Por: Yigal Carmon*

El 7 de marzo, 2017, los jefes del Estado Mayor de los ejércitos de Estados Unidos, Rusia y Turquía se reunieron en Antalya, Turquía con el propósito discutir los problemas de seguridad en Siria e Irak. Destaca en su ausencia a la reunión alguna representación iraní. Según un informe del ministerio de defensa ruso, el Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia General Valery Gerasimov, el Jefe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Turquía General Hulusi Akar y el Presidente del Estado Mayor Conjunto de los Estados Unidos General Joseph Dunford de las fuerzas armadas se encontraban en la reunión de Antalya.[1]

Fuente: Ministerio de Defensa de Rusia

Este informe da un vistazo a la evidencia del reciente acercamiento de Rusia con los Estados Unidos y Turquía a expensas de Irán y las implicaciones para Irán y los Estados Unidos.

Portal iraní cercano a la cancillería: “El papel de Irán en la arena de los desarrollos sirios está siendo eliminado”

Luego de la reunión en Antalya el 11 de marzo, 2017, el portal diplomático de Irán, cercano a los círculos de la cancillería iraní, escribió que Irán se encuentra en estado de shock. El informe dice:

“Un proverbio ruso relata: ‘Si no estás sentado en la mesa, estás (siendo devorado) en la mesa’. Irán no se encontraba en la mesa en Antalya…

“Los jefes del estado mayor de Turquía, Estados Unidos y Rusia sostuvieron conversaciones conjuntas en Antalya sobre el tema sirio y el silencio de Irán refuerza el rumor de que poco a poco el papel de Irán en la arena de los acontecimientos sirios está siendo eliminado o está siendo al menos restringido… Rusia entró con fuerza en la arena siria y desempeñó un papel estratégico en la caída de Alepo y los Estados Unidos estuvieron de acuerdo con estas acciones. Esto marca una reducción del papel de Irán en los acontecimientos en Siria. El representante estadounidense en la ONU habló sobre la necesidad de que Irán salga de Siria, mientras que este [Estados Unidos] apoya a Turquía, que amenaza con entrar audazmente en [Siria]…

“En lo que respecta a Estados Unidos, Irán es el enemigo No. 1…

“Ankara le ha enviado a Irán un mensaje sobre el papel de Turquía en los desarrollos sirios en lugar del papel de Irán… Washington y Moscú son los actores principales en estas conversaciones… En cuanto a Moscú y Washington, [el interés turco] Es considerado el interés regional más importante… Esta es la conmoción [de Irán] que mencionamos [anteriormente] y dijimos que debería prepararse para ello… [Esta conmoción] es inminente, y debemos trabajar para limitar sus resultados y sus dimensiones”.[2]

Davoud Hermidas-Bavand, ex funcionario del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRII), también escribió en un artículo publicado el 4 de marzo, 2017 en el portal reformista Shargh, de que “Rusia ya utilizó a Irán en el pasado como herramienta” para alcanzar sus objetivos y que “toda Rusia está preocupada por el éxito en Siria y prefiere lograr esta victoria junto con Estados Unidos”. Este añadió: “Cuando se alcance la decisión final [sobre Siria], el rol de Rusia, Estados Unidos y Turquía se harán más claros e Irán efectivamente será marginado…”[3]

Cabe señalar que cuatro días antes de la reunión de Antalya, el 3 de marzo, el portavoz presidencial ruso Dmitry Peskov se quejó por la ausencia de coordinación con los Estados Unidos sobre el tema Siria.[4] Cuatro días después de la reunión, el 11 de marzo, el General Dunford y el portavoz del Estado Mayor Conjunto Capitán Greg Hicks, expuso varios elementos de la cooperación entre Estados Unidos y Rusia acordados en las conversaciones (véase el Apéndice más abajo).

