirmó que el ataque había sido “en apoyo de las fuerzas terrestres afiliadas a los iraníes, Hezbolá y el ejército sirio, todos los cuales se encontraban estacionados a varios kilómetros detrás de la línea del frente”. Según el informe, en las últimas tres semanas hubo 21 víctimas entre las fuerzas del CGRI y la milicia chiita afgana Fatimiyun ubicada en Hama.[3] El informe incluyó un mapa de la región, mostrando el retiro hacia el sur de las fuerzas respaldadas por Irán de la región de Khan Sheikhoun, un retiro que amenazó con hacer una ruptura total del frente. El ataque, por lo tanto, tenía la intención de frenar el empuje rebelde en Khan Sheikhoun, previniendo así esta ruptura.

El informe afirmó además que el atacar a la población civil en las áreas controladas por los rebeldes era una táctica conocida del régimen sirio, que intenciones de aplastar el espíritu combatiente de las fuerzas y detener sus operaciones. Este fue el caso en el ataque a Ghouta, Damasco, en agosto del 2013 y en el ataque con bombas tipo racimo en octubre, 2015 a la población civil de Alepo oriental.

Cabe señalar que en un reciente informe de inteligencia de la Casa Blanca, funcionarios justificaron la misma razón por el ataque del régimen sirio, sin proveer más detalles: “Estos estaban siendo derrotados en una zona particularmente importante, eso es lo que causó [el ataque]”[4].

Leyenda del mapa:

Áreas rojas: territorio retenido por las fuerzas del régimen sirio/iraní

Zonas verdes: territorio ocupado por los rebeldes armados Jabhat Fath Al-Sham (antes JNS)

Círculo rojo: Khan Sheikhoun

Flechas rojas: distancia desde Khan Sheikhoun a las fuerzas respaldadas por Irán

Línea punteada negra: frente de oposición anterior a las operaciones del 21 de marzo y retirada de las fuerzas iraníes

Línea punteada roja: línea de oposición actual tras el retiro de las fuerzas iraníes

[1] https://warreports.org/about-us/; Twitter: @warreports. Facebook: Persian.war.news.

[2] https://www.facebook.com/persian.war.news/posts/1905690939688134.

[3] El portal proporcionó un enlace a la imagen de uno de los miembros del CGRI quien fue asesinado allí. Https://goo.gl/iunWwn

[4] http://www.washingtontimes.com/news/2017/apr/11/white-house-offers-more-proof-syrian-gas-attack-ci/.

Compartir
Artículo anteriorReacciones al ataque terrorista de San Petersburgo
Artículo siguienteJóvenes musulmanes jordanos lanzan iniciativa para custodiar iglesias el Domingo de Pascuas
El Instituto de Investigación de Medios de Información del Medio Oriente (MEMRI) explora el Medio Oriente a través de los medios informativos de la región. MEMRI establece un puente entre el vacío idiomático existente entre Occidente y el Medio Oriente, proporcionando traducciones oportunas de los medios árabes, hebreos y farsi, así como un análisis genuino de las tendencias políticas, ideológicas, intelectuales, sociales, culturales y religiosas del Medio Oriente. Fundado en Febrero de 1998 para informar sobre el debate de la política estadounidense en el Medio Oriente, MEMRI es una organización 501 (c)3, independiente, no partidista, sin fines de lucro. MEMRI mantiene oficinas en Berlín, Londres y Jerusalén y traduce su material al inglés, alemán, italiano, francés, hebreo, español, turco y ruso.