La Postura Rusa

Durante los últimos meses, Rusia ha estado enviando el mensaje, en editoriales de primer pagina de prominentes redactores y otros en los medios de comunicación rusos, de que su enfoque hacia Irán está orientado a través de intereses. Por ejemplo, en diciembre, 2016 Andrey Kortunov, director del grupo pensante Consejo de Asuntos Internacionales de Rusia (CAIR), escribió que las actuales relaciones Rusia-Irán no pueden ser llamadas una asociación estratégica y que un enemigo común único [los Estados Unidos] podría convertirse fácilmente en un aliado futuro.[5]

En febrero, 2017 el portal de noticias ruso Pravda.ru reiteró este mensaje junto a un análisis de Dmitri Nersevov, quien dijo que Irán se está convirtiendo en un problema importante, primero y ante todo para los intereses de Rusia.[6]

Maxim Yusin escribió el 14 de febrero, 2017 en su columna del diario ruso Kommersant que Moscú considera a Irán un socio “caprichoso” e “impredecible” y que esto “abre una cierta ventana de oportunidades a la diplomacia de Donald Trump”.[7]

Un artículo el 14 de febrero, 2017 en el medio de comunicación ruso Vzglyad declaró: “Se espera que Teherán compense a Moscú por los costos que incurrirá en proveer cobertura geopolítica a Irán”.[8]

El 9 de febrero, 2017 Fyodor Lukyanov, redactor jefe de Rusia en los Asuntos Globales, presidente del Presídium del Consejo de Política Exterior y de Defensa y director de investigación del Club de Discusión Valdai International escribió en la prensa rusa Gazeta.ru que “el acercamiento y la interacción con Irán, China e India no son intrínsecamente valiosos para Rusia, sino una herramienta… para influir sobre Occidente”.[9]

Se debe hacer hincapié en que estas declaraciones sobre Irán no se hicieron como un gesto amistoso hacia los Estados Unidos. Estos reflejan la postura rusa que considera a Irán como moneda en juego, a cambio de las expectativas rusas de que los Estados Unidos satisfaga sus necesidades – el levantamiento de las sanciones señaladas tras la anexión de Crimea por parte de Rusia y su participación militar en Ucrania.

La situación en el terreno

Los artículos antes mencionados no contrastan con la situación sobre el terreno; Estos corresponden con ello. Desde hace varios meses, se han producido importantes conflictos de intereses entre Rusia e Irán, los cuales son expresados sobre el terreno de diferentes maneras.

Rusia está interesada en un arreglo en Siria y se ve a sí mismo como el elemento decisivo en cuanto a su futuro[10], mientras que Irán se ve a sí mismo en este rol ambos de acuerdo con la ideología expansionista del régimen de la revolución islámica[11] y ante las pérdidas masivas que ha sufrido en Siria en los últimos años.

Los informes sobre enfrentamientos en el terreno entre Rusia e Irán fueron publicados por fuentes opositoras sirias. Según informes, muchos enfrentamientos se centraron en imponer varios ceses al fuego en coordinación con Turquía en varios lugares de Siria, tales como Alepo, Homs y las afueras de Damasco.[12]

Informes también indican que Irán se disgustó debido a retrasos en la aplicación de los acuerdos que este había firmado con Siria, probablemente como resultado a las reservas rusas.[13] Estos informes también coinciden con el análisis de la mencionada fuente de alto rango iraní, quien dijo que Irán ha sido abandonada por Rusia.

Los preparativos iraníes ante el empeoramiento de la crisis con Rusia

A pesar de la cooperación iraní-rusa en los últimos años en varios campos, Irán cree actualmente que Rusia lo está abandonando en favor de otros intereses vitales, tales como alcanzar acuerdos con Estados Unidos a fin de promover el levantamiento de las sanciones y con Turquía como su principal socio regional.

La alta coordinación entre Estados Unidos y Rusia (aparentemente con el propósito de derrotar al EIIS) se está llevando a cabo en un momento en que la administración Trump, conocida por su postura anti-iraní, está organizando a los países del Golfo y a otros países árabes en lo que los medios de comunicación árabes se refieren como a una “OTAN árabe” en contra de Irán.

Estos acontecimientos crean un sentimiento de acoso y amenaza existencial en Teherán ante el formular un amplio frente estadounidense-ruso-árabe (e israelí) en contra del régimen revolucionario.

A pesar del hecho que los medios de comunicación iraníes sólo abordan raramente la crisis con Rusia, tal como en el informe de la diplomacia iraní antes citada, el régimen iraní ha mantenido intensos debates para formular una estrategia en confrontar la situación actual.

Según el portal reformista Amadnews, la estrategia se basa en dos elementos centrales: el primer elemento es tratar de vincular a Rusia con Irán con una alianza estratégica, como parte de la cual Rusia recibirá amplios beneficios por parte de Irán en forma de una compensación financiera por las sanciones occidentales contra este por un total de 50 billones de dólares y privilegios militares estratégicos tales como bases militares y puertos en el Golfo Pérsico en la frontera sur de Irán. Este último aspecto tiene una importancia estratégica frente a los Estados Unidos y es históricamente significativo para los intereses imperialistas rusos.

El segundo elemento es operar a los países satélites de Irán tales como Hezbolá y las facciones palestinas a fin de desencadenar una guerra contra Israel, que mantendría ocupado al gobierno de Trump y eliminaría la presión que está ejerciendo sobre Irán.[14]

Conclusión

La postura rusa evidentemente, ve a Irán como una carta bajo la manga frente a Estados Unidos, como un ofrecimiento abierto a la administración Trump cuya implementación depende de la respuesta estadounidense. Los rusos necesitan que las sanciones sean levantadas, pero el alcance de los retornos estadounidenses está obviamente sujeto a las conversaciones políticas entre las administraciones de Trump y Putin y depende en gran medida de las posturas de fuerza de ambas partes.

Para ver el Apéndice del despacho en inglés junto a las imágenes copie por favor el siguiente enlace en su ordenador:

  1. Carmon es Presidente de MEMRI; A. Savyon es Director del Proyecto Mediático Iraní en MEMRI.

 

[1] Ria.ru/defense_safety, 7 de marzo, 2017.

[2] Diplomacia de Irán (Irán), 11 de marzo, 2017.

[3] Sharghdaily.ir/News, 4 de marzo, 2017.

[4] Tass.com, 3 de marzo, 2017.

[5] Véase MEMRI Despacho Especial No. 6742, Director general de grupo pensante financiado por el gobierno ruso: Las actuales relaciones entre Rusia e Irán no pueden ser llamadas una alianza estratégica, un enemigo eterno pudiera convertirse fácilmente en un aliado futuro, 16 de enero, 2017.

[6] Véase MEMRI Despacho especial No. 6779, La pro-Kremlin Pravda.ru: “Irán se está convirtiendo en un problema importante, primero y principal para los intereses de Rusia”, 12 de febrero, 2017.

[7] Véase MEMRI Despacho Especial No. 6808, Columnista del diario ruso ‘Kommersant’: ‘Moscú [entiende] que en Irán este tiene un socio realmente caprichoso e impredecible. Que abre una cierta ventana de oportunidades para la diplomacia de Donald Trump’ 1 de marzo, 2017.

[8] Véase MEMRI Despacho Especial No. 6813, Medios de Comunicación rusos “Vzglyad”: “Se espera que Teherán compense a Moscú por los costos que acarreará el proveer cobertura geopolítica a Irán”, 3 de marzo, 2017.

[9] Véase MEMRI Despacho Especial No. 6821, Famoso intelectual ruso Lukianov: “El acercamiento e interacción con Irán, China e India no son intrínsecamente valiosos para Rusia, sino una herramienta… para influir sobre Occidente”, 9 de marzo, 2017.

[10] Según un informe publicado en el diario saudita en Londres Al-Sharq Al-Awsat, además de las dos bases rusas en Khmeimim y Latakia, Rusia ha ampliado recientemente su presencia en Siria desde Damasco hasta el este de Rif Homs y Rif Alepo, a fin de aumentar su influencia conduciendo a una posible solución federal a la crisis, lo que pudiera implicar una división de Siria. Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 14 de marzo, 2017.

[11] Véase la serie de MEMRI Investigación y Análisis No. 1286, La visión regional del régimen islámico iraní y su implementación militar y política Parte I – La Doctrina Ideológica: Exportar la Revolución; Irán como ‘Umm Al-Qura’, 7 de diciembre, 2016.

[12] Varios opositores sirios informaron que Irán y sus milicias satélites trabajan para frustrar los cese al fuego que Rusia está intentando promover en diversas áreas de combate y también de que Rusia está realizando esfuerzos para expulsar a estas milicias de esas áreas como parte de sus entendimientos con Turquía. De esta forma, por ejemplo, informes indicaron que Rusia e Irán no estaban de acuerdo con el alto el fuego formulado entre Rusia y Turquía al este de Alepo en diciembre, con la ausencia de Irán. Según un informe, Irán y el régimen sirio impusieron condiciones adicionales al acuerdo en un intento por frustrarlo. Véase Al-Watan (Arabia Saudita), 15 de diciembre, 2016; y el segmento de video de MEMRI TV #5866 – Principal negociador de las facciones de la oposición en Alepo revela desacuerdos entre Rusia e Irán contra evacuación de Alepo, 31 de diciembre, 2016 al 4 de enero, 2017. También se informó que como parte de la lucha de poderes entre Rusia e Irán, aviones rusos bombardearon al grupo Hezbolá y las posiciones de las fuerzas iraníes en el área de Alepo. Orient-news.net, 14 de diciembre, 2016; Eldorar.com, 30 de noviembre, 2016. Un informe adicional indicó un desacuerdo sobre el alto el fuego en Wadi Barada cercano a Damasco, el cual es asediado por Hezbolá. Al-Watan (Arabia Saudita), 30 de enero, 2017. Los informes también indican que como parte del alto el fuego en Alepo Oriental, el cual fue alcanzado en coordinación con Turquía, Rusia desplegó una policía Chechenia sunita con el propósito de expulsar a las milicias chiitas. Almodon.com, 31 de diciembre, 2016; ‘Okaz (Arabia Saudita), 4 de enero, 2017. También existen informes de que Rusia está tratando de expulsar a las fuerzas iraníes y las de Hezbolá de otras áreas donde se están estableciendo los cese al fuego, tales como el enclave de oposición en el barrio Al-Waer en Homs y las afueras de Damasco. Al-Hayat (Londres), 13 de marzo, 2017; Alarabiya.net, 26 de febrero, 2017; All4syria.info, 28 de febrero, 2017. Afirmaciones a las tensiones ruso-iraníes aparecieron en un artículo en el diario sirio Al-Watan cercano al régimen. El escritor ‘Abd Al-Mun’im’ Issa describió el desacuerdo como “un importante terremoto sin precedentes”, agregando que las relaciones entre Rusia e Irán han cambiado debido a que Rusia se está acercando a Turquía. Al-Watan (Siria), 7 de febrero, 2017. Cabe mencionar que estos informes no fueron negados; Sin embargo, funcionarios rusos, de Irán y Siria destacan la cooperación entre ellos en varias ocasiones y justifican la presencia de Irán y de Hezbolá en Siria, argumentando que fueron invitados por el régimen.

[13] El diario saudita en Londres Al-Hayat informó que Rusia había expresado reservas respecto a varios acuerdos firmados recientemente por Damasco con Irán en relación a la minería de fosfatos y el establecimiento de un portador celular iraní en Siria, lo que llevó al régimen sirio a retrasar su implementación. En respuesta, Irán suspendió el suministro de productos petroleros hacia Damasco. Al-Hayat (Londres), 9 de marzo, 2017.

[14] Véase MEMRI Despacho Especial No. 6811, Irán se prepara militar y políticamente frente a la administración Trump: Alianza estratégica con Rusia, arrastrar a Israel a una guerra con Hezbolá y los palestinos, 3 de marzo, 2017